Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Una historia de éxito en la autoedición de libros electrónicos..

Para todos los que estamos indagando cual puede ser la mejor fórmula de autoeditarse, resulta muy reveladora una historia de éxito como esta:

Quiero que mis libros dejen de imprimirse!

El propio Konrath nos cuenta el resultado que está obteniendo en un post en su blog en el que descubre que en estos momentos ha logrado superar la barrera de los 100.000 libros electrónicos vendidos y está ganando, agárrense, más de 10.000 dólares al mes sólo con sus seis obras más exitosas, cada una de las cuales está proporcionándole 1.700 dólares cada treinta días.

Estoy convencido de que no es la única fórmula que puede funcionar, pero es importante comprobar si la fórmula que uno desea probar tiene alguna limitación o no.

Después de haberme mostrado bastante receloso con el libro electrónico, una noticia como esta resulta alentadora.

El libro electrónico, una incertidumbre para los autores.

Veo claro el éxito del libro electrónico, pero afirmar que eso va a ser bueno para los escritores que apuesten por esa fórmula de publicación, me parece una conclusión precipitada y arriesgada. De los escarmentados nacerán los avisados.

Continuo pensando lo mismo, porque aún es pronto para decantarse, pero mi nivel de paranoia inicial ha descendido algunos puntos. Estaría dispuesto a probar con alguna obrita menor.

Me parece absolutamente clave que el autoeditor se lleve un alto porcentaje, y en el caso de ofrecer libro electrónico, su precio ha de ser muy asequible. Yo al menos saco esas dos conclusiones de este artículo aunque se pueden sacar muchas más. Tengo algunas inseguridades a la hora de apostar decididamente por el libro electrónico autoeditado, pero no se puede perder de vista esta opción porque tienen muchas posibilidades de convertirse en una tendencia importante.

En realidad hay muchas formas de cometer errores en la porque es un campo demasiado nuevo. La prudencia no está de más.

Sigo pensando que precipitarse en publicar de una determinada forma es algo que no merece la pena hacer con una obra que uno considere importante. Creo que es importante experimentar en primer lugar con obritas cortas. En caso de dudas es mejor guardar en el cajón lo que uno escribe.

Para mí la frase ¡Quiero que mis libros dejen de imprimirse! indica una pérdida de control por parte del autor sobre la forma en que se comercializa su obra. Un escritor autoeditor debería tener tanto control sobre ello como lo tendría un editor tradicional, y creo que algunas de las fórmulas que se usan implican una pérdida de control que no debería permitirse.

Yo admito haber cometido un montón de errores en mi primera obra de mi novela Éxodo (634 páginas). Algunos de esos errores pueden repararse en una segunda edición, pero otros no. Si tuviera que empezar de cero publicaría en primer lugar volúmenes breves. Creo que es fundamental para un escritor autoeditor que pretende darse a conocer, hacerlo ofreciendo obras livianas en primer lugar. Unas 70 páginas permite que  alguien se arriesgue a empezar a leer algo de un autor desconocido.

Anterior

Berners-Lee: Que quiten internet es como enviarte a prisión

Siguiente

La máquina aristocrática global.

4 Comentarios

  1. no se si a alguien le pasa como a mi, en realidad me atrae todo lo electronico, pero en el caso de los libros me gusta relajarme con libros comunes de hojas de papel, no se por que 🙂

  2. admin

    Podríamos decir lo mismo de los libros de tapa dura que son más caros.

    A mi no me importaría pasar muchos libros a formato electrónico y descargar el peso de mis estanterías, pero otros libros por los que siento un cariño especial. disfruto también con su tacto.

  3. Nacho Vegas

    Mi mujer dejó un libro a medias por su peso y su dolorida espalda. Ahora le he buscado en Internet y ha reanudado su lectura desde el iPad. Los ebook tienen sus propias ventajas.

    Creo que a medio plazo ganará el ebook al libro, de igual manera que el libro ganó al pergamino hace siglos.

  4. admin

    Hola Nacho.

    El libro electrónico ofrece bastantes comodidades y los criterios funcionales y prácticos suelen imponerse a los emotivos y nostálgicos. Lo que para una persona mayor puede resultar entrañable puede no serlo para un joven. Son años de condicionamiento, pero el libro en papel irá poco a poco cediendo protagonismo al electrónico. Para los editores y los autores las reglas de juego serán necesariamente muy distintas. Creo que en ese sentido estamos en un momento de falta de definición. Las tecnologías nuevas suelen provocar bandazos en los estándares, en los usos y en las costumbres.

    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén