Eso de pedir paciencia en estos momentos es como decir aquello de: No hay mal que cien años dure…,ni cuerpo que lo resista, y no voy a decir más porque no hay mucho más que decir.

El Gobierno reclama a 4.010.700 desempleados que tengan paciencia