Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Etiqueta: futuro del libro

El libro electrónico camino de una arquitectura abierta.

lector de libro electrónico

Lector de libro electrónico

Los fabricantes piensan que el contenido de un lector de libros electrónicos tiene que imponer ciertas restricciones de uso a los usuarios para impedir a estos copiar los documentos protegidos por copyright con total libertad.

Inventaron para ello el sistema DRM pero con ello se olvidaron de las necesidades de los usuarios, ya que impiden a éstos compartir sus contenidos, usarlos en distintos momentos desde el dispositivo que necesiten. Estas limitaciones no dejan de ser poner obstáculos al libre flujo de información creando incomodidad.

Me temo que el debate no está en si esto es bueno o no, sino en ¿qué tipo de realidad se va imponer pese a quien pese?

O’Reilly incrementa un 104% sus ventas de ebooks desde que ha quitado el DRM [ENG]

El DRM está herido de muerte y no es ninguna sorpresa. Todas las puertas son permeables a la información, y a la gente le gusta disfrutar de productos que le ofrecen comodidad de uso y libertad total para compartir contenidos. Comprar un producto que tiene una serie de usos obstaculizados por el propio fabricante es algo que no gusta a nadie. Deberíamos aprender de nuestra historia reciente.

Historia de las arquitecturas abiertas:

El término de arquitectura libre surgió a finales de los años 1970 y principios de los 1980,  para describir los sistemas basados en Unix y actualmente tenemos sistemas operativos libres como Linux,  que son totalmente libres, y se basan en aquella arquitectura.

IBM en el caso de su PC, diseñó una arquitectura abierta para que otros fabricantes pudieran producir y vender máquinas compatibles (las compatibles con IBM PC), así que la especificación de la ROM BIOS fue publicada.

No sólo se pensó en la compatibilidad del software, IBM diseñó un bus de arquitectura abierta denominado bus ISA, ( Industry Standard Architecture, arquitectura estándar de la industria), que fue igualmente responsable del enorme éxito del PC. Terceros fabricantes ofrecieron tarjetas de ampliación para cualquier propósito imaginable, lo que hizo del PC algo muy atractivo.

IBM esperaba mantener su posición en el mercado al tener los derechos de licencia de la BIOS, y mantenerse así siempre delante de la competencia, pero se equivocó, otros fabricantes  hicieron ingeniería inversa de la BIOS y produjeron sus propias versiones sin pagar derechos de uso a IBM. (Compaq Computer Corporation fabricó el primer clon compatible de la IBM PC en 1983).

El gran beneficiado de todo ello fue Microsoft. Bill Gates supo ver que el negocio no estaba en el hardware sino en el software, y no cedió sus derechos a IBM que cometió el enorme error de aceptar ese trato.

El éxito de Microsoft ha consistido en ser capaz de mantener un negocio basado en una solución de software cerrado de gran éxito funcionando sobre un sistema hardware abierto. En realidad lo que ha ocurrido es una situación de dominio basadas en prácticas monopolísticas, Microsoft ha llegado muy lejos con su negocio pero el Software Libre continúa ganando terreno a Microsoft, que ha pasado de no tener competencia durante muchos años a tener muchos y poderosos competidores.

Basar una estrategia de mercado en soluciones cerradas es como nadar contra corriente. Algunos aguantan mucho, y nadan muy rápido, pero otros mientras tanto simplemente flotan y se desplazan a favor de una corriente social que cada vez es más fuerte.

¿Cómo se aplica esto al caso del libro electrónico?:

Un libro en papel se puede copiar, se puede fotocopiar, o se puede escanear con escáneres apropiados, o con  una simple máquina de fotos digital. Una vez en formato digital existe la posibilidad de libre distribución en Internet. Esto se está haciendo con libros sujetos a derechos de autor que tienen gran demanda, pero si el libro ya viene en formato electrónico la distribución del mismo es incluso más fácil. Se puede decir que te lo ponen a huevo, y mucha más gente lo ofrecerá para libre descarga.

Esto representa una situación pavorosa para una industria que siempre vivió de la prohibición de copiar, y por ello cuando los fabricantes sacaron los  lectores de libros electrónicos, se inventaron sistemas para ejercer un control del uso que el usuario pueda hacer de estos contenidos. El problema es que prohibir según que cosas puede resultar en la práctica demasiado complicado por no decir imposible.

Los artificios para obligar a cumplir unas restricciones de uso conducen a arquitecturas cerradas y estás simplemente no gustan. Al final basta que unos pocos empresarios espabilados opten por ofrecer una opción más abierta para que los usuarios se decanten masivamente por la marca que ofrezca esa nueva opción menos restrictiva.

O’Reilly no ha sido el primero ni va a ser el último,  Los libros gratuitos de Google Books, accesibles desde el Sony Reader y eBook Library en formato estándar EPUB. Esto no quiere decir que Sony deje de usar DRM pero iniciativas como éstas, tan beneficiosas para Sony como para Google, son el tipo de beneficios que determinan el éxito de las arquitecturas abiertas.

Conclusiones:

Es absurdo preguntarse si la arquitectura abierta y los estándares abiertos son buenos o malos, porque  es la sociedad la que decide y los inadaptados que se empeñen en nadar contracorriente no tienen posibilidades. Al igual que en un río, la corriente (la tendencia a las arquitecturas abiertas), siempre fluirá en el mismo sentido.

La industria, los editores y los pequeños autoeditores están inmersos en un panorama donde se avecinan importantes cambios, y hay que conocer cuales son las macro-tendencias a las que nos enfrentamos y no luchar contra ellas sino aprovecharlas, porque son fuente de nuevas oportunidades.

Para terminar os dejo algunas referencias más.

Los libros gratuitos de Google Books, accesibles desde el Sony Reader y eBook Library en formato estándar EPUB

La guerra por el futuro del libro.

Kindle de Amazon

Kindle de Amazon

Estamos asistiendo a movimientos estratégicos de grandes compañías como Amazón, Google, Sony y otros, están moviendo ficha, porque saben que es el momento de tomar posiciones.

Cómo es lógico esto tendrá profundas repercusiones en el futuro del libro y en especial en el mundo de las editoriales.

Que hay una guerra en marcha es indudable. Pero, tal como yo lo veo, podría ser una guerra muy temprana ya que el objeto de lucha es algo que aún necesita ser creado. Se lucha por tener opciones de negocio en un sector aún inexistente. Se apuesta por un futuro imaginado de una cierta forma cuando nada garantiza que las cosas sean exactamente como pretenden dar a entender. Se trata de una burbuja especulativa que crece y crece.

Antes de continuar con mi análisis ofrezco una serie de referencias, acompañadas de algunas citas textuales, para luego poder comentar mi punto de vista, como lector, como autor, y como autoeditor.

Sony y Google se alían para hacer frente a Amazón
http://espaciolibros.com/sony-y-google-se-alan-para-hacer-frente-a-amazn-2/

El acuerdo permite la ampliación de la tienda eBook de Sony a los más de 600.000 títulos que tiene ya digitalizados Google, lo que le permitirá posicionarse como un fortísimo competidor para el Kindle Store de Amazón, que actualmente cuenta con unos 245.000 libros.
…Amazón prevé para este año unos beneficios con el Kindle cercanos a los 256 millones de dólares y que espera llegar a los 1600 millones de dólares en 2012. Por su parte, la cantidad de lectores electrónicos vendidos llegará este año a 1,1 millones, generando unos ingresos de 324 millones de dólares.

Barnes & Noble adquiere Fictionwise; la batalla por el libro electrónico ha comenzado
http://www.escritoresclub.com/2009/03/barnes-noble-adquiere-fictionwise-la.html

Barnes & Noble, pasa por ser la mayor cadena de librerías del mundo, con 799 establecimientos en 50 estados del país, y esta operación le costará la friolera de 15,7 millones de dólares. La adquisición de Fictionwise se inscribe en la estrategia anunciada de Barnes & Noble de abrir este mismo año una librería electrónica, para poder hacer frente y competir directamente con Amazón.

Sony Reader será compatible con los libros de Google

http://www.vnunet.es/es/vnunet/news/2009/03/20/sony_reader_sera_compatible_con_los_libros_de_google

Sony ha anunciado que, gracias a un acuerdo con Google, unos 600.000 títulos clásicos serán accesibles de forma gratuita para los usuarios del su eBook, aprovechando los libros digitalizados por Google que son de dominio público y no están protegidos por derechos de autor.

Libro electrónico: ruegos y preguntas
http://www.elpais.com/articulo/cultura/Libro/electronico/ruegos/preguntas/elpepicul/20090301elpepicul_1/Tes

El eReader, de Sony, principal competidor del Kindle, permite almacenar 160 títulos y pesa 260 gramos, menos que un best seller de tapa dura.

¿Cuándo será historia el papel? Nunca. En eso coinciden todos los expertos. La pregunta parece ser más bien cuándo la nueva tecnología superará en ventas al viejo libro.

Guía para comprar un libro electrónico
http://www.soitu.es/soitu/2008/09/18/vidadigital/1221732401_552105.html

Son caros, difíciles de encontrar en España, su tecnología aún está en pañales y te condenarán a arrastrarte de foro en foro buscando contenidos y trucos para convertir de un formato a otro. Pero los geeks y grandes lectores que lo han probado están encantados con ellos.

(Se incluye una tabla comparativa con sus características, precio, fabricante, etc.)

Conclusiones:

Tal como yo lo veo, el libro electrónico implica nuevas posibilidades de uso. Permite un uso más interactivo, y una lectura hipertextual. Cuando nos conectamos a Internet, no solemos hacer una lectura secuencial de contenidos. vamos saltando de una información a la siguiente tomando decisiones a cada momento. El resultado es una lectura diferente al de una novela.  La lectura hipertextual es muy adecuada para localizar y consultar la información, pero un libro es otra cosa. Los libros electrónicos corren el riesgo de aprovechar ciertas facilidades que ofrece el soporte electrónico. La lectura hipertextual está pensada para no tener que leerlo todo, pero el libro está pensado para ser leído entero y siguiendo un cierto orden. Lo que quiero decir es que el soporte ofrece posibilidades nuevas y eso no es necesariamente una ventaja.

El libro electrónico es un dispositivo que permite albergar una considerable  cantidad de textos diferentes. Podemos incluir textos libres de libre difusión gratuitos, pero la persona que use uno de estos dispositivos podría tener varios contenidos no gratuitos alojados en su dispositivo. Incluso podría tener información confidencial propia y la manera de tratar a ese libro electrónica será muy diferente al trato que se le da a un libro que puedes llevar a cualquier parte y leerlo en el metro, regalarlo, etc.. Yo creo que el libro electrónico nunca suplantará a un libro. Para mí son cosas distintas. Para mí lo que está en juego no es el futuro del libro sino la forma de comercializar contenidos digitales con derecho de autor, y lamentablemente no se habla mucho sobre esto.

Es muy importante que los autores no se dejen embaucar con promesas de ventas importantes como consecuencia de las facilidades novedosas que ofrecen cierto tipo de soportes, o de las ventajas que ofrecen los nuevos dispositivos electrónicos. El negocio de todas estas grandes compañías de ámbito global que operan en Internet, me da la impresión que pasa por infravalorar los derechos de autor, porque así pagarían el mínimo por las obras y podrán ofrecer un gran catálogo con gran cantidad de títulos. Tal como yo lo percibo, la repercusión no está tanto en el futuro de los libros como en el negocio editorial que puede cambiar mucho. Los autoeditores tenemos que estar muy atentos para aprovechar las ventajas de los nuevos vehículos para dar a conocer nuestras obras, sin dejarnos embarcar en negocios turbios. Para mí, la clave es no perder nunca de vista el valor de nuestras propiedades intelectuales como potencial fuente de ingresos a corto, medio, y largo plazo porque mal gestionada puede producir beneficios mucho mayores para otros que para nosotros mismos.

Ofrecer derechos de explotación de una obra a cambio de la percepción de una parte de los beneficios generados por las mismas, implica necesariamente unos pactos que solo tienen sentido bajo unas condiciones de absoluta transparencia en la gestión de esos derechos de explotación y en la comercialización posterior de los productos derivados de las mismas. Sin ello la verificabilidad de las condiciones pactadas es imposible.

Las editoriales tradicionales pueden verse obligadas a evolucionar, pero ellas sí son conscientes del valor potencial de la obras que gestionan. El peligro mayor a mi juicio es para los autoeditores noveles que son mucho más vulnerables. La autoedición es una tendencia que parece firme, porque al margen de otras consideraciones supone un ejercicio de absoluta libertad para los autores. Algo que los escritores necesitan tanto como el oxígeno,y que puede facilitar el oportunismos de ciertos distribuidores de servicios para autoeditores que se aprovechen de la buena fe y de la ingenuidad de los mismos. Estos, cada vez más, renuncian a la exigencia de compromisos claros y firmados, y se olvidan de exigir transparencia en la gestión de los beneficios generados por sus obras. Es lógico porque muchos están más enfocados en su faceta creativa y comunicactiva que en su faceta de negocio.  Recomiendo prudencia a los autoeditores a la hora de ofrecer sus obras para ser gestionadas por terceros.

 

 

 

Página 2 de 2

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén