Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Etiqueta: autoconciencia

¿Cuándo apareció la condición humana?

La pregunta se refiere a la condición humana en contraposición a la condición animal. Se ha dicho que el ser humano es un animal racional, pero lo cierto es que no nos comportamos considerándonos a nosotros mismos simples animales. Nos consideramos mucho más que eso. Somos además de animales, humanos, pero ¿Cuándo apareció la condición humana?

Australopithecus sediba

Australopithecus sediba

La pregunta está cargada de trascendencia, pero antes de intentar contestarla, conviene echar un vistazo a las cartas que la ciencia ha ido poniendo boca arriba.

Cada vez más cerca del eslabón perdido.
Australopithecus sediba fue un homínido australopitecino, cuyos únicos restos descubiertos, fueron dos esqueletos parciales descubiertos en Sudáfrica. Las pruebas iniciales establecieron que tenían una edad de entre 1,78 y 1,95 millones de años.

Tenían un cerebro muy pequeño, unos brazos muy largos (como todos los australopitecos) una cara muy similar a la humana, con nariz, dientes pequeños, pelvis que le permitía caminar, y tenía las piernas largas.

Los descubridores de la especie sugirieron inicialmente que era un buen candidato para considerarlo situado entre los Australopithecus africanus y el Homo habilis, o incluso, un antepasado directo de Homo erectus.

Según la revista Science, análisis recientes más detallados, confirman que esta especie estaba en la misma línea evolutiva que Homo sapiens.

El profesor Lee Berger de la Universidad de Witwatersrand, en Johanesburgo, concluye que «Cualquiera de estas partes podrían haber evolucionado de forma separada, pero es bastante improbable que todas lo hicieran juntas si el A.sediba no estuviera relacionado con nosotros».

El intervalo de tiempo ahora después de los análisis más detallados, se sitúa entre 1,97 y 1,98 millones de años. Esta nueva estimación es importante, dice el equipo, porque sitúa al A.sediba en una época factible para ser ancestro del H.erectus.

Saltemos 2 millones de años y volvamos a la actualidad:
Los chimpancés son los animales más próximos a nosotros, evolutivamente hablando, y están no solo en peligro de extinción, sino en peligro crítico de extinción. En Costa de Marfil hace dos décadas había 10.000 chimpancés y ahora quedan unos pocos miles. Algo parecido ocurre con gorilas y orangutanes.

Desde muy antiguo el hombre viene clasificando a los seres vivos, y a medida que su compresión del mundo se completa, siente la necesidad de usar criterios de clasificación cada vez más naturales concediendo más importancia a lo que realmente lo tiene.

En la clasificación tradicional, la familia Hominidae estaba compuesta exclusivamente por primates bípedos (géneros Homo, Australopithecus, Paranthropus, etc.). Actualmente, según la taxonomía cladística cuyo uso se está imponiendo en primatología, los Hominidae incluyen además a los grandes simios (gorilas, chimpancés y orangutanes) anteriormente clasificados en la familia de los póngidos.

La clasificación cladística es un método de análisis riguroso que utiliza las «propiedades derivadas compartidas» de los organismos que se están estudiando. El análisis cladístico forma la base de la mayoría de los sistemas modernos de clasificación biológica, que buscan agrupar a los organismos por sus relaciones evolutivas, huyendo de otros criterios más artificiales.

En otras palabras los grandes simios (gorilas, chimpancés y orangutanes) según la ciencia moderna, están más próximos a nosotros , de lo que se estimó hace años. No somos tan diferentes.

Quizás ahora, podamos plantear cuestiones relativas a eso que se dio en llamar la condición humana.

El valor sagrado de la vida humana:
La religión ha concedido un valor infinito a la vida humana desde el mismo momento de la concepción, pero la vida de los grandes simios que están en peligro de extinción reciben la consideración de mera vida animal.

Los siento por nuestros primos lejanos, yo sólo acabo de mencionar realidades objetivas  tal cual son, y me temo que donde falta objetividad es en ciertos planteamientos mantenidos desde hace milenios por el hombre.

Antes de Darwin las enseñanzas de la biblia condicionaron durante siglos una visión trascendental, antropocéntrica, y muy equivocada del mundo, que falsea, minimiza o ignora el importante hecho de que el ser humano no apareció repentinamente. Un hecho cierto y trascendental como el que más.

Por mucho que La Iglesia quiera minimizar el problema, el choque Ciencia Religión que se originó con el Darwinismo no ha sido resuelto, y ello ha conducido a las intoxicaciones fanáticas pseudocientíficas del creacionismo y del diseño inteligente.

No se dan cuenta, de que ni siquiera la aceptación como verdades de estas farsas pseudocientíficas, solucionarían la inconsistencia principal. Ahora que sabemos que el ser humano no nació del barro, ¿donde ponemos la línea divisoria entre humano y animal y por qué?

La evolución fue un proceso largo y gradual, no permite separar deforma precisa y en un momento particular el instante donde apareciera el ser humano con esas condiciones espirituales que le confieren su estatus sagrado. ¿Acaso la condición sagrada admite valores intermedios? Si fuera este el caso ¿es la vida de un cigoto humano un poco menos sagrada que la de un ser humano adulto?

Sagrado significa infinitamente valioso que es tanto como decir fin de la discusión. No es de extrañar que a la ciencia se la trate desde La Iglesia de relativista. Más bien La Iglesia es la absolutista.

La conclusión no puede ser otra, más que eso tan trascendente y que se ha llamado condición humana, es mero humo antropocéntrico.

Otros homínidos inteligentes que fueron contemporáneos del ser humano:
Pese a todo, en toda nuestra sociedad,  comparar el valor de una vida humana, con el valor de un gran simio, sigue siendo un sacrilegio, y sin embargo hubo homínidos contemporáneos con el Homo sapiens, lo cual complica este asunto de la condición humana.

¿Has oído hablar del «hobit» Homo Floresiensis?

¿Cómo trataríamos hoy en día a un ser casi humano?

Investigadores aseguran que el hombre de Flores, el “hobit”, es una nueva especie humana, Homo Floresiensis, no se ponen de acuerdo sobre sus orígenes, tenía un metro de altura, y vivió hace 18.000 años en la isla indonesia del mismo nombre.

Los neandertales desaparecieron hace sólo 30.000 años. ¿Compartían estos homínidos desaparecidos no hace mucho, la condición humana con el Homo sapiens?

Para finalizar:
Si te has quedado con ganas de leer, te recomiendo otro artículo mío que muy bien podría ser una continuación de este, pese a que lo escribí hace más de dos años. Nuestras afinidades con los grandes simios son sorprendentes.

¿Somos tan especiales los humanos?

¿Nuestra visión antropocéntrica del mundo es cosa del pasado? Más bien parece que poco a poco continuamos avanzando y tomando conciencia de lo poco especiales que somos.

[…]

La similitud entre el genoma humano y el del chimpancé es del 98,77%. El cromosoma 2 humano, equivale a una fusión entre los cromosomas 12 y 13 del chimpancé, y el resto de los cromosomas son muy similares.

El Delfín es el animal más inteligente después del hombre.

Según científicos: los delfines deben ser tratados como “personas no humanas”
Los delfines han sido declarados las segundas criaturas más inteligentes del mundo después de los seres humanos, de ahí que los científicos sugieran que son tan brillantes que deberían ser tratados como “personas no humanas”.

Los delfinarios a debate:
Mi postura respecto a los parques zoológicos, es que en España están obligados por ley a ser aliados de la biodiversidad, y la sostenibilidad de los mismos no puede servir de excusa para llevar a cabo actuaciones que incumplan este objetivo.

Los animales que no puedan ser reproducidos en zoológicos no deberían ser mantenidos en cautividad si su puesta en libertad es factible. En algunos casos la puesta en libertad con garantías es imposible y se asume la privación de libertad como mal menor para mantener animales procedentes espectáculos circenses, de zoos que han sido cerrados, o de ecosistemas diezmados o destruidos. La vuelta al medio natural no siempre es posible y sacrificar al animal me parece mucho peor que darle una oportunidad de adaptarse a la cautividad en las mejores condiciones posibles.

Algunos zoos lo hacen todo mal y deben ser cerrados, pero otros lo hacen casi todo bien y deben ser conservados y mejorados porque cumplen una función muy necesaria.

Donde muchos continúan fallando es en el mantenimiento de ciertas especies, tales como simios superiores (chimpancés, gorilas, y orangutanes), elefantes, o delfines.

Todos estos animales tienen autoconciencia,  y sus necesidades sicológicas son muy especiales. Requieren de unas condiciones muy exigentes para no crearles malestar a estos animales que tienen un nivel de inteligencia poco compatible con la cautividad.

No me gusta generalizar porque sé que algunos de estos animales han podido ser reproducidos en cautividad y ello es imposible en condiciones de estrés, pero creo que se continua abusando de su utilización para espectáculos y especialmente en el caso de los delfines.

Los delfines son tan inteligentes y tan hábiles que son un reclamo excelente para cualquier parque, pero ¿qué opinarán los delfines de su trabajo? parecen contentos, pero ¿realmente les gusta?

Hay que decir que el juego de los aros de burbuja del vídeo es algo que surge en forma de aprendizaje espontáneo lo cual ya dice mucho sobre ellos.

Yo, a este juego de los aros de burbujas (quizás con algo de generosidad por mi parte, y ningún atisbo de egocentrismo), me atrevo a calificarlo de arte, por su belleza y plasticidad.

La sensibilidad del delfín hacia el ser humano es tan grande que se usan en tratamientos de delfinoterapia con niños autistas y con sindrome de down, ambos con muy buenos resultados.

A mí me encantan los zoos. Me gusta hacer fotos a los animales, pero, los espectáculos con animales no me hacen gracia. Puede que estos entrenamientos realizados con mpderación sean útiles y les ayuden a distraerse, pero  un entrenamiento sistemático y rutinario no me convence, me resulta antinatural. Otra cosa es que jueguen sólos, eso me encanta.

Temas afines tratados en este Blog:

La autoconciencia y el miedo a la muerte.

 

 

Urraca

¿Puede la urraca usar su mente de forma similar a un ser humano?

 

A propósito de una foto que mostraba la ceremonia del funeral de un chimpancé,  en  mi artículo ¿Somos tan especiales los humanos? me permití relacionar esta foto con el tema de la autoconciencia.

En mi búsqueda de romper con nuestros prejuicios antropocéntricos, me acabo de tropezar nada menos que con un ave, la urraca,  que tiene una mente asombrosa.

Las urracas sienten luto e incluso hacen funerales (ing)
«Urracas sienten dolor y incluso hacen encuentros tipo funerales para sus amigos muertos, y dejan «coronas» de hierba al lado de sus cuerpos», afirma Mark Bekoff biólogo experto en comportamiento animal.

Antes de continuar, una anécdota:

Suena exagerado, pero yo, sentí una enorme curiosidad al leer esta noticia.  Confieso tener una cierta fascinación por las urracas desde que haciendo la mili en Lérida, un bar donde comíamos de vez en cuando, tenía como mascota una urraca que volaba libremente por el local. (Ya lo sé, es una porquería, pero…). Nos contaron que la habían recogido mal herida y el pájaro no se marchaba de allí porque le daban de comer.

Recuerdo que un día había dejado yo un papelillo plateado del envoltorio de una chocolatina encima de la mesa, y el pájaro aprovechó un descuido para robarlo. Nada extraordinario. A las urracas les encantan los objetos brillantes. Lo curioso es lo que hizo con él.

Se fue a la máquina tragaperras y después de varios intentos logró introducir el papelillo bien dobladito por la ranura de las monedas. (¿observación e imitación?)  Al dueño no le hizo gracia ninguna. Creo que él y el pájaro rompieron la sociedad ese día.

¡Sorpresa! La urraca también tiene autoconciencia:

Sabido es que las urracas y otros córvidos tienen gran inteligencia y que incluso pueden fabricar herramientas, tal y como puede verse en este conocido vídeo.

La noticia de los funerales de urracas me ha echo investigar, y he descubierto que por increíble que parezca las urracas también tienen autoconciencia.

La urraca demuestra ser tan lista como los monos y los delfines
Puede reconocerse en un espejo y quitarse una mancha especular

Un equipo de científicos de la Universidad de Ruhr, en Alemania, ha demostrado que las urracas pueden reconocerse a sí mismas frente a un espejo. Hasta ahora, se sabía que algunos pájaros tenían ciertas capacidades mentales, como la de recordar, pero no se había podido demostrar que fueran capaces de auto reconocerse. Sometidas al test de la marca, que consiste en marcar el cuerpo de un animal con un punto de color que el animal no puede ver salvo que se vea a sí mismo en un espejo, las urracas demostraron que comprendían que la imagen que reflejaban en el cristal era de ellas mismas. Estos resultados sugieren que la inteligencia de las urracas habría evolucionado, durante millones de años, por vías muy distintas a las de otros animales que también han pasado esta prueba, como los delfines o los primates. Sin embargo, todos habrían llegado al mismo estadio cognitivo por su capacidad de reconocer su propia imagen. Por Yaiza Martínez.

La relación entre autoconciencia y miedo a la muerte.

Yo siempre he sospechado que cualquier ser autoconsciente que asista a la muerte de un congénere, debe de sentir más que miedo, pavor ante la posibilidad de que eso le pueda pasar a él. La muerte representa el fin de algo inmutable. El fin del yo. El fin de la referencia de todas las cosas de las que tenemos conocimiento.

No hay un ser más cercano y que más nos importe que el propio yo. Tampoco se necesita tanta inteligencia para llegar a comprender que lo que le pasa a otro congénere te puede pasar a ti, siempre que se posea la capacidad de autoconciencia.

La utilidad del miedo a la muerte es evidente, porque refuerza el instinto de supervivencia, pero a cambio surge el precio del miedo.

Conclusiones:

Nuevamente, fuerte sentimiento ante la muerte de un ser autoconsciente. ¿Casualidad? Yo no lo creo.

Las urracas tienen igualmente capacidad de aprender por imitación, y capacidad de usar herramientas, y estas son capacidades que nuevamente coinciden con la de los chimpancés y otros seres autoconscientes. Creo que todo ello tiene relación.

Creo que la autoconciencia implica necesariamente la capacidad de adquirir el miedo a la muerte de una forma muy similar a nuestro propio miedo. Es un sentimiento de enorme angustia.

Ocurre que la urraca es un animal que tiene fama de mal bicho, y en parte podría ser merecida. En este vídeo vemos a una urraca cazando a varios murciélagos.

No es fácil sentir empatía con una urraca, o un cuervo. En la literatura son usados como mascotas por personajes perversos. Pueden aceptar temporalmente una relación social con el hombre, pero no aceptan la cautividad, son una caja de sorpresas.

¿Somos tan especiales los humanos?¿Somos tan especiales los humanos?

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén