Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Etiqueta: Anonymous Página 1 de 4

Bildu y el 15M.

Hay un cierto resentimiento contra el 15M por no condenar la situación de Bildu en el país vasco. Lo vemos en la prensa y lo vemos en Twitter, y se están haciendo afirmaciones para desacreditar al 15M.

Ya lo dije anteriormente. No me parece compatible adjudicarse la representatividad de un colectivo tan grande como el 15M, para defender ideas que no son de todos, por respetables y justas que sean.

Personalmente creo que el 15M, la spanishrevolution, la democraciarealya, el nolesvotes, e incluso Anonymous, son el resultado del la indignación y la rebeldía ciudadana.  Esta obedece a causas concretas que están distorsionando el funcionamiento de las democracias, hasta convertir al los propios gobiernos en fuerzas corruptas, más al servicio de otros intereses que de los intereses ciudadanos.

Es en eso en lo que existe un gran consenso ciudadano más allá de las ideologías de derechas, de izquierdas, o de otro tipo.

Mi postura personal sobre Bildu es clara:

A mí personalmente me parece que Bildu no debería haber accedido a las instituciones. El pueblo vasco creo que ha elegido a a Bildu porque está preso de sus inercias y enfermo de terror, pero lo cierto es que no puedo obligar a todo el mundo a ver las cosas como las veo yo.

Los que defienden lo contrario en el 15M, y creen que Bildu no es ETA, supongo que se han creído la sentencia del constitucional, pero el 15M defiende sin fisuras la independencia del poder judicial.  Otros que estamos en el 15M y que vemos la participación de Bildu como un grave error, pensamos que si solucionamos el problema de esa nefasta dependencia del poder judicial, cosas como lo de Bildu no volverían a pasar.

Lo diré de otro modo. Los que creemos que lo de Bildu es un error, vamos a continuar pensando así, pero los que piensan que lo de Bildu es respeto a la voluntad popular, cambiarán de idea el día siguiente a la comisión de un delito de sangre que manche a Bildu. Es muy triste, pero me temo que así será.

Como opinión personal, sostengo que Bildu es la nueva marca de ETA infiltrada como de costumbre en las instituciones, y así lo ratifican los informes policiales, el tribunal supremo, y esa parte del tribunal constitucional que está en minoría, y que no está ligada al PSOE.

Son solo opiniones, pero me gusta ser claro. Yo creo que el PSOE no ha cambiado y que ha vuelto a negociar con ETA, pero también sé que honradamente hay gente que no lo cree, o no es capaz de creerlo todavía.

Por muy dramático que esto sea (creo que costará vidas de inocentes), el 15M no está preparado para aceptar ni estas tesis, ni otras muchas injusticias clamorosas, como la separación iglesia estado, u otras reivindicaciones que discurren por distintos barrios políticos y sociales.

El 15M ataca a la principal causa de todos nuestros males:

Lo que no debe ponerse en duda es que en el 15M hay un deseo sincero de avanzar hacia una auténtica democracia, y ello con todas las consecuencias. El 15M ha surgido de esa forma porque en este momento tan especial es más lo que nos une a todos los ciudadanos, que lo que nos separa, y yo añadiría que gran parte de lo que nos separa desaparecerá si desaparece la enorme distorsión mediática introducida desde el poder totalmente corrupto.

El 15M no defiende la reparación de todas las injusticias del mundo mundial, ni se puede pretender tal cosa porque eso dividiría al movimiento y lo destruiría. Lo que está en juego con el 15M es demasiado importante como para contaminar el movimiento con toda clase de causas justas por importantes que estás sean.

La causa del 15M es la reparación de la democracia para que esta sea realmente representativa de la voluntad popular, y cuando se consiga ese objetivo, es muy probable que otro tipo de causas justas se solucionen por sí solas o resulten mucho más fáciles de solucionar.

El que piense que tema de Bildu, ha sido una consecuencia del mal funcionamiento de las insituciones, debería defender el 15M tal cual es, y no envenenarlo con sus justas reivindicaciones, porque no todas las reivindicaciones justas caben en 15M.

Su condición de movimiento apolítico tiene un precio, y no se trata de renunciar a nada. Si yo tuviera que renunciar a que se hiciera justicia a las víctimas del terrorismo no estaría con el 15M. Se trata más bien de no exigir absolutamente todo al 15M, cuando cada tema tiene su propias plataformas reivindicativas. Lo que hace grande al 15M es aquello que nos une a todos en estos momentos de brutal crisis política y económica.

La postura de Bildu:
El portavoz de Bildu y líder de Altarnatiba, Oskar Matute, ha afirmado que hay que ‘respetar la autonomía’ del movimiento ciudadano ‘Democracia Real Ya’ y ha añadido que, desde luego, la coalición soberanista ‘no va a entrar en el juego de la utilización político partidista de ningún movimiento social’.

El 15M está muy polarizado contra el bipartito:
No veo ningún interés por parte del 15M en promover manisfestaciones que puedan ser instrumentalizadas por una parte del bipartito en contra de la otra parte, y el tema Bildu es un tema que, entre otras cosas, enfrenta al bipartito.

Me temo que de facto, este simple hecho lo convierta en tema casi tabú dentro del 15M y cualquier prejuicio en torno al 15M respecto a Bildu, será visto como un intento de distorsión y de manipulación totalmente injusto y fuera de lugar.

El 15M no va regalar votos ni al PP ni al PSOE, más bien lo contrario, y de momento el que más votos ha perdido, ha sido el PSOE, así que desde el PP deberían hacer menos victimismo, porque los hecho son que aún no les ha llegado el turno de pagar por sus pecados de corrupción.

La inmensa mayoría del voto de los españoles es un voto cautivo con una inercias importantes, y el bipartito se ha asegurado de que el sistema electoral les blinde frente a los embates de las minorías.

Cada plataforma tiene sus propios objetivos:

Yo fui a la manifestación del 15M, y también fui a la manifestación contra el terrorismo y a favor de las víctimas. No son cosas incompatibles, pero no se pueden mezclar, cada una tiene su sitio. Una misma persona puede estar en varios movimientos a la vez.

No veo el problema de incoherencia en ello. También estuve en la manifestación anti Sinde en la entrega de los premios Goya, y en la manifestación atea, y en la del 11M.

Los que acusan al 15M de antisistema, de ser de izquierdas, de ser de derechas, etc., se están haciendo un flaco favor a sí mismos, porque en el 15M cabemos todos los ciudadanos, y también unos pocos políticos que no han tenido tiempo de corromperse todavía.

El 15M no debe ser dividido porque ataca a la raíz muchos de los problemas que nos están dividiendo.

Anonymous, el ejército de la república de Internet.

We Are Anonymous. We Are Legion.

We Are Anonymous. We Are Legion.

Creo que la capacidad de respuesta de Anonymous se infravalora. Vivimos en un mundo donde toda clase de poderes fácticos están acostumbrados a hacer su voluntad sin molestarse en entender ni respetar gran cosa del mundo que les rodea.

Los científicos y los técnicos no tienen el poder porque han renunciado a ese gasto de energía. En lugar de ello dedican su tiempo al desafió de la expansión del conocimiento que les supone una gratificación superior a la que proporciona el dinero o el poder. Por ello fuera de Internet suelen terminar al servicio de perfectos ignorantes, pero en Internet se mueve como pez en el agua. Es la sociedad de la información.

Creer que Anonymous no tiene poder porque no tiene dinero es una estupidez que algunos pagan muy caro. El último ha sido Sony.

Hackean otro servicio de Sony, hay 24,6 millones de cuentas comprometidas

Como los problemas con la PlayStation Network parecen no ser suficientes para Sony, un segundo servicio en línea de la compañía – Sony Online Entertainment (SOE)- fue confirmadamente hackeado, poniendo en riesgo 12.700 números de tarjetas de crédito y alrededor de 24,6 millones de cuentas extra.

En Internet el dinero no implica poder. En Internet el poder lo proporciona la atención y el reconocimiento de los usuarios. En Internet tanto vales, tanto obtienes. Las grandes empresas que acostumbran a resolver sus problemas a golpe de talonario y por la fuerza bruta, desconocen la brutalidad de las fuerzas de rechazo que se pueden suscitar en Internet desde la prepotencia y la arrogancia. Vimos hace poco el resultado de otro intento de ataque contra la línea de flotación de Anonymous.

Anonymous provoca la dimisión del CEO de HBGary Federal.

También fueron a por lana y salieron trasquilados. Hicieron el ridículo.

Atacar Anonymous es atacar una idea, un intangible. Anonymous, no tiene organización, no pertenecen a una asociación, no existe un sitio oficial relacionado con Anonymous. No lo necesita. Incluso es difícil de definir Anonymous.

«[Anonymous es] la primera super-conciencia basada en Internet. Anonymous es un grupo, en el sentido de que una bandada de aves es un grupo. ¿Por qué sabes que son un grupo? Porque viajan en la misma dirección. En un momento dado, más aves podrían unirse, irse o cambiar completamente de rumbo».
Landers, Chris, Baltimore City Paper, 2 de abril de 2008

Tal como yo lo veo, Anonymous es el ejercito de la República de Internet. Esta república debe ser entendida como un espacio propio y soberano, que no pertenece a nadie más que los usuarios de la red, sus verdaderos creadores, porque su valor son los contenidos aportados por millones de usuarios, gracias a su neutralidad, y su libertad.

Anonymous defiende a esta república de los ataques a la libertad, a su neutralidad, y de los intentos de control o de apropiación ejercidos desde cualquier tipo de poder fáctico.

Anonymous defiende Internet de los celosos de su enorme éxito, y que intentan destruirla  (o convertirla en algo diferente) ahora que ya ha adquirido un enorme valor.

PD (7-may-2011):

Hackers prepararían nuevo ataque a Sony este fin de semana

PD (8-may-2011):

Investigación Especial: ¿Quiénes son Anonymous?
Las acciones de Sony fueron de las más agresivas que hemos visto por parte de una compañía multinacional a un individuo. Sony solicitó a la corte records de todas las direcciones de IP de las personas que visitaban la página de GeoHot, información de quienes pudieron haber donado dinero al famoso hacker y hasta quienes lo seguían en Twitter

¿Es lícita y útil la desobediencia civil no violenta?

Manifestación.

Manifestación.

Para contestar a esta pregunta creo que puede ser interesante ver lo que está pasando dentro de Anonymous que en mi opinión se está sensibilizando a los daños colaterales de sus ataques .

Para mí es una buena noticia y un indicio de madurez en el seno de la organización, como no podía ser de otra forma. Estas organizaciones están sometidas a la autocrítica constante, y es lógico que evolucionen.

Anonymous «suspende temporalmente» los ataques a Sony
La firma japonesa admite que sus redes están teniendo problemas.

La organización está arrepentida por el daño que haya podido causar a los jugadores de videojuegos, que ayer eran «daños colaterales» y hoy son consumidores respetables. Así, Anonymous cesa temporalmente sus acciones contra los servicios de Sony hasta encontrar una fórmula que haga daño a la compañía japonesa pero no a sus consumidores.

No sé si todo el mundo lo verá así, pero en mi opinión esto supone una moderación en el espíritu anárquico y rebelde de la organización por aceptación de mayores responsabilidades. Es en mi opinión un paso desde la utopía al pragmatismo y eso también parece estar pasando a nivel personal con algún que otro ciberactivista famoso.

El gurú de la ciberanarquía abraza la ley

Lo nuevo del creador de 4Chan, en Blog Pop etc. Con 15 años, moot creó el foro 4Chan, el sitio que alumbraría Anonymous. Con 19 fue elegido personaje más influyente del año en Time gracias a una encuesta online amañada.

«Yo no defino a 4Chan, ni 4Chan me define», defiende desde su oficina. «Mi trabajo estos años solo ha sido asegurar que los servidores funcionaban para que los usuarios eligieran libremente qué publicar. No respondo por ellos. Tampoco he puesto anuncios. Ni me he llevado dinero. Lo he hecho por amor al arte. Y lo seguiré haciendo, porque me encanta esta cultura, este lenguaje único que se ha creado en la página en estos siete años y medio».

Es normal volver a la legalidad, porque salirse de la ley sólo puede tener sentido si se hace en un contexto de desobediencia civil, y esta no puede durar eternamente.

¿Es lícita la desobediencia civíl?
Seguramente, en situaciones de deterioro profundo de la normalidad democrática y de empobrecimiento de la población, la desobediencia civil no violenta sea la válvula de escape más útil para favorecer los cambios adecuados, y para evitar que otras válvulas de escape de carácter violento hagan su aparición.

La desobediencia civil no violenta, ha de ser constructiva y responsable, estar sujeta a la autocrítica y responder a unas motivaciones de justicia y no de venganza ciega, así debe ser, porque las leyes pueden ser injustas, y los políticos y otros poderes fácticos pueden llegar a ser bastante perversos y opresores.

Para ilustrar estas motivaciones tenemos el ejemplo de la Ley Sinde, que es una ley liberticida que perjudica gravemente derechos fundamentales consagrados en nuestra constitución, con el pretexto de defender derechos de los creadores, cuando en realidad defiende derechos de colectivos industriales.

Esta ley ha favorecido la aparición de varias plataformas ciberactivistas. Algunas plantean acciones perfectamente legales como #nolesvotes, y otras como Anonymous que apoya a #nolesvotes, han provocado algunos ataques de denegación de servicio. Se llaman ataques pero no se puede calificar de violencia. Se ataca a las máquinas. Es decir, se paralizan servicios.

En cualquier caso, las posibles derivas violentas en colectivos activistas son totalmente indeseables e innecesarias. Para acabar con la aristocracia actual no hacen falta guillotinas. La desobediencia es suficientemente demoledora. En algunos casos podría llegar a ser extrema sin llegar a ser violenta ¿Qué pasaría si dejáramos de pagar impuestos? ¿Qué pasaría si todos sacáramos el dinero de los bancos?

No respetar la jornada de reflexión también sería una ilicitud, pero precisamente por eso sería aceptable como desobediencia civil no violenta, y se me ocurren más cositas. La desobediencia puede llegar a ser muy contundente y muy seria dependiendo de la propuesta, y sobre todo del número de apoyos que se logre.

Analicemos un caso reciente de desobediencia civil:
Agresión policial sin justificación en la manifestación de «Juventud sin futuro» el 7 de abril del 2011

Los policías están para impedir que se corte el tráfico. El chaval no estaba oponiendo resistencia ni suponía un peligro. Ese golpe debe ser castigado con una sanción administrativa y punto.

Por otra parte, el corte de tráfico es un acto ilícito no violento. Es desobediencia civil, sabes que te pueden trincar por eso, pero la gente está muy harta. Están luchando por su futuro y lo hacen de esa forma porque seguramente ya no funciona ninguna otra.

¿Es útil la desobediencia civil?
Que duda cabe que en la medida de que permita conseguir cosas buenas, hay que considerarla útil, pero hay mucho más. Para mí su función de válvula de escape debería ser mejor valorada.

Cuando las cosas se ponen muy feas, todo puede terminar estallando, y una manera de impedir que el estallido sea violento, son los actos de desobediencia civil.

Ciberactivismo: Una una gran revolución en marcha.

 

Anonymous

Anonymous

Internet como barómetro de la crisis económica, política y social:

Internet y las redes sociales se están conformando como un nuevo poder al que temen los políticos, porque es una forma de dar voz a un pueblo sin tener que esperara a un ejercicio de simple elección dentro opciones prefabricadas introduciendo un voto en una urna cada cuatro años. Eso ya no basta.

China y otros estados ejercen un férreo control sobre el acceso a la red, pero eso sólo es viable en un régimen dictatorial porque de otra forma tendría un coste enorme en las urnas.

Los EE.UU. han diseñado una herramienta «Metal Gear» para contrarrestar este inmenso poder mediante acciones secretas para manipular las redes sociales. Para ello han diseñado un software «Metal Gear» que crea perfiles falsos en las redes sociales y de esa forma hacer creibles una serie de identidades falsas.

Este software también es capaz de rastrear información de un gran número de redes online como Facebook y posibilita la identificación de activistas de Anonymous.

Los ciudadanos enfrentados a los poderes públicos:

Estamos ante el comienzo de una gran guerra mundial por el control de la información en Internet. Yo lo veo como una nueva lucha de clases. Clase alta contra clase media. Habrá dos bandos, los poderosos que hoy dirigen el mundo, contra los ciudadanos trabajadores. Los que mandan contra los que obedecemos. Poder financiero, poder judicial, poder mediático, poder ejecutivo, lobbys (como La Iglesia, o la SGAE), etc. Todos ellos contra los ciudadanos, porque gracias a Internet estamos conformando plataformas de acción capaces de poner en jaque a todos ellos.

Internet se está convirtiendo en el principal campo de batalla. El ciberactivismo ha crecido mucho en los últimos tiempos.

La capacidad de superar una derrota en uno y otro bando no será la misma. Presumo que cada derrota de los ciudadanos podría hacernos más y más fuertes, sólo hay que ver lo que ha pasado en otros sitios cuando se ha usado la fuerza para intentar controlar a una ciudadanía. La inmensa mayoría de los ciudadanos son bastante inactivos, y aunque conscientes de los problemas, sólo reaccionan ante situaciones extremas.

Por el contrario, a los poderosos se les puede llegar a controlar cambiando las reglas del juego político. Nuevas constituciones, nuevas declaraciones de derechos humanos, etc. Internet está poniendo de relieve no sólo los abusos dictatoriales en algunas zonas del planeta como por ejemplo en el mundo árabe. Tambien está poniendo de manifiesto las enormes limitaciones que las democracias occidentales actuales tienen. Estas están inmersas en una corrupción altísima y entregadas a los intereses del gran capital, y están promoviendo unos modelos de crecimientos económicos rápidos, pero muy poco sólidos.

Qué es el ciberactivismo:

No estamos sólo ante un fenómeno de ciberpolítica, o de acciones sociales en Internet, porque estos movimientos llevan mucho tiempo en Internet, y han servido a muchas campañas como por ejemplo movimientos ecológicos o de fensa de grupos marginados, de ciberderechos, etc.

Estamos ante un fenómeno nuevo que surge ante la mala reacción de los poderes frente a estos fenómenos de la ciberpolítica y de las acciones sociales en Internet. Por eso los ciudadanos hemos subido un peldaño en la escalada de hostilidades entre estos dos bandos, y por esa razón habría que considerarlo ya como una guerra, que está saliendo del ámbito virtual. El ciberactivismo está saliendo a la calle harto de que las demandas ciudadanas vía Internet sean sistemáticamente ignoradas. No existe ninguna distinción entre internautas y ciudadanía. Los internautas somos ciudadanos que usamos Internet. Los internautas somos el pueblo soberano.

Por ello con ciberactivismo, no estamos hablando de unos mindundis ignorantes y perfectamente ignorables que protagonizan el movimiento contracultural de moda, sino de un movimiento con unas bases intelectuales y de reivindicación social muy serias, que pueden y deben cambiar el mundo.

Un ejemplo de rabiosa actualidad:

Una muestra muy clara de esta guerra entre clase alta y clase media se está librando ahora.

Anonymous se ha situado en primera fila en este conflicto que está en sus comienzos. Los lemas de Anonymous son:

  • El conocimiento es libre.
  • Somos Anónimos.
  • Somos Legión.
  • No perdonamos.
  • No olvidamos.
  • ¡Esperadnos!

Conclusiones:

Podemos estar de acuerdo o no con alguna de las acciones de venganza de Anonymous, pero no debemos de olvidar de que gracias a ellos sabemos de la existencia de Metal Gear que es una amenaza muy seria, y que pone de manifiesto como nuestros políticos en lugar de atender a las demandas ciudadanas, buscan su control, mediante engaños y acciones encubiertas inconfesables. Esto no es cosa únicamente de los EE.UU. En España los políticos usan otro software igualmente peligroso llamado SITEL. El gran hermano de Zapatero para espiar a los ciudadanos.

Página 1 de 4

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén