Mariano Rajoy

Mariano

Lo de «yo no he sido» podría referirse a muchas cosas, porque aquí nadie se responsabiliza de nada. Ni de la crisis económica, ni de haber vendido nuestra reserva de oro en el peor momento, ni de haber dejado a nuestros soldados en zona de guerra con un equipamiento totalmente inadecuado, ni de llevarles a una guerra engañados, ni de haber dejado a nuestros pesqueros desprotegidos y a merced de los piratas, ni de la perdida de pruebas del 11-M,  y tampoco podía faltar el  caso sobre el cual Mariano Rajoy dice lo siguiente:

Yo no he sido,  son gente que se ha querido aprovechar del , pero el PP no ha sido, la policía y los jueces nos tienen manía, Rubalcaba está detrás de todo esto, … yo no he sido.

Naturalmente señor Rajoy, fueron otros, pero usted se ha hartado de poner la mano en el fuego por sus compañeros, y también se ha hartado de ignorar las denuncias dentro de su propio partido que le avisaban de la podredumbre interna.

Considero que es un rival mediocre pero Rajoy es un blando y no ha ganado un solo debate. En el cuerpo a cuerpo las ha perdido todas una detrás de otra. Se ha mostrado tan blando que Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz-Gallardón se pelearon su puesto en sus mismas narices.

De tanto miedo que tenía a volar se montó en un helicóptero y este se vino abajo. Por suerte no hubo sangre (aunque Rajoy dudo que tenga mucha en las venas).

No me gusta escribir sobre porque me vuelvo muy malo, lo reconozco, estoy un pelín tostadito y me vuelvo poco objetivo (culpar al miedo de Rajoy de hacer caer al helicóptero reconozco que es un golpe bajo. ¡Perdón Mariano!).

Fuera de bromas, en el caso Gürtel veo un claro efecto de falta de autoridad y de falta de liderazgo. La primera cosa que debe tener clara un líder, es cuando debe imponer su autoridad y quitarse de en medio a los parásitos.

Tendría que haber sacado desde hace tiempo algunas tarjetas amarillas y otras cuantas tarjetas rojas, y ahora tendría el control de la situación. En lugar de eso continua esperando a la que el problema se resuelva solo. (Más o menos la  misma técnica que usa Zapatero con la crisis económica. ¡No hacer nada!).

Da igual lo fácil que Zapatero (con su desastrosa gestión de la crisis) se lo ponga a Rajoy,   Zapatero puede mandarnos a la ruina y el señor Rajoy volverá a perder las elecciones porque jamás ha sabido rematar un faena, ni dar un golpe de autoridad, ni con sus rivales ni con nadie.

Creo que el PP no conseguirá la confianza de la gente, porque el PP no confía en la gente. Por eso siempre intenta ocultar sus errores y jamás los reconoce.

El señor Rajoy parece poseído por la candidez y la blandura de la niña de Rajoy. Es como un osito de peluche que tiene una cuerdecita en la espalda. Le tiras de la cuerdecita y el osito dice… «Yo no he sido, yo no he sido».  Parece que no puedo evitar burlarme de Rajoy, pero el respeto hay que ganarselo o por lo menos ser capaz de conservarlo.

Lo siento por el PP y por el , porque mientras estén Zapatero y Rajoy donde están, las cosas no van a ir nada bien. Sé que hay gente obsesionada con el voto útil, pero no es mi caso, Zapatero por unos motivos y Rajoy por otros, están convirtiendo nuestra democracia en un espectáculo un pelín menos esperpéntico que el de los italianos. (Esto último lo digo para que se consuele el que quiera pensando que aquí no tenemos a Berlusconi).

La garganta profunda del caso Gürtel rompe su silencio.