Lo primero agradecer a Aleix Saló esta nueva genialidad.

La estalló porque a nivel mundial los , desde una posición de amos absolutos de las finanzas y con la totipotencia que les supuso la dejación política para el control de sus actividades, jugaron a arriesgar mucho más de lo razonable creando mecanismos que convertían el riesgo en algo totalmente opaco. Fue tanta la que ni siquiera ellos mismos sabían el valor de sus activos.

Normalmente, el que arriesga y pierde paga, pero ellos no. Ellos no podían perder porque supuestamente el universo no puede funcionar sin ellos. Por ello quedaron impunes y con ayuda de todos los gobiernos (con alguna excepción como la de Finlandia), trasladaron sus deudas a los ciudadanos.

Gracias a eso se sintieron suficientemente fuertes para continuar en la misma línea de ocultar la verdadera situación financiera. La impunidad continua y lo poco que queda será fagocitado por esos devoradores de recursos financieros. Ya basta de impunidad. No solo no se ha castigado a las entidades, sino que sus gestores han sido premiados o sobornados con cantidades ingentes de dinero. Esto es incluso peor que la impunidad y ninguna economía puede sobrevivir a algo así.

Viendo como le va a Finlandia, yo creo que mandando a la mierda a la panda de incompetentes que nos han gobernado, expropiando algunas entidades bancarias que ya han recibido ingentes inyecciones de dinero, metiendo a todos sus gestores en la cárcel, y expropiándoles sus bienes, se podría paliar el problema de la deuda pública.