Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

No poder rascarse puede ser un problema.

Muchos animales tienen la posibilidad de rascarse y asearse para eliminar parásitos en su piel. Todos hemos visto como se aséan las aves, los gatos, perros, las moscas, y muchos animales más.

Algunos se restriegan contra los árboles, otros se bañan en agua, o en arena, o en un hormiguero. Algunas formas de son un poco cochinas. Por ejemplo al cerdo, le encanta bañarse en barro.

Los peces tampoco pueden rascarse pero se restriegan contra el fondo o contra las piedras cuando les pica la piel por algún motivo.

Para algunos animales como los monos, el aseo tiene un valor social añadido muy importante.

Para otros como el rinoceronte, o para el cocodrilo, hay aves especializadas en la labor de la higiene, y también existen peces limpiadores que desparasitan a otros peces.

La simbiosis entre el animal que no puede asearse a sí mismo y el animal limpiador es suficientemente importante como para que la evolución se ocupara de ellos en muchos casos.

Otros animales en lugar de tener una piel elástica que se va adaptando al cuerpo según este va creciendo, recurren a cambiar la piel regularmente. Esto lo hacen los crustáceos, las serpientes, algunos insectos y otros artópodos.

Pero hay algunos amimales que no pueden rascarse de ninguna forma, ni cambiar la piel, ni restregarse contra las piedras, ni tienen ayudas de otros organismos.

Únicamente confían en su poderosa piel para resistir cualquier intento de invasión parásita a lo largo de toda su vida.

Al menos parece existir un animal así. Se trata de las tortugas. Para ellas no poder rascarse puede ser una desventaja, aunque no siempre.

No he querido estropear la sorpresa poniendo la foto en la cabecera. Os invito a visitar el retrato de esta tortuga. ¿Un peinado curioso verdad?  La foto es del fotógrafo australiano Chris Van Wyk.

Anterior

Preparando el #20N con #nolesvotes #votaaotros y un #otoñocaliente.

Siguiente

¿Por qué saca ahora pecho Rubalcaba en el caso Faisán?

1 Comentario

  1. Susana

    La foto no tiene desperdicio, la verdad es que si que ha sido una sorpresa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén