No a la improvisada reforma constitucional.

No a la improvisada reforma constitucional.

Por otoño caliente, no me refiero a la violencia, sino a las manifestaciones, y a la indignación, porque esta crece…

  • A cada insulto.
  • A cada represión por la fuerza.
  • A cada manipulación informativa.
  • A cada nueva acción equivocada del gobierno.
  • A cada nueva injusticia.
  • A cada capitulación del gobierno ante las exigencias de los mercados.
  • A cada intento de manipular el sistema electoral.
  • A cada agresión a la democracia real, que no es otra que aquella donde los ciudadanos somos escuchados.

Nunca como ahora tuvieron los gobiernos unas posibilidades mayores para conocer lo que demandan sus ciudadanos, pero claramente eso les incomoda. Se han instalado en la sordera que caracteriza a las aristocracias y a las dictaduras.

El vídeo que refiero a continuación explica claramente la situación actual de desconexión entre la privilegiada casta política y los ciudadanos. Explica porque la indignación continua creciendo: La violencia engendra más violencia ¿no?

PP y PSOE hace tiempo que olvidaron que son meros representantes del pueblo, y ven en las urnas un mero requisito para determinar cual de ellos dos subirá al poder.

Se han convertido en invotables porque pese a las diferentes banderitas ideológicas que enarbolan de forma crispada y agresiva, lo cierto es que coinciden en las decisiones más totalitarias, y retrógradas.

¿Dos partidos infames pueden modificar nuestra constitución menoscabando nuestra soberanía?

PP y PSOE También se pusieron de acuerdo para hacer posible La Ley Sinde, una ley liberticida clamorosamente contraria al sentir popular.

Ambos se pusieron de acuerdo para aniquilar la independencia del poder judicial, y para anular la efectividad de la fiscalía anticorrupción.

Ambos están enfocados en un neoliberalismo que ha conducido al aumento del diferencial de riqueza entre pobres y ricos. Primero lo hicieron provocando un aumento en los beneficios de los más ricos, y ahora con la crisis lo hacen provocando la ruina de toda la clase media trabajadora a expensas del apoyo a los mercados y a las entidades financieras culpables de esta crisis.

Ahora sabedores de la fuga de votos a los partidos pequeños cambian la ley electoral. Los partidos sin representación en el Parlamento tendrán que reunir firmas para poder presentarse a las elecciones generales del 20-N. Hacen los requisitos opacos y la junta electoral no decidirá hasta el 8 de septiembre los requisitos para recoger las firmas que necesitan para presentarse el 20-N.

Conclusiones:
Todo esto determina en mi opinión, una declaración de intenciones del bipartito PP PSOE que parece dar a entender que ellos son el poder, y nosotros unos simples mendrugos, y unos zoquetes ignorantes con pretensiones de decirles lo que tienen que hacer.

Los ciudadanos explicamos las cosas con pancartas porque han demostrado su sordera, y ellos explican sus puntos de vista a porrazo limpio, y con ayuda de algún medio de comunicación faltón. ¿Eso es democracia?

Se respira indignación.

Me temo que, las ofertas de los deliciosos, e indigestos bollitos preelectorales, del PP y del PSOE, caerán en un horno, que esta vez convertirá las edulcoradas promesas en carboncillos humeantes.

El en las urnas #nolesvotes.