Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Etiqueta: Clase baja

¿Nos acerca la crisis global a una gran revolución?

Toma de la Bastilla

Toma de la Bastilla

Esta crisis no parece sólo económica. Algunos hechos recientes denotan una creciente rabia e impotencia del ciudadanito de a pie en varios países de nuestro entorno, pero empezaré por comentar lo que a mí me parece más cercano e inmediato antes de continuar con otros ejemplos.

El panorama actual español:
No puedo dejar pasar por alto la desfachatez insultante con la cual este gobierno intenta atropellarnos sin miramientos con la Ley Sinde. Nos la van a colar por la puerta de atrás.

Todo lo relativo a esta ley resulta nauseabundo. Para el que desee informarse les recomiendo el artículo de Antonio Delgado y luego que me digan si exagero con el calificativo que acabo de emplear: Desmontando paso a paso la Ley Sinde.

Apropiarse de Internet me parece tan absurdo como apropiarse del agua de lluvia, pero eso del agua de lluvia ya se ha hecho en EE.UU.

En realidad Internet ha crecido hasta convertirse en algo muy importante gracias a que es un espacio de libertades, pero ahora que ya está crecidito, quieren meter mano a una gran tarta que no les pertenece, para que rinda beneficios a una industria decadente basada en distribución de copias.

Necesitamos un Internet libre y neutral como último reducto de libertad, porque los políticos vendidos a los intereses de los mercados no van a solucionar nada. Se han convertido en pare del problema.

Igualmente me pasma que nuestros políticos después de montones de recortes sociales que nos afectarán de por vida, digan que esta crisis va para largo y se queden tan tranquilos.

Algunas medidas ya han entrado en vigor y otras están al caer. En conjunto dibujan un panorama terrible: Reducción del salario de los funcionarios en un 5%. El congelar las pensiones excepto las no contributivas o las mínimas. Recorte en 600 millones de la ayuda al desarrollo. Retirada de la ayuda de 426 euros para los parados de larga duración. No poderse jubilar hasta los … ¿Hasta los 67? ¡Coño! que no dejen jubilarse hasta los 95 y solucionado el problema de la seguridad social definitivamente. Hace falta tener mucha caradura. La jubilación a los 65 ya es abusiva en muchos casos. Los planes de pensiones se han convertido en un secuestro del dinero invertido. No han respetado los términos contractuales y han cambiado la fiscalidad, cosa que algunos descubrirán en el momento que les permitan recuperar esa inversión. Entre los políticos y los bancos, están robando por todas partes al ciudadano y nunca tienen bastante. Todo esto que viene de mucho tiempo atrás se hace muy difícil de llevar ahora en plena crisis.

¿Aguantará la ciudadanía pacíficamente la prolongación una situación tan dura? ¿Qué nuevos recortes sociales nos preparan?

El papel de los medios de comunicación en la decadencia de las democracias:

Me parece muy sintomático el fenómeno de Wikileaks. Creo que pone de manifiesto la enorme dependencia que tienen muchos medios de comunicación con el poder. Me atrevo a decir que la prensa y otros medios de comunicación de gran cobertura se han comportado demasiadas veces con una excesiva cobardía ante el poder. Se han acojonado demasiadas veces. Yo no voy a perdonar a la prensa española por su papel en el 11M. Las verdades se van conociendo con cuentagotas y algún día cuando ya no importe a casi nadie se sabrá toda la verdad. De momento sólo sabemos que nos ocultaron la verdad, y eso ya nadie puede negarlo. Lo que no sabemos es por qué ni en qué consistió esa verdad inconfesable.

La globalización nos ha traído una nueva aristocracia:
Con la ayuda de la crisis actual, en la cual los causantes de la crisis han salido no sólo impunes sino reforzados, estamos viviendo en la impotencia y la injusticia. La ciudadanía está percibiendo al gran capital y a los políticos como la misma cosa. Son la nueva aristocracia.

No se comprende que una manifestación de protesta por subida de las tasas académicas termine en una agresión a los Principes de Gales, salvo que estos pasaran casualmente por allí en un momento de extrema rabia y odio de una chusma juvenil enfurecida hacia toda una clase social aristocrática, como efectivamente fue el caso.

Exaltación en Reino Unido por el ataque a los príncipes de Gales el pasado jueves durante una protesta estudiantil
La agresión al heredero de la corona británica y su mujer sucedió de la siguiente forma: el matrimonio, que se dirigía al centro de la ciudad para asistir a un acto de carácter anual celebrado en el London Palladium, fue testigo de como una multitud de estudiantes congregados en los aledaños del Parlamento comenzó a rodear su Rolls-Royce.

Fue entonces cuando el grupo de jóvenes inició su ataque rompiendo el cristal de una ventana lateral del vehículo y salpicandolo de pintura. Mientras, el príncipe Carlos empujaba a su esposa al suelo del coche para que no resultara herida. A pesar de la tensión del momento, el hijo de Isabel II no dejó de saludar a la multitud en ningún momento . Finalmente, Carlos y Camila consiguieron llegar al lugar del evento sin sufrir daño alguno, aunque en la cara de ambos se podía denotar asombro y estupor.

Me temo que las recientes fogatas de Roma nacen de un sentimiento de rabia y de impotencia contra estos aristócratas modernos esta vez encarnados en la figura de un Berlusconi despreciable.

Berlusconi supera moción de censura mientras arde Roma

Grupos violentos, como el Black Block y estudiantes levantan barricadas y provocan una batalla campal en el corazón de la capital * Entre manifestantes y policías hay casi un centenar de heridos

Hay que saber cuando se puede pedir austeridad y cuando no. La prepotencia, la arrogancia en tiempos de crisis se hacen intolerables. El hambre no entiende de razones. Cuando la elección es matar o morir, lo peor del ser humano aflora en forma de violencia irracional y terminan pagando justos por pecadores.

Grecia se paraliza y arde contra el plan de ajuste

MUNDO. Los manifestantes griegos se han enfrentado con la policía y han prendido fuego a varios vehículos y un hotel en el centro de Atenas, mientras decenas de miles marchaban contra las medidas de austeridad que buscan sacar al país de la deuda financiera.

Estos nuevos aristócratas no tienen una percepción del peligro que supone rebasar el límite de aguante de una clase trabajadora que ha sido previamente exprimida hasta el límite. Estos aristócratas no se enteran, viven en otro mundo donde los problemas de los ciudadanitos no les alcanzan en su vida cotidiana. Yo creo que algo muy similar debió pasar en otros conflictos preliminares de importantes revoluciones, donde los aristócratas vivían ajenos a lo que se estaba cocinando.

No soy adivino, no sé si surgirá una gran revolución, pero para mí es evidente que siempre existió un límite finito de aguante de la ciudadanía ante los abusos de sus gobernantes, y tengo la impresión de que este podría ser rebasado dentro de poco.

La detonación social en estas circunstancias puede ocurrir por alguna insignificante chispa. Lo que se necesita es sentar nuevas bases que primen la calidad de vida y la justicia social por encima del crecimiento de unos mercados ya hipertrofiados y totalmente fuera de control.

Que la historia pueda repetirse es algo que nunca debe descartarse, y conviene recordarla y tenerla presente porque nos muestra como somos y como reaccionamos ante determinadas situaciones.

La revolución francesa:
El 14 de julio de 1880 se declaró oficialmente día de la fiesta nacional francesa, a petición del diputado Benjamin Raspail.

Esta festividad no sólo se celebra en conmemoración del 14 de julio de 1789 (toma de la Bastilla), sino también en memoria de la Fiesta de la Federación.

La primera recuerda una jornada sangrienta que provocaría con el correr de los años un auténtico seísmo social tanto en Francia como en el resto de Europa; la segunda una jornada festiva en la cual los parisinos, presentes en el campo de Marte presenciaron el desfile de los federados, la misa celebrada por Charles-Maurice de Talleyrand-Périgord, quien por entonces era el obispo de Autun y el juramento que Louis XVI prestó a la Nación y a la ley.

Cabe subrayar que la importancia de la segunda fiesta no hizo que disminuyera el auténtico valor de la primera.

En Francia celebran la toma de la batilla como punto inicial de la revolución francesa que fue una orgía de sangre y de cabezas cortadas a guillotinazo limpio a manos de una chusma enfurecida con la clase aristocrática instalada en la prepotencia y la arrogancia.

Uno de los acontecimientos con mayor alcance histórico de la revolución fue la declaración de los derechos del hombre y del ciudadano. En su doble vertiente, moral (derechos naturales inalienables) y política (condiciones necesarias para el ejercicio de los derechos naturales e individuales), condiciona la aparición de un nuevo modelo de Estado, el de los ciudadanos, el Estado de Derecho, democrático y nacional. Aunque la primera vez que se proclamaron solemnemente los derechos del hombre fue en los Estados Unidos (Declaración de Derechos de Virginia en 1776 y Constitución de los Estados Unidos en 1787), la revolución de los derechos humanos es un fenómeno puramente europeo. Será la Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano francesa de 1789 la que sirva de base e inspiración a todas las declaraciones tanto del siglo XIX como del siglo XX.

Se cuenta que la inclinación de la hoja de la guillotina habría sido recomendada por el propio Luis XVI (que murió finalmente guillotinado en la Revolución francesa). Esta leyenda se debe a la relación que hace de los hechos el verdugo de París Charles-Henri Sanson (ejecutor de Luis XVI) en sus memorias apócrifas redactadas y publicadas por su nieto en 1889.

Este verdugo fue responsable de unas 3000 ejecuciones en París desde 1789 a 1796. De estas 3000 ejecuciones 370 corresponden a mujeres, 22 a menores de 18, y 9 a mayores de 80 años. Este verdugo confesó que lo que más le impresionó fue comprobar como la gente terminó aceptando estas ejecuciones como algo cotidiano y normal.

Citas y frases célebres sobre la revolución:

Cuando el pueblo se rebela no sabemos cómo podrá volver a la calma, y cuando está tranquilo no comprendemos cómo pueden sobrevenir las revoluciones.
autor: Jean De La Bruyère

Cuanto más conservadoras son las ideas, más revolucionarios los discursos
autor: Oscar Wilde

Imputar la revolución a los hombres es imputar la marea a las olas.
autor: Victor Hugo

La arcilla fundamental de nuestra obra revolucionaria es la juventud.
autor: Ernesto Guevara Che

Permitidme que diga, aun a riesgo de parecer ridículo, que el verdadero revolucionario se guía por grandes sentimientos de amor.
autor: Ernesto Guevara Che

Hemos inventado la revolución, pero no sabemos qué hacer con ella.
autor: Peter Weiss

Las enfermedades que señalan el crecimiento de la humanidad se llaman revoluciones.
autor: Fiedrich Hebbel

Toda gran revolución política es una gran revolución moral. Toda gran revolución moral supone una gran revolución política.
autor: Enrique Tierno Galván

Las revoluciones no se hacen: llegan.
autor: W. Phillips

Que tiemblen las clases dominantes ante la Revolución Comunista. Los proletarios nada tienen que perder sino sus cadenas, y tienen un mundo a ganar. ¡Proletarios de todos los países, uníos!.
autor: Karl Marx

PD 19 dic-2010:

Las manifestaciones hacen arder a Europa

  • Estudiantes británicos e italianos protestan por medidas anticrisis en Educación
  • Sindicalistas y estudiantes bloquearon Francia ante la reforma de la jubilación
  • Los griegos protestan por las medidas de austeridad ante el rescate griego
  • ‘En 1968, se soñaba, en 2010 se protesta. Todos rivalizan en pesimismo

José María Aznar el gran visionario político.

José María Aznar

José María Aznar

Aznar nos metió en una guerra por fiarse de su amigo Bush que aseguraba que existían armas de destrucción masiva. Se trató de un grave error que nunca reconoció, y para ser justos Zapatero usó esa baza de una forma oportunista y más tarde compensó su jugada metiéndonos en Afganistán donde llevamos 92 militares muertos.

Habrá gente que justifique estas barbaridades cometidas por unos o por otros dependiendo de su afinidad política, pero lo que me parece surrealista es la propuesta que este señor acaba de hacer recientemente.

Aznar habla claro: «Hay que acabar con el actual estado del bienestar»
«se tiene que acabar con la creencia de que trabajando poco se puede ganar mucho», en referencia a las coberturas sociales que actualmente reciben los trabajadores en base al actual modelo del estado del bienestar español. Indirectamente, por tanto, está responsabilizando a los beneficiarios por algunas de estas coberturas de ser causantes de la crisis actual.

Tras lo anterior, Aznar ha dicho que si el PP llega al poder, «se hará los que se tiene que hacer», es decir, «reformar el estado del bienestar, que ya se ha demostrado insostenible».

El estado del bienestar inasumible al que que se refiere Aznar, no es que las parejas tengan que malvivir trabajando toda su vida para dejarse casi todo lo que ganan en la hipoteca y en los impuestos. Eso era antes, ahora ya ni eso.

Las familias enteras en paro alcanzan ya los 1,3 millones
Madrid.- El paro es un drama que se vive cada vez en mayor número de hogares. Las familias con todos los miembros en paro crecieron en 78.500 en el primer trimestre del año y se situaron en 1.298.500.

Ahora al estado actual de esclavitud de la sociedad, se le ha llamado estado del bienestar insostenible. ¿No será que lo insostenible es el modelo económico actual basado en una estúpida carrera por aumentar de forma imparable la competitividad a costa de los trabajadores?

Los países más ricos son los que deciden, así que hay que estar en el ranking de los más ricos, y eso se consigue esclavizando cada vez más a los trabajadores, y ya estamos cerca de alcanzar un límite marcado por las necesidades para sobrevivir .

Ahora estos aristócratas se pelean por ver quien dice la barbaridad más gorda.

La máquina aristocrática global.

Creo que Google empieza a sentir en sus propias carnes los embates de unos enemigos que no quieren que ciertas cosas cambien, y creo que eso está ayudando a identificar las causas de nuestros actuales problemas.

Personalmente no me descubre nada demasiado nuevo. Lo nuevo y lo interesante es que estos y otros avisos llegan desde Google. Es como si dentro de la comunidad del gran capital Google fuera la oveja negra que podría desestabilizar una realidad de nuevos aristócratas que empieza a resultar insostenible para los ciudadanos de a pie.

No digo que los ciudadanos tengamos que confiar en Google, porque sigue siendo el gran capital, pero como fenómeno es muy interesante y nos sugiere vías para que los ciudadanos busquemos la forma de abordar unos problemas graves que hoy por hoy parecen insolubles por la falta de conexión de los políticos con la base social que los eleva al poder. Nos están traicionando. No les elegimos para que nos destrocen la vida.

El CEO de Google: «Las leyes están escritas por los grupos de presión» (ENG)

«El estadounidense promedio no se da cuenta de la cantidad de leyes están escritas por los grupos de presión» para proteger los intereses establecidos, el CEO de Google Eric Schmidt dijo Atlántico editor James Bennet en las ideas del Foro de Washington. «Es sorprendente cómo el sistema funciona realmente».

Yo escribí en 2008 un librito sobre estos temas.  Se trata de «La maltratada clase media» un ensayo socio-económico y político sobre la situación actual. En realidad es una mera exposición de mis opiniones sobre estos temas.

La maltratada clase media.

La maltratada clase media.

La contraportada dice lo siguiente:

Una visión actual sobre la sociedad actual. En esta obra se analizan una serie de aspectos que ponen de manifiesto las causas de los importantes desequilibrios actuales. Más que un trabajo de sesuda erudición, se trata de reflexionar sobre una serie de circunstancias de sobra conocidas, en las cuales la clase media, (el ciudadano moderno), ha visto como se deterioraba progresivamente su nivel de vida a expensas no sólo de la clase baja, sino un impresionante aumento de la calidad de vida de la clase alta que de facto, y pese al escaso porcentaje de población a la que representan, ostentan casi toda la riqueza y la totalidad del poder. Ello merced a la forma en que han domado el sistema democrático a sus necesidades, en un mundo de nuevos ricos surgidos al amparo de una nueva economía en un mundo globalizado.

Me doy cuenta de que el lenguaje que uso, en términos de luchas de clases, resulta un poco anticuado, pero creo que habría que volver a usar estos lenguajes porque la aristocracia ha resurgido con una nueva fórmula para así controlar a la democracia y está machacando a la sociedad.

A ellos la crisis no les preocupa. Propuestas políticas como trabajar más horas, aumentar la edad de jubilación, facilitar los despidos de los trabajadores y cosas por el estilo resultan para ellos aceptables en unas circunstancias de crisis, que ellos provocaron, y que no está claro cuando superaremos, porque las soluciones que proponen ahondan los problemas.

Tres años después de que escribiera ese libro las cosas están ahora mucho peor, así que debería intentar abordar la reedición actualizada de aquello que escribí o mejor aún reescribir un nuevo libro sobre el tema. Nos están preparando ya para un 2011 que dicen será peor que el 2010, que para nosotros los españoles ha sido desastroso.

Me resulta muy extraño que ni siquiera los ciudadanos tengamos un lenguaje claro opara referirnos a esta situación que desde mi punto de vista es una reedición de las luchas de clases de antaño. Estamos ante un absolutismo capitalista y global y ante una decadencia de la democracia unido a un ataque a la sociedad de la información que es por donde los cambios que el gran capital no de sea podrían provenir. Lo mínimo que habría que hacer es ponerle a todo este fenómeno un nombre, y no me vale la globalización porque en muchos sentidos es inevitable que nos globalicemos, pero no así. Sugiero que hablemos de la máquina aristocrática global a falta de otro término más acertado para describir todo esto.

Yo suelo hablar de ciudadanito de a pie, clase media, clase productiva, y de los mindundis, para referirme a la gran masa de ciudadanos que padecen esta situación y de clase alta, del gran capital, de políticos y de grandes monopolios, de los lobbies, y el CEO de Google Eric Schmidt habla de grupos de presión, pero estamos hablando del mismo fenómeno que ni siquiera tiene nombre aún. No tiene nombre pero lo tendrá porque si no salimos pronto de la crisis (tiene pinta de que eso no ocurrirá) la gente que lleve más tiempo en el paro agotará los subsidios y el gobierno entrará en una situación aún más complicada agravada por una masa social con una necesidad imperiosa de comer y privada de los medios para subsistir.

No tendría nada de particular que la gente en estas circunstancias mirara a los que no tienen necesidades y los culpara de todas sus desgracias. En mi humilde opinión los auténticos culpables son los políticos que con sus políticas de fusiones han ido creando enormes monopolios para competir en la economía global y estos gigantes han logrado tanta fuerza que son los que nos están gobernando con un resultado desastroso. A pesar de eso a los empresarios no se les puede culpar de querer ganar dinero, porque esa ha sido siempre la esencia de los negocios empresariales. Se supone que los políticos y la democracia deberían servir para poner freno a las lógicas ambiciones del gran capital, pero cegados por competir en el gran mercado global los políticos han olvidado su verdadero papel en la sociedad que es velar por la calidad de vida de sus ciudadanos que es una cosa que no se puede medir ni en euros ni en dólares.

Un ejemplo a seguir:

El enorme éxito de la gestión del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, en mi humilde opinión, obedece a que es uno de los pocos políticos que supo enfocar la política en el bienestar de los ciudadanos y no en el gran capital. ¿Para qué demonios hace falta ponerse en manos de un gigantesco monopolio como Microsoft, que tiene sus propios intereses, si existe una alternativa en el software Libre?

Eso lo vio muy claro este hombre y le ha ido de maravilla. Muchos políticos deberían tener la misma actitud hacia el gran capital para servirse de ellos en lugar de convertirse en sus súbditos traicionando los intereses de los ciudadanos para mayor beneficio de las grandes empresas.

Dicho de otra forma, la alternativa al modelo actual existe y es mucho mejor para el ciudadano y mucho peor para el gran capital.

El modelo capitalista actual se ha cargado la democracia.

Las soluciones que en el pasado propusieron alternativas radicales al capitalismo fracasaron y la economía de mercado ha terminado creciendo y radicalizándose hasta fagocitar nuestras libertades y derechos. Julio Anguita lo explica con toda claridad.

La maltratada clase media

La maltratada clase media

En 2008 escribí un libro (de libre descarga) «La maltratada clase media» (En Febrero de 2009 hice la última reedición), que en realidad no es más que un largo artículo (son 101 páginas) de opinión sobre economía , escrito por una persona sin apenas conocimientos relativos a esa disciplina, y que simplemente se considera un buen observador.

En este libro escribí algunas cosas que ya eran una realidad hace dos años, pero que han terminado convirtiéndose en la más cruda realidad de hoy.

Fue mera intuición por mi parte, pero es que creo que hay un problema de ceguera política importante.

Algunas de las cosas que dije entonces fueron las siguientes:

Un estudio sobre un total de 7.661 participantes de una edad media de 45 años, llevado a cabo por el Center for Human Resource Research de la Universidad de Ohio (Estados Unidos) afirma que tras arruinarse, las personas tardan entre 10 a 20
años en recuperarse. El 13,5% de los encuestados declaró haberse arruinado alguna vez.

Arruinarse no es ninguna broma y periódicamente las crisis hacen una buena criba en las perspectivas de progreso de la gente que aspira simplemente a tener una calidad de vida decente. Muchos de los que se arruinan son los que intentan comprar una vivienda y se ven sorprendidos por un cambio de tendencia económica que les impide llevar a término la hipoteca y tienen que malvender aquello que empezar a pagar con mucho esfuerzo. También muchos pequeños negocios autónomos son sensibles a estos bandazos de la economía. Los grandes no pueden caer, si hace falta se les ayuda desde el gobierno.

El momento y el lugar en que decido escribir este libro tiene su relevancia. Año 2008 en España, comienzo de una crisis que se anuncia larga. Un nuevo escalón de bajada para la clase baja. Lo llamo escalón porque las crisis han tenido un efecto de bajada en la calidad de vida que luego la clase baja no ha podido recuperar totalmente. Las recuperaciones ocurren a nivel macroeconómico que es tanto como decir a nivel de la clase alta. Independientemente de donde situemos la frontera entre clase media y alta, se considera que 10% de población gestiona el 85% de la riqueza. Es a nivel de estas crisis y de estos ajustes donde la clase media pierde la perspectiva y pierde cada vez más calidad de vida en beneficio de la clase alta.

Los de siempre acabamos de bajar otro escalón, permitiendo que otros (también los de siempre) aumenten su diferencial de riqueza y aumenten su poder.

Esto no es un problema Español ni europeo, sino un problema a nivel mundial del modelo económico de los países industrializados y muy especialmente de los componentes del G8 (Alemania, Canadá, EE.UU., Francia Italia Japón, Reino Unido y Rusia). Todos ellos y algunos más, son responsables de la crisis actual que afectará muy especialmente a la clase media, y eso ocurre porque los políticos han sido muy torpes y muy desleales con sus votantes. Han atendido a la clase baja y a la clase alta, y han traicionado al verdadero motor de la economía que es la clase media. Se han dejado seducir por las grandes cifras macroeconómicas y por un modelo globalizado y liberal donde el ciudadano queda a merced de poderosas instituciones que son las que nos están gobernando sin necesidad de votos.

Cuando digo que los políticos atienden a la clase baja me refiero a las políticas sociales para sustentar a los indigentes. A los que estrujan de verdad es a la inmensa clase media en la que yo meto a todos aquellos que viven de una nómina, ya sean mileuristas o altos ejecutivos.

La clase alta no tiene necesidad de trabajar, vive de su capacidad de control sobre el resto de la sociedad.

Las cifras macroeconómicas vienen distorsionadas por el hecho de que el 10% de la población (clase alta) controla el 85% de toda la riqueza. En otras palabras, los datos macroeconómicos si no van acompañados de otros datos relativos que reflejen la situación real de la economía doméstica de los ciudadanos, no representan gran cosa a efectos de bienestar social de la clase media.

Dicho de otro modo, el modelo capitalista actual, se ha salido de madre, campa por sus fueros, y  se ha cargado la democracia.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén