Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Serpientes de verano.

La ley de Malthus de la información dice : «Cada nueva fracción de información producida, que es realmente consumida, tiende a cero»

En otras palabras, cada vez se genera más información y cada vez el excedente de información no consumida es mayor. Antes de la aparición de Internet en verano los medios de comunicación tenían problemas para rellenar sus informativos y recurrían al «qué me dices». Lo llamaban serpientes de verano, que sí un OVNI, que si el monstruo del Lago Ness, etc. Lo que ha ocurrido es que ahora las serpientes de verano ya no se presentan solo en verano y tienen espacios propios porque en Internet hay espacio para todo. El ecosistema informativo (un palabro compuesto que acabo de inventar) es ahora mucho más diverso que hace unas décadas y el «qué me dices» se ha convertido en noticiable.

¿Se imagina ahora alguien un programa de debate donde intervengan exclusivamente ilustres profesores, científicos de prestigio, catedráticos y eminencias  en las más diversas especialidades, en el cual lo primero que se haga sea leer el impresionante currículum de cada uno de ellos? El programa se llamaba La Clave y lo presentaba José Luis Balbín (terminó en 1985). Ahora hay muchos más debates, pero ahora la información ya no es válida como oferta de esparcimiento, el exceso de información, y la afición a la basura ha hecho que esta se convierta casi en el único plato del menú en los programas de debates para el entretenimiento. Hay alguna excepción, pero son programas con poca audiencia. Incluso se recurre a la burla del conocimiento como fórmula de humor infalible. (Veasé El Hormiguero, Los Simpson, etc.)

Hay tanta información que ya nada nos impresiona y nos sobrecoge y por ello se recurre al morbo. Me quejo del exceso de información y ¿qué es lo que hago yo? Escribir en un Blog.

Yo voy a colaborar bajando el ritmo de mi Blog, me queda poco para tomarme unos días en la playa, y de aquí a septiembre iré y vendré de un lado a otro. La falta de constancia en mi Blog va a ser la norma en el mismo durante el verano. Hay que recargar las pilas, moverse, y …

Creo que me voy a dar un paseíto ahora mismo.

 

Anterior

La gripe A es más peligrosa que la gripe normal.

Siguiente

Papá estado nos ayuda a no ser tontos

2 comentarios

  1. Paroaria

    Antonio:

    Muy estimulante tu entrada. Casualmente estos días vengo pensando sobre la televisión, la Internet, los blogs, etc, lo convertimos todo en un rápido andar, en un ajetreo permanente. Si bien pienso en algún momento comentar o publicar algo en particular sobre la televisión, los informativos y el cholulaje histérico de los programas de chismes del mundo del espectáculo y su estrecha relación con el público, quiero darte la razón, inclusive lo que pensamos y expresamos en nuestros blogs tiene corta vida, tu entrada anterior venció a las pocas horas de ser publicada, ( al igual que la mía y la de todos) pasamos de blog en blog rápidamente, comentamos, si da lugar, y buscamos la próxima nueva entrada, las reflexiones que hemos hecho días atrás o semanas atrás ya no tienen personas que las compartan, vencieron, caducaron, debemos publicar y publicar una entrada tras otra como si fuera una necesidad real de hacerlo, tomémonos tiempo y plateémonos, ¿ debemos publicar y publicar una entrada tras otra como si fuera una necesidad real de hacerlo? ¿ las reflexiones que hemos hecho días atrás o semanas atrás son aún válidas? La primera la respondo con un rotundo NO, la segunda la respondo con rotundo SÍ!!!!! Antonio… Felices vacaciones de verano… yo aún debo seguir trabajando y pasando un hermoso invierno.

  2. admin

    Gracias, en mi Blog hay algunos posts distintos, que pretenden ser de utilidad (una minoría sin duda). Estos nunca tienen un tirón importante pero van dejando un goteo de visitas importantes a lo largo de un periodo de tiempo mucho más prolongado. Terminan a cumulando muchas visitas. Tienes razón hay demasiada actualidad, demasiada opinión, y eso es lo que nos gusta consumir cuando tenemos un ratillo. Nos ayuda a percibir el mundo a través de, los ojos de otros o nos reconforta en nuestra propia opinión. Algunos se limitan a decir lo que todo el mundo quiere escuchar y huyen de las verdades incómodas como de la peste, pero eso tampoco es malo porque ¿Cuanto tiempo pasamos en un mismo sitio?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén