Sanidad pública de calidad.

pública de calidad.

Quiero denunciar el funcionamiento del servicio de citas de Madrid, porque entiendo que no funciona bien y que afecta a mucha gente.

Estábamos en casa, pendientes de que nos llamaran para darnos una cita para ir a la unidad del dolor. Después de días de no recibir la llamada, nos personamos en el centro de de la , y protestamos por el sufrimiento gratuito que están causando a mi suegra que padece fuertes dolores desde hace mes y medio, por un grave problema de columna vertebral. Apenas puede moverse del dolor y está ya fuertemente medicada.

El motivo de esta desastrosa gestión de las citas parece ser el siguiente:

Por lo visto sí habían intentado llamarnos, pero al tener nosotros bloqueadas las llamadas anónimas para intentar controlar el spam telefónico (otra forma de tortura) no consiguieron contactar con nosotros.

Tratándose de un servicio tan importante me extrañó que no hicieran nada más y que no intentaran llamar nuevamente identificándose. Si trabajan así, seguro que esto les pasa continuamente porque mucha mente no acepta llamadas anónimas. Me extrañó y pedimos más información.

La explicación podría ser que el servicio de citas ha sido privatizado y esas llamadas las hace una empresa privada que quizás prefiere incumplir el servicio a ser identificada. El motivo podría ser, o no, el que yo apunto, pero lo cierto es que incumplieron su cometido.

Si quieren privatizar un servicio esencial para mucha gente, tendrían que hacerlo con mucho cuidado. La gente se echa las manos a la cabeza pensando en la privatización de la sanidad pública no por lo que eso implica, sino por la inseguridad que trae consigo esa pérdida de control. Yo no tengo una postura radical sobre las privatizaciones pero entiendo las desconfianzas y ahora más aún.

En este caso digo que aunque mejoren el servicio y solucionen  la cagada de llamar anónimamente , el ciudadano tiene derecho a saber mucho más que el número de teléfono del que le llama tratándose de un servicio de este tipo.

Lo digo porque curiosamente después de facilitar un número de teléfono móvil para que nos llamen, recibimos una llamada al fijo que nos pide que nos identifiquemos dando el DNI, pero ellos sólo dicen que son le la «ATENCIÓN PERSONALIZADA DE LA CONSEJERÍA DE SANIDAD DE LA COMUNIDAD DE MADRID», pero eso es sólo el nombre del servicio. No facilitan ni la sede, ni el nombre de la persona que habla con nosotros, y nos dan una cita ¡para dentro de un mes!

Quizás sea un mes pero tenemos derecho a que la gente se responsabilice del servicio que da. No nos da lo mismo un mes, que una semana y ese servicio se ofrece así, sin posibilidad de ejercer el mínimo control de calidad por parte del usuario.

Una vergüenza.