NoLesVotes

NoLesVotes

La situación en estas nuevas elecciones no es comparable a las anteriores:
#nolesvotes siempre fue una campaña con un planteamiento dirigido a unas elecciones generales, porque se centró en criticar a determinados partidos invotables.

Eso hizo que en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, parte de la gente no prestara atención y respondiera con su voto a los problemas locales de sus respectivos lugares, sobre todo en los municipios pequeños, pero ahora será diferente.

Esta vez lo que viene son las elecciones generales, y por eso la campaña #nolesvotes tiene aún más sentido que la última vez.

El #15M ha servido para:

  • Para demostrar la fuerza y el apoyo social de ciertas ideas que tienen que ver más con el funcionamiento de la democracia que con la ideología de los partidos.
  • Para hacer trascender la necesidad de cambios concretos que van dirigidos a un mayor control de unos políticos que han olvidado que su función es representar la voluntad popular.
  • Para despertar a una parte de los medios de comunicación que no eran conscientes de su enorme dependencia ideológica del poder, y que ahora sintonizan mejor con algunas de nuestras ideas.
  • Y para llamar la atención a nivel mundial, globalizando la idea de que las democracias actuales deben ser más participativas y transparentes.

Según la encuesta de Metroscopia publicada por El País, “el 90% de los ciudadanos pide cambios en los partidos para que atiendan a lo que piensa la gente”. Esa es nuestra fuerza.

#nolesvotes es más necesario que nunca:
Necesitamos una unidad de acción que dé respuesta a ese clamor de petición de cambios en la sociedad.

Votando a los de siempre sabemos que todo seguirá igual, y es por ello que el PP y el PSOE son percibidos cada vez más como un único bipartito que ha logrado modificar las leyes electorales, que ha logrado anular la independencia del poder judicial, que perpetua la opacidad de la acción de gobierno y hace mal uso de los dineros públicos, pese a que vivimos en la era de la información, que han logrado eludir una y otra vez sus responsabilidades y las de todos sus amigos del mundo de las finanzas.

La ciudadanía es muy consciente de que todo esto se hace en beneficio de esta clase política corrupta y no en beneficio de la sociedad. Los políticos actualmente son percibidos como problema.

No es de extrañar que los partidos se sientan autorizados a continuar considerando el voto como un cheque en blanco porque llegan unas nuevas elecciones y pese a sus engaños y abusos continúan recibiendo votos. La gente debería darse cuenta de las consecuencias de lo que vota. No se puede volver a votar a alguien que ya te engañó porque la próxima vez el engaño será aún mayor.

Votar a los pequeños es una cuestión de estrategia:

Sería estúpido pensar en que todo puede cambiar de un día para otro, pero existe un camino para llegar a nuestros objetivos.  La única manera de empezar a meter el diente a la clase política en España, es ablandarla, y eso no se podrá hacer mientras el PP y el PSOE continúen con altas cotas de poder.

Ya no es sólo cuestión de quién gane, ni de quien gobierne, sino de un nuevo reparto de las cuotas de poder que impidan la clase de abusos que esta clase política ha cometido.

Los políticos que ostentan el poder y sus amiguetes de las finanzas, viven en la impunidad y con la ausencia de responsabilidades sobre esta crisis largamente consentida desde el poder, y que no es un mero accidente. Tuvo por objeto el aumento del diferencial de riqueza dentro de la sociedad. El precio de estas crisis lo pagan los de siempre.

Los obstáculos en #nolesvotes:
#nolesvotes se enfrenta al mismo reto de siempre, y es el de luchar contra inercias enormes en las intencionalidades de los votos, promovidas e incentivadas mediante los mensajes de miedo al adversario político y de la falaz idea del voto útil, que no es otro que el que nos ha conducido al desastre.

Para muchos se trata de seguir al rebaño blanco o al rebaño negro, y es importante despertar y comprender que no somos borregos, y que no estamos obligados a creer nada de los que ya nos engañaron y robaron en multitud de ocasiones, hasta el extremo de arruinar gran parte de toda una generación.

Las ideologías que representan aquellos que ahora nos gobiernan olvidan lo esencial. La clase política se debe a su pueblo y no al revés. La democracia actual se ha corrompido tanto que se ha convertido en una parodia de sí misma.

El voto no es un cheque en blanco para usar durante cuatro años:
El 20N no des tu voto a quien ya demostró durante muchos años su incapacidad para representar los intereses de los ciudadanos. Ni PP ni PSOE merecen ya un sólo voto.

Urge dar más poder a los partidos minoritarios vírgenes en el ejercicio del poder, porque lo primero que hay que hacer es promover cambios de gran calado que devuelvan a los ciudadanos sus libertades perdidas y su fuerza frente al poder de un neoliberalismo que campa con insolencia por sus fueros globales dictando a los políticos lo que deben hacer.

Tanto el PP como el PSOE son prisioneros de sus amiguismos cultivados desde hace muchos años. Tenemos el claro ejemplo de la SGAE una asociación que ha sido privilegiada desde el PP y desde el PSOE y que gracias a ello ha alcanzado tal nivel de podredumbre que espanta ya a sus propios socios.

No es casual que #nolesvotes naciera por culpa de la aprobación de la ley Sinde. El toma y daca entre el gobierno y sus amigos deja fuera a los ciudadanos y para ello han llegado a pisotear derechos fundamentales.

A diferencia de los partidos grandes, ningún partido pequeño considera los votos como cheques en blanco, porque se saben en la cuerda floja.

Por el contrario los grandes partidos sí asumen que reciben un cheque en blanco, y para hacerlo efectivo cada vez dedican menos esfuerzos a gobernar y más a manipular. Están demasiado ocupados en perfeccionar sus técnicas de manipulación de masas por culpa de las redes sociales y de Internet en general que las hacen menos eficaces. Internet es en este momento el principal aliado en esta nueva lucha de clases.

Reflexiona:
Si votas como un borrego serás esquilado por enésima vez y de forma salvaje por los que ya tienen práctica en ello. Las ideologías en el PP y en el PSOE se han convertido en mera propaganda para acceder a lo que realmente les importa. El poder.

Tu voto es importante ¡PASALÓ! #20N #nolesvotes.