Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Etiqueta: panspermia Página 2 de 3

La isovalina levógira encontrada en asteroides es un nuevo indicio a favor de la panspermia.

Nuevos hallazgos en asteroides pueden alterar la teoría del origen de la vida en la Tierra
Investigadores de la NASA han descubierto moléculas fundamentales en diferentes rocas cósmicas, lo que refuerza la teoría de que la vida en la Tierra llegó del espacio.

La idea de que los asteroides pudieron traer la vida a la Tierra, conocida como Panspermia y ampliamente debatida durante años por la comunidad científica, cobra más fuerza. Una nueva investigación realizada por los investigadores del Goddard Space Flight Center de la NASA apunta que una amplia gama de asteroides, más de los que se creía, son capaces de crear los aminoácidos fundamentales que sustentan la vida en la Tierra. El estudio aparece publicado online en la revista Meteoritics and Planetary Science.

[…]

La vida en la Tierra utiliza exclusivamente el «tipo zurdo», una elección que los investigadores estudian, ya que se desconoce el motivo de esta preferencia y por qué se ha rechazado el «diestro».

Los investigadores del centro Goddard en Greenbelt, Maryland, descubrieron un exceso de la forma zurda del aminoácido isovalina en muestras de meteoritos que provenían de asteroides ricos en carbono. Los expertos creen que este tipo de vida pudo tener su inicio en el espacio, donde las condiciones parecen ser favorables. Los impactos de los meteoritos podrían haber traído a la Tierra este material. De esta forma, el sesgo hacia este tipo de moléculas se ha perpetuado, ya que fue incorporado a las forma de vida emergentes.

Los aminoácido posibles precursores de vida:
Precisamente en uno de mis artículos comenté que la glicina encontrada en un cometa no era un aminoácido que aclaraba gran cosa debido a que su simetría molecular hace que no tenga actividad óptica. No hay dos formas de glicina pero en otros aminoácidos sí, y el hecho de haber encontrado isovalina con predominancia zurda indica que puede existir una relación entre la presencia de estos aminoácidos y el origen de la vida en La Tierra. La lástima es que la isovalina (a diferencia de la valina) no es un aminoácido presente en las proteínas y por ello aún puede ofrecer algunas dudas como indicador del origen panspérmico de la vida en La Tierra.

Los aminoácidos proteicos, canónicos o naturales son aquellos que están codificados en el genoma; para la mayoría de los seres vivos son 20: alanina, arginina, asparagina, aspartato, cisteína, fenilalanina, glicina, glutamato, glutamina, histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, prolina, serina, tirosina, treonina, triptófano y valina.

Sin embargo, hay unas pocas excepciones: en algunos seres vivos el código genético tiene pequeñas modificaciones y puede codificar otros aminoácidos. Por ejemplo: selenocisteína y pirrolisina.

Estos son los 20 aminoácidos que nuestro material genético es capaz de codificar, pero las modificaciones postraducción de estos 20 aminoácidos, pueden conducir a la formación de 100 o más derivados de los aminoácidos.

No se puede descartar que aminoácidos como la isovalina, que hoy no son parte de la base de la vida, no tuvieran un papel importante en los momentos iniciales de los orígenes de la misma porque no sabemos cómo ocurrió.

La panspermia podría tener relación con la actividad levógira de los aminoácidos proteicos:

Los asteroides acuosos pueden explicar por qué la vida es «zurda»

De acuerdo con un nuevo estudio, las rocas saturadas de agua y lanzadas a través del Sistema Solar le dieron a la vida sobre la Tierra una adicción a las proteínas levógiras. La investigación sugiere que el agua de los asteroides amplificó las moléculas de aminoácidos levógiros, haciéndolos dominar sobre sus opuestos dextrógiros

Varias hipótesis continúan siendo posibles:
Una cosa es hablar de los aminoácidos como ladrillos de la vida y otra hablar de la primera semilla de vida en La Tierra. Desconocemos cuáles fueron las primeras moléculas orgánicas que tuvieron una capacidad de automultiplicarse ni de cual fue la primera protocélula que dio origen a las formas de vida actuales en nuestro planeta, o si esta llegó desde el exterior sobreviviendo a la entrada en la atmósfera.

Partiendo de una sola semillita, en apenas unos pocos cientos de millones de años (apenas nada comparado con los 5.100 millones de años de La Tierra), se puede llegar a terraformar un planeta como el nuestro.

Para los creacionistas habría que explicar que el problema no es que el comienzo de la vida resulte inexplicable, sino que caben varias explicaciones diferentes y se desconoce cuál de ellas fue la que ocurrió. Es muy importante no confundir inexplicable con inexplicado.

Si la panspermia se convirtiera en la hipótesesis más probable del origen de la vida en nuestro planeta, habría que buscar este origen en una nueva escala de tiempos ya que el universo tiene 13.700 millones de años, y habría que admitir una alta probabilidad de existencia de vida extraterrestre.

El conocimiento científico ha ido destrozando las concepciones más antropocéntricas del universo, y la confirmación de panspermia iría en ese mismo sentido.

Tampoco hay nada que permita aventurar que La Tierra no fuera sembrada por alguna civilización extraterrestre, pero ni siquiera algo así resulta descartable. Carecemos de la perspectiva necesaria en los conocimientos que implican escalas de tiempo muy grandes, y nuestras ideas preconcebidas pueden estar muy equivocadas, los planteamientos de la ciencia han de ser prudentes, pero los de la ciencia-ficción no tienen por qué ser excesivamente prudentes. El origen de la vida está aún sin resolver.

En este Blog venimos tratando sobre la panspermia, demostrando que hay cada vez más evidencias en ese sentido:

Bacterias de la Tierra sobreviven 553 días en el exterior de la ISS.

Lluvia de estrellas.

Lluvia de estrellas.

Concretamente fragmentos de rocas de acantilados de un pueblecito de Gran Bretaña han sido expuestos al espacio exterior de la Estación Espacial Internacional (ISS) sobreviviendo año y medio a esas durísimas condiciones. Véase  Bacterias de la Tierra sobreviven 553 días en el exterior de la ISS.

Imaginemos que un planeta cualquiera con vida como La Tierra, explotara por colisión violenta con un colosal asteroide (Mejor dicho, digamos un lejano planeta con vida). Pongamos que eso lograra matar al 99,999 % de todas las bacterias de ese planeta, fragmentado al mismo en … de millones de porciones.

¿Cuantas de todas ellas podrían terminar en un planeta con condiciones similares a ese planeta en un periodo de … de millones de año vagando por el espacio?

Lamento tanto abuso de los puntos suspensivos, pero desde un punto de vista probabilístico no da igual 2 que 200 y por desgracia no somos siquiera capaces de estimar los órdenes de magnitud que afectan a esta cuestión que denominamos teoría de la panspermia en relación con el origen de la vida en nuestro planeta.

Posiblemente no se necesite una bacteria completa en forma de semilla para dar origen a formas de vida, ya que en un caldo prebiótico nutritivo,como el que se supone existió en nuestro planeta, determinados compuestos podrían actuar como catalizadores en la génesis de compuestos más complejos que terminen conduciendo a formas de vida primitivas.

Divagaciones aparte, lo interesante es que cada vez hay más indicios sobre las posibilidades de la existencia de vida fuera de nuestro planeta así como de la posibilidad de la panspermia como mecanismo de propagación de la misma en el universo.

Donde quizás nunca llegue una nave terrestre quizás lleguen nuestras cenizas y con ellas algo más.

Lo sé. La frase es una curiosa forma de optimismo digna de ser pronunciada por Homer Simpson, pero es mía, y tengo el día tonto.

Artículos anteriores sobre la panspermia en este Blog:

Venimos diciendo desde hace tiempo que los cometas o los meteoritos venidos desde el espacio, son considerados potenciales vehículos de propagación de la vida en el cosmos.

¿Porqué desarrollar un chip para buscar ADN marciano?

Chip para buscar ADN marciano

Chip para buscar ADN marciano

Leo en fayermaer:

Gary Ruvkun es un connotado genetista de Harvard, que se encuentra trabajando en el sueño de muchos, encontrar nuevas formas de vida extraterrestre; para eso se encuentra desarrollando un chip capaz de tamizar muestras de suelo de forma automática y móvil, en búsqueda de pequeñas muestras de ADN extraterrestre.

Desarrollan un chip para buscar ADN marciano

¿No es curioso que busquen precisamente ADN marciano como material genético ?

Es muy interesante comprobar como cada vez se hacen nuevos esfuerzos en la búsqueda de vida en Marte. Tras el descubrimiento de hielo en Marte por la sonda Phoenix en 2008, se estimuló la curiosidad científica considerablemente.

Ahora hay igualmente datos que empiezan a considerar la posibilidad del origen de la vida como resultado de una contaminación exterior. La teoría de la panspermia es solo eso, una teoría, pero hay un renovado interés por estudiar esa hipótesis. De otra forma buscar ADN no sería muy lógico ya que podría pensarse que otras formas de vida podrían usar otro tipo de materiales genéticos.

Los análisis para detectar vida en Marte buscan ahora ADN,  y si algún día se llega a encontrar formas de vida den Marte que comparten con nosotros el ADN, surgirá de forma inevitable la pregunta de si existe un origen común en ambas formas de vida y cual es.

La vida pudo no nacer en el mar. Su origen podría estar en algún remoto lugar del universo perdido en la noche de los tiempos.

Referencias previas en este Blog.

En este Blog hemos tratado muchas veces el tema de las posibilidades de vida extraterrestre, de la panspermia, así como el tema de nuestro vecino planeta Marte donde sabemos que existió agua en abundancia y donde aún queda mucha agua en forma de hielo.

 

¿Ha sido ya demostrada la teoría de la panspermia?

Cometa

Cometa

Por primera vez los científicos hablan de certezas, pruebas abrumadoras, etc. Lo cierto es que en las referencias consultadas no se concretan estas certezas, pero a falta de conocer el contenido de las pruebas publicadas intentaremos hacernos una idea de cuales son.

Lo cierto es que cada vez resulta más frecuente comprobar como muchos científicos se dedican a estudiar la posibilidad de que el origen de la vida en nuestro planeta sea el resultado de una siembra por meteoritos infectados con formas de vida extraterrestre.

Esto es algo que hace pocos años se consideraba poco probable y que ahora empieza a ser considerado seriamente.

¿Puede un cometa aportar evidencias irrefutables de ser un portador de formas de vida alienígena?

La respuesta es afirmativa, y la referencia que usaré es un artículo mío que podría explicar algunas de las afirmaciones aparentemente osadas y categóricas del astrobiólogo Chandra Wickramasinghe que veremos más tarde.

Resumiendo aquel artículo mío,  (¿Se puede saber si la glicina hallada en el cometa Wild 2 es de origen extraterrestre?), diré que la actividad óptica de algunos compuestos orgánicos puede servir para demostrar su origen biológico, y he querido recordarlo aquí para que se comprenda que cuando un científico habla de certezas, puede tener muy buenos motivos.

La relación de todo esto con el artículo, del que hablaré a continuación sobre el astrobiólogo Chandra Wickramasinghe, es el de un ejemplo ilustrativo nada más, porque carezco de datos concretos, pero el entusiasmo de las afirmaciones realizadas tan categóricamente por este hombre, estoy convencido de que van un poco por ese lado. De hecho, se basan en análisis de residuos orgánicos encontrados en los cometas.

¿Somos el resultado de la evolución de formas ancestrales de vida extraterrestre?

 

Chandra Wickramasinghe

El profesor Chandra Wickramasinghe es un prestigioso astrobiólogo británico de la Universidad de Cardiff que se muestra muy convencido de ello.

El profesor dijo que sus pruebas, publicadas en  La International Journal of Astrobiology de la Universidad de Cambridge, demostraron de forma abrumadora que los seres humanos, y toda la vida en la Tierra, provenía de formas de vida transportadas por cometas hasta la Tierra.

El profesor Chandra Wickramasinghe,  también calificó la nueva investigación como abrumadora evidencia que apoya la opinión de que la vida humana inicia desde fuera de nuestra Tierra. El astrobiólogo dijo que las primeras semillas de la vida fueron depositadas en nuestra planeta desde el espacio hace 3.800 millones de años.

Según él, cada vez que un nuevo sistema planetario se destruye, algunos microbios sobreviven y encuentran un nuevo camino de supervivencia en los cometas que actuarían sembrando de vida otros planetas.

Afirma que todo ello indica que formamos parte de una larga cadena de conexión vital que se extiende sobre un gran volumen del cosmos, y asegura que la evidencia apunta inexorablemente en esa dirección.

El profesor Wickramasinghe cree que la vida se traslada de planeta en planeta durante miles de millones de años. Sin embargo, aceptado este modelo aún no podemos explicar cómo comenzó la vida en primer lugar, pero la propagación y supervivencia de la vida en el cosmos, en su opinión, sería algo inevitable.

Véase Todos los seres humanos son «los extranjeros llegados desde el espacio exterior», o esta otra  Professor’s alien life ‘seed’ theory claimed (BBC).

Personalmente no conozco cuales son sus pruebas, publicadas en la  International Journal of Astrobiology  de la Universidad de Cambridge, pero según parece Chandra ha sido muy contundente. La panspermia podría ser una forma habitual de propagación de vida entre diferentes planetas , o incluso entre diferentes sistemas estelares.

Respecto a la posibilidad que tienen los seres vivos a sobrevivir a las duras condiciones del espacio exterior, sí que se puede decir algo más.

Resultado de los experimentos en laboratorios espaciales:

En los experimentos llevados a cabo la cuestión clave para la supervivencia de una forma de vida en el espacio parece ser el agua: Esta es casi de inmediato vaporizada en el vacío del espacio.  Sólo los organismos anhydrobioticos, que están secos y que son capaces de sobrevivir a largos períodos en condiciones extremadamente secas, pueden sobrevivir al vacío espacial. Aparte de los líquenes, sólo unos pocos animales y plantas pueden resistir el vacío espacial.

Los únicos animales que sobrevivieron en sometidas a las condiciones del espacio abierto son: los osos de agua, los huevos desecados de  artemia y las larvas de la mosca de África Vanderplank Polypedilum.

El hecho de que algunos organismos vivos sobrevivan en el espacio abierto, también es un importante apoyo a la idea de la panspermia. El cabo suelto en esta teoría es la llegada a un planeta, porque ningún ser vivo puede sobrevivir a la entrada de fuego a través de una atmósfera,» dice Demets.  «Pero, posiblemente, el fondo de alguna roca espacial presente condiciones mejores. Por lo tanto, ahora el reto actual consiste en diseñar algún experimento de  astrobiología  para estudiar las posibilidades de supervivencia de formas de vida a la entrada en la atmósfera.

Véase Xanthoria elegans, larga vida y prosperidad.

Artículos anteriores sobre la panspermia en este Blog:

Venimos diciendo desde hace tiempo que los cometas o los meteoritos venidos desde el espacio, son considerados potenciales vehículos de propagación de la vida en el cosmos.

Página 2 de 3

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén