Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Etiqueta: estado de derecho

El Estado de Derecho se tambalea de desnutrición. Hay que corregir las causas no los efectos.

Okupación del “Hotel Madrid”

Okupación del “Hotel Madrid”

Leo el «COMUNICADO del NUEVO ESPACIO LIBERADO EN LA CALLE CARRETAS: HOTEL MADRID» y compruebo que detrás de la ocupación de ese hotel no hay una reacción visceral improvisada, sino un trabajo de respuesta ciudadana ante la clamorosa injusticia social. Esta deriva de las graves irresponsabilidades financieras ejecutadas durante muchos años con total impunidad ante la complicidad vergonzosa de la clase política.

ACTUALIZADO: Okupación de “Hotel Madrid” tras la Mani del 15-O
Buenos días a todas.

Somos un grupo de personas que nos hemos encontrado un espacio abierto y abandonado pero en muy buenas condiciones. En la noche del 15 de octubre decidimos tomarlo para darle un uso social.

El edificio tiene cinco plantas, sótano y dos azoteas. Cuenta con salas multiusos, habitaciones totalmente equipadas, almacenes, cocinas, cafetería, electricidad y gran cantidad de material. El edificio es un antiguo hotel que pertenece a la inmobiliaria Monteverde, empresa conocida por su actividad especuladora a gran escala que incluye la apropiación de inmuebles para su reconversión en pisos de lujo. Sorprendentemente, la inmobiliaria está hoy en concurso de acreedores. Consideramos que la empresa de Carlos Monteverde forma parte de la mentalidad económica que nos ha llevado a la insostenible situación que padecemos actualmente.

Hay un trabajo de investigación detrás, así que la conclusión para mí es clara; Una parte de la ciudadanía arropada por la indignación generalizada de todos los ciudadanos, se ha tomado la justicia por su mano, y ha okupado un determinado edificio, para cubrir las necesidades de víctimas de las injusticias anteriormente comentadas.

Las autoridades y los mecanismos del Estado de Derecho han fallado estrepitosamente y han sido incapaces de garantizar los derechos elementales de los ciudadanos.

Un Estado de Derecho debe ser alimentado correctamente desde los poderes establecidos para evitar su decadencia. Si la clase política continúa infravalorando la importancia de las disfunciones democráticas, legales y judiciales, el pueblo puede desarrollar un escepticismo hacia el Estado de Derecho y optar por reparar esas disfunciones por su cuenta y riesgo. Esto ya ha empezado a pasar.

Esto sabemos que está muy alejado de lo ideal, pero deriva de una causa muy grave, y un intento de corregirlo a las bravas mediante la represión contra la indignación ciudadana, será como echar gasolina para apagar un incendio.

Llegados a este extremo, lo que habría que reclamar con carácter de urgencia, son acciones penales contra los principales causantes de esta crisis, tal y como se hizo en Islandia. Ello mejoraría la deteriorada imagen del Estado de Derecho, y rebajaría la peligrosa presión de injusticia sobre la ciudadanía.

Hay que entender que la ciudadanía en estos momentos, no está receptiva a que la den  lecciones de nada. Me temo que esté al límite y a punto de pasar a mayores. Para ello me temo que sólo se necesita unos pocos errores más por parte de políticos arrogantes.

Además, ver a gente poderosa en la cárcel pagando por el enorme daño que han provocado a los ciudadanos,  sería una buena medida disuasoria,  y un aviso contra los que navegan en los mares de la especulación, del tráfico de influencias, de la evasión fiscal, y del trafico de favores políticos.

La reciente acción de okupación de los ciudadanos en menoscabo del Estado de Derecho, ha de ser visto como un mero efecto de una causa de fuerza mayor,  y lo único que funcionará para anular ese efecto, será corregir las causas. ¿Acaso no están claras?

Si los políticos no dan los pasos adecuados, la ciudadanía continuará dando pasos en direcciones inseguras para alejarse del camino del matadero, al cual pretenden conducirnos como borregos.

El estado como en otros lugares, puede llegar a perder todo control sobre sus ciudadanos. Estamos al borde del estallido social, y el uso de la fuerza contra la ciudadanía sería una infinita torpeza.

Estoy preocupado porque una torpeza infinita me parece factible por la estupidez de esta clase política.

PD 29 oct-2011:

Aquí lo que hace falta es parar las iniciativas radicales nacidas fuera del consenso.

Crónica desde el Hotel Madrid: una olla a presión
En el Hotel Madrid, ocupado tras la manifestación del 15O, se ha gestado un ambiente donde abunda la falta de respeto, gente cansada y la violencia va en aumento.

Puede que los políticos no hagan nada antes del 20N, pero dudo que dejen que la situación continúe. Tienen la ley de su parte y los de dentro ya no tienen de su parte a la totalidad del 15M. Me da la sensación de los violentos, los ignorantes y los radicales, se han hecho con el control dentro de ese edificio.

Luis Gracía Montero.

Otro intelectual faltón: Luis García Montero.

Luis García Montero.

Luis García Montero.

El efecto del dinero sobre las neuronas es muy curioso. Algunos convierten el dinero en lo único importante y se permiten apostillar frases lapidarias para la tumba de su propio negocio, olvidando a quienes dedican sus insultos.

Luis García Montero: «Internet debería ser un ámbito de dignidad, no un vertedero»
El escritor granadino presenta su nuevo poemario, «Un invierno propio», publicado por Visor

«Me parece fuera de tono. La tecnología debe servir para desarrollar la cultura, pero no la puede convertir en un estercolero que no respete los derechos de autor», afirma García Montero.

Admito que la gente se confunda y no se entere. A fin de cuentas hay grandes partidos como PP, PSOE, y CiU, que han ratificado la ley, pero que se pierda las formas en un asunto tan grave y tan sensible no tiene un pase.

Sr. Luis García Montero, permítame hacerle unas preguntas:

NoLesVotes, dará cumplida respuesta a una clase política que sólo mira por su propio bolsillo y el de sus amiguetes. Sabemos que detrás de esta sucia ley hay intereses bastardos que no tienen nada que ver ni con los intereses generales, ni con la cultura, y si con una poderosísima industria dispuesta a aplastar derechos fundamentales para poder continuar funcionando con un modelo productivo, que la tecnología ha convertido en caduco.

La ignorancia voluntaria de muchos «intelectuales»

  • ¿Sabía usted que en España hay más gente que usa Internet (27 millones de personas) que gente que vive del negocio de la cultura?
  • ¿Sabía usted que ni siquiera todos los creadores piensan como usted?
  • ¿Sabía usted que el derecho de autor no es un derecho considerado fundamental en nuestra constitución?
  • ¿Sabía usted que los derechos a la libertad de expresión y a la libertad de acceso a la información no son derechos circunscritos únicamente a determinados medios de comunicación?
  • ¿Sabía que los dos jueces que contempla la ley no podrán entrar en el fondo del asunto?
  • ¿Sabía usted que La Ley Sinde sólo es una maniobra para dejar fuera a los jueces que están haciendo fracasar determinadas maniobras de censura contra páginas de enlaces perfectamente lícitas?
  • ¿Sabía usted que La Ley faculta acciones penales de clausura de sitios, muy lesivas, sin especificar en qué circunstancias se hará, y sin necesidad alguna probatoria y con total arbitrariedad.
  • ¿Sabía que dejar a los ciudadanos en situación de indefensión jurídica, es una abominación que va contra la esencia misma del estado de derecho?
  • ¿Sabía usted que compartir información sin ánimo de lucro es algo lícito y perfectamente habitual no sólo en Internet?
  • ¿Sabía que el origen de esta ley parte de fuertes presiones de lobbys estadounidenses?
  • ¿Sabía que esta forma de actuar, aunque ello no se reconozca, se usará para cercenar la libertad de expresión que es un derecho fundamental reconocido en la declaración de derechos humanos, en la mayoría de las constituciones y en particular en la Española?

Nada de esto le inquieta a usted. A usted le inquieta poder seguir viviendo de sus creaciones a cualquier precio.

La falta de sensibilidad y empatía como marca personal

Lo que usted hace llamando estercolero a Internet, por el mero hecho que en este medio se pueda compartir información, es vomitar su amarga bilis sobre 27 millones de personas convertidas en cubos de basura con tapa de pelo. Demuestra usted una absoluta falta de sensibilidad hacia los derechos ajenos y una enfermiza sensibilidad a sus propios derechos que nadie le ha negado.

Usted tiene una trayectoria faltona. Ya fue condenado a pagar una multa de 1800€ y otros 3000€ al profesor Fortes por injurias graves con publicidad; usted, entre otros insultos, se refirió al profesor Fortes como «tonto indecente», y «perturbado», y en una reunión con otros miembros del Departamento le tildó de «hijo de puta» y de «cabrón». Poco después usted renunció al puesto como catedrático que tenía en la Universidad de Granada desde 1981.

Yo no le conocía, pero todo esto lo sé por la Wikipedia (¡gratis!). ¿Se da usted cuenta de lo maravillosa que es Internet?

La lobbycracia, más arrogante que nunca, desafía a la justicia.

La arrogancia de una ministra infame.

La arrogancia de una ministra infame.

La sensación de impotencia ante la lobbycracia consiste en confundir una agresión sistemática con errores que pueden ser corregidos razonando con los que actúan desde la avaricia y la prepotencia más absoluta. E.Dans se manifiesta impresionado por las declaraciones a El País de Rafael Sánchez:

Lo mío es mío, y lo vuestro también

Las declaraciones a El País de Rafael Sánchez, portavoz de las entidades de gestión de derechos de autor, en las que rechaza de plano la devolución de las cantidades injustamente apropiadas en virtud de ese pseudoimpuesto ilegal habitualmente conocido como canon me han dejado profundamente impresionado, con esa sensación de vergüenza ajena como ciudadano que presencia algo vergonzante e inmoral y no puede hacer nada para evitarlo.

Yo me vengo manifestando en la línea de considerarles auténticos enemigos del pueblo y de las libertades, y de esa forma ya estoy curado de espanto.

Para estos prepotentes hace tiempo que esto es una guerra donde todo vale. Tienen como aliados a los políticos, pero los medios de comunicación no se quedan atrás, vienen llamando a las cosas por otro nombre porque les conviene. También son parte del problema porque también ellos tienen poderosos intereses.

Entre todos ellos han conformado una lobbycracia que entre sus objetivos está el matar a Internet por muchas razones. La principal quizás sea la labor de desintoxicación que se realiza en Internet. Máxime cuando desde hace muchos años los medios de comunicación nos hablan de delitos que no lo son, de descargas ilegales que no lo son, de piratas que no lo son, y de un canon que siempre debió considerase abusivo e ilícito.

Con lo del canon han tenido que darnos la razón los tribunales europeos y ahora un portavoz de la lobbycracia dice que no piensan pagar.

Con esas bravuconadas piensan impresionar a los futuros tribunales a los que se van a enfrentar creando un estado de crispación como si el cielo se fuera a caer a pedazos. Tenemos que ser tan agresivos y tan convincentes como ellos para no perder la batalla mediática a la que la justicia en este país ha demostrado ser muy vulnerable.  Eso sin contar con el posible As que el gobierno intentará sacarse de la manga para neutralizar una vez más la acción judicial.

Hay que quitarse la venda de los ojos. La ministra Ángeles González Sinde se mantiene en su puesto y eso es un mensaje claro de reafirmación de la lobbycracia  en su actual estatus de poder absoluto por encima del bien y del mal.

Estamos ante un momento decisivo donde gente de mucho peso en Internet tiene que quitarse la venda de los ojos y entender que:

  • Que estamos solos pero somos muchos.
  • Que lo único que entenderá la lobbycracia es la fuerza, nunca las razones.
  • Que con estos tramposos prepotentes no se puede jugar limpio.
  • Que no nos dejan otra alternativa que  la desobediencia civil.
  • Que en este momento y mientras esté esa ministra al frente de ese ministerio, no se puede dialogar con ellos una sola palabra, porque la usarán como arma arrojadiza mintiendo sin pudor para crear confusión y división entre los internautas como la última vez.
  • Que las acciones legales solo sirven si con ello resultan machacados porque lo que tienen que devolver son cantidades ingentes de dinero y no se puede perdonar un euro.

No sé cómo terminará esto, pero yo vengo defendiendo que la situación es muy grave, que puede empeorar mucho más y que no se puede hacer la mínima concesión a esta gente.

Hurgar en viejas heridas por oportunismo político.

Un precedente histórico:

A comienzos de los años 1980, el modelo económico de la Junta militar que gobernaba Argentina dio claras muestras de agotamiento, lo que provocó numerosas tensiones sociales: 90% de inflación anual, recesión profunda, interrupción de buena parte de la actividad económica, generalización del IVA, empobrecimiento de las clases medias, brusco aumento del endeudamiento externo de las empresas y del Estado, salario real cada vez más depreciado, aumento de la pobreza, etc.

Había que inventarse un enemigo y nada más eficaz que hurgar en las heridas mal cerradas de la historia Argentina.

La causa idónea fue la lucha por la soberanía sobre estos archipiélagos australes, tomados por la fuerza en 1833 y dominados desde entonces por el Reino Unido, algo nunca aceptado por Argentina.

La guerra de las Malvinas se desarrolló entre el 2 de abril, día del desembarco argentino en las islas, y el 14 de junio de 1982, fecha de la rendición argentina, lo que conllevó la recuperación de los tres archipiélagos por parte del Reino Unido. El coste final en vidas humanas fue de 649 militares argentinos, 255 británicos y 3 civiles isleños.

En otras palabras, la estrategia a la desesperada para recuperar el favor del pueblo fracasó.

Cementerio de Paracuellos

Cementerio de Paracuellos

La solidaridad y los buenos sentimientos con nuestras víctimas en el pasado no pasa por reabrir esas heridas ni por usarlas con fines políticos:

El enemigo franquista en la España actual:

En España estamos atravesando una situación económica muy grave, y desde el gobierno se intenta reabrir viejas heridas que desvíen la atención de los ciudadanos.  Para muchos ciudadanos el miedo de que el partido socialista pierda las próximas elecciones generales se ha transformado en pánico a que las gane el partido popular que permanentemente se quiere identificar con el franquismo. Yo prefiero juzgarles por lo que hacen y dejan de hacer que con eso tienen bastante. Espero que el PP haga limpieza en sus filas porque estamos cansados de tanta indolencia con la corrupción.

Puedo entender el miedo a que el PP gane las próximas elecciones, pero lo que a mí me preocupa es que para evitar ese mal (sin duda lo es) provoquemos un mal mucho mayor.

De momento ya estamos viendo ataques frontales a nuestro estado de derecho y la prensa internacional se está haciendo eco de ello.

La instrumentalización del procesamiento de Garzón :

Para mí Garzón está siendo procesado por motivos puramente jurídicos y no políticos.

El juez Garzón ha recurrido ante el Tribunal Supremo el auto del magistrado Luciano Varela donde este aprecia indicios de que el juez pudo haber prevaricado. Puede que la acusación de prevaricación sea excesiva y que Luciano Varela viera intencionalidad donde no la hubo, pero si así fuera no dudo que el juez Garzón pueda defenderse porque toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Garzón metió la pata, eso no debería ponerse en duda, pero respecto a la imputación de prevaricación, Garzón de momento es inocente hasta que se demuestre lo contrario, y eso va a ser muy difícil de demostrar. La prevaricación en un juez es un delito gravísimo, y creo que Garzón se librará de ello, aunque puede que en otras causas pendientes menos graves no tenga tanta suerte.

Creo que Garzon es víctima de su afán de protagonismo y de su pertinaz imprudencia. Ha perjudicado numerosas instrucciones en su afán de llegar donde nadie antes llegó en la aplicación de la justicia.

Lo que me preocupa es que algunos pretendan convertir a Garzón en una víctima política. Sinceramente yo no lo creo, y veo más oportunismo político por defenderle que otra cosa.

¿Se cerraron en falso las heridas del franquismo?

Para la mayoría de los españoles las heridas del franquismo a estas alturas deberían estar sino totalmente cicatrizadas, sí suficientemente curadas como para no poner en riesgo nuestra convivencia, porque diga lo que se diga la ley de amnistía tuvo su doble vertiente, y fue ampliamente consensuada.

En la guerra civil la gente estaba en un bando o en otro dependiendo del lugar y el momento en que eran reclutados a la fuerza, y les obligaban a disparar contra sus amigos y familiares. La gente debería tener cuidado al hacer comparaciones con otras guerras genocidas donde no se dio la circunstancia de luchas fratricidas, porque en el caso de la guerra civil española las barbaridades y los crímenes estaban repartidas entre ambos bandos.

Nunca hubo silencio ni desmemoria histórica. El tema de la Guerra Civil es el de mayor producción literaria de toda la historiografía española, así como el más polémico y generador de debate social y político.

Que un juez por su propia cuenta y riesgo decida investigar los crímenes de una sola de las partes de aquella guerra fratricida olvidando que existe en vigor una ley de amnistía, no diré que sea prevaricar, porque puede que sea excesivo, pero es totalmente improcedente. Yo confío en que se hará justicia con Garzón porque aquí hay una doble faceta, la faceta jurídica que necesita absoluta independencia, y la faceta política que no debería intentar interferir en la justicia.

¿Se puede revisar la ley de amnistía?

En la faceta política me parecería justo que se debatiera la necesidad de revisar la ley de amnistía que en su momento fue muy útil y se aprobó con un altísimo consenso, pero no la liemos parda porque no hay nada de reprochable en la transición a la democracia sino todo lo contrario. Si alguien cree que conseguir lo que se consiguió era fácil se equivoca. Los 40 años de la dictadura franquista tampoco ayudaron. Fue una dictadura que ahogó la libertad de expresión de una parte de la sociedad, pero eso ya se acabó. Estamos en una democracia y hemos recuperado lo más importante. Hemos recuperado algo que se nos está olvidando valorar ahora. ¡LA LIBERTAD! Vivimos en una sociedad donde disfrutamos de la libertad de expresión, el estado de derecho y de la democracia, que no es poco y esto fue posible gracias a la ley de amnistía.

Admito que las circunstancias han cambiado y puede haber gente que necesite que sean revisadas ciertas causas. Para eso se aprobó la ley de memoria histórica que permite abrir fosas y establecer procedimientos que el señor Garzón no ha tenido en cuenta, y en un estado de derecho las formas son imprescindibles. Sin ellas no habría estado de derecho y volveríamos a la jungla y a la indefensión de los presuntos culpables.

La ley de amnistía es perfectamente revisable, pero nuestra guerra civil no fue un genocidio provocado por un dictador, sino una guerra entre hermanos. Por eso es tan difícil repartir las culpas y las responsabilidades. Lo que sí hubo fue vencedores y vencidos, agravados por 40 años de paz sin libertad, pero intentar arreglar esa parte nos llevaría a un punto de partida muy próximo al del comienzo de aquella nefasta guerra.

La ley de amnistía incluye crímenes de la guerra y de la postguerra y si se suprime dicha ley por las buenas, (cosa que no se ha hecho y que Garzón no puede obviar) también se abriría la veda para hacer justicia con las víctimas del bando republicano. ¿Acaso Santiago Carrillo no está vivo, libre y cargado de responsabilidad en una monstruosa matanza?.

Santiago Carrillo, como Delegado de Orden Público en la Junta de Defensa de Madrid se vio involucrado en la responsabilidad criminal y moral por el genocidio de miles de personas durante noviembre y diciembre de 1936 en la matanza de Paracuellos del Jarama, entre las víctimas se encontraban militares que no se habían incorporado a la defensa de la República, falangistas, religiosos, militantes de la derecha, simples burgueses y otras personas que en su inmensa mayoría habían sido detenidas arbitrariamente, ejecutadas sumarialmente en masa.

Mi padre me contó que una familiar lejana nuestra fue detenida junto con muchas otras personas que estaban siendo subidas a un camión, y ya se sabía lo que estaban haciendo los republicanos en Paracuellos, y esta familiar era una de las pocas personas que dejaron en la calle porque no cabían todos en el camión. Ordenaron que no se moviera de allí hasta que volvieran a por ella, y se marcharon. Allí se quedó paralizada esperando a que viniera el camión a por ella y un conocido que la vio la hizo salir de su estado de shock y se la llevó de allí.

Conviene echar un vistazo a la foto del cementerio de Paracuellos del Jarama. Los familiares de aquellas víctimas también han sentido la mordaza del silencio y del olvido, pero lo cierto es que ni unos ni otros fueron olvidados sino que en España sedienta de libertad después de una larga dictadura se optó por una aministía que hiciera posible la convivencia y partir de cero.

No dudo que los disconformes con la amnistía y que vieron mal partir de cero tendrán sus razones de peso para ello, pero ahora están siendo instrumentalizados. Si nos ponemos a recordar tendríamos que recordarlo todo. Creo que se intenta combatir un franquismo inexistente.

¿Existe actualmente el franquismo?

Si por franquismo queremos significar las características políticas de un régimen nacionalista, conservador, antidemocrático, autárquico y católico, creo que no hay ningún partido con todas esas características. Hay partidos nacionalistas, conservadores, y alguno también muy ligado al catolicismo, pero los que más me preocupan son los antidemocráticos, los que se infiltran en nuestra estructura democrática para atentar contra ella, y ni el PP ni el PSOE están en esa línea. El franquismo desde mi humilde opinión murió con Franco. Creo que eso quedó patente con el fracaso del golpe de estado del 23-F y esa gente no son una amenaza para España en este momento.

Siempre he sido partidario de que resplandezca la verdad pese a quien pese aunque el cielo se caiga a pedazos, pero resucitar solo una parte de la verdad es pura y simple manipulación, en este caso por razones de oportunismo político.

¿Debemos temer lo que resulte de unas elecciones democráticas?

Yo creo en la democracia a no ser que ciudadanos irresponsables se dejen llevar por el pánico o por el odio y la conviertan en otra cosa. No tengo miedo a que salga elegido ni Zapatero ni Rajoy. En cualquier caso sería grave, pero sabemos que es muy probable que uno de los dos salga elegido y un buen demócrata tiene la obligación de aceptar cualquier cosa que salga de las urnas, y continuar luchando con los instrumentos democráticos que jamás debemos poner en riesgo, porque nos costó mucho conseguirlos.

El todo vale es totalmente incompatible con la democracia. El peor enemigo de la democracia es el radicalismo en cualquiera de sus formas. El radicalismo solo busca destruir la normalidad democrática para imponer un único modelo de pensamiento aceptable.

Si sale elegido cualquiera de estos dos impresentables, dudo que dure mucho. Lo que más miedo me da es que las prioridades políticas en momentos tan delicados para la economía y para el empleo se centren en matar fantasmas del pasado por puro oportunismo.

Estoy cansado de los radicalismos de un signo y de otro. Las ideas han de debatirse con total libertad de expresión y la gente tiene que ir a las urnas en un clima de mutuo respeto y de normalidad democrática que permita votar usando lo mejor de nosotros mismos.

El caso Gürtel es gravísimo y espero que todos los corruptos terminen en la cárcel y que otros por inacción (como Rajoy) paguen políticamente su responsabilidad, pero esto último tienen que decidirlo los ciudadanos y nos guste o no, el problema que mayor sufrimiento está causando a los ciudadanos es el paro. Declarar la guerra a los supuestos residuos del franquismo no servirá para mejorar  nuestra economía.

El miedo a que gobierne el PP me parece tan patético como el miedo a que gobierne el PSOE. Puro afán de protagonismo de un par de partidos que deberían cambiar mucho o desaparecer.

Mis opciones políticas son por este orden: UPyD, partido pirata, y voto en blanco. Cualquier cosa antes que dar mi voto a unos vendedores de odios que están cargándose una democracia que costó mucho conseguir.

Página 2 de 2

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén