Respetarán a los hosts siempre que hagan exactamente lo que se les diga…

Los ‘hosts’ no están en el punto de mira de los creadores… siempre que colaboren

«Si lo retira la diligencia se acaba, pero de lo contrario se abriría un procedimiento por desacato a la autoridad»

… y yo añado, que lo pueden hacer, con independencia de que lo que exijan esté ajustado a derecho o no.

¿Cabe mayor prepotencia? ¿Sirve de algo la constitución, la democracia y el estado de derecho, cuando los políticos se inventan las leyes inconstitucionales que consideran oportunas, o cuando directamente modifican la constitución sin consulta previa?

Una mirada retrospectiva:

Este lobby ya arruinó a todo un sector industrial español. El de la fabricación de CDs vírgenes. Estos se vieron obligados a colaborar en la recaudación de un canon indiscriminado que finalmente el Tribunal Europeo ha sentenciado que es ilegal por indiscriminado.

La empresa de distribución de CDs que no colaboraba, sufría una inspección igualmente ilícita por carecer de orden judicial, y con la excusa de inspeccionar los libros de contabilidad y los stocks de la empresa, paralizaban toda la actividad de la misma causando importantes pérdidas. Esas distribuidoras temían más a la inspección de la SGAE que la inspección de hacienda, porque eran inspecciones con muy mala leche. Así las cosas, la industria de fabricación y distribución de CDs vírgenes española, intentó competir en franca desventaja con el mercado internacional, pero se hundió rápidamente y desapareció.

Si se hubiera procedido a la suspensión cautelar de aquella medida arbitraria e injusta, se habrían salvado muchas industrias y muchos puestos de trabajo.

Ahora van a por los hosts con las mismas malas artes de siempre:

Mientras un Tribunal Europeo no declare que La Ley Sinde viola de los ciudadanos, se dedicarán a machacar a una industria que consideran enemiga de sus intereses.

Nada de esto sería posible sin la colaboración de los políticos, y fue el motivo inicial de la propuesta #nolesvotes. Se trata de una traición a la ciudadanía, con la excusa de defender unos derechos de rango inferior.

Atacar a Internet en la forma que lo están haciendo es una involución fascista.  Estamos llegando a esto porque a los políticos que se están dedicando al mercadeo de favores y a negocios corruptos, tampoco les gusta Internet.

Recordemos de qué se trata esta Ley:

Esta infame Ley Sinde, que los políticos han impuesto a una ciudadanía que se ha manifestado clamorosamente en contra, se podrá usar contra cualquier responsable de un servicio de la sociedad de la información que haya sido llevado ante la Sección Segunda por alguien que crea que se están vulnerado sus derechos de propiedad intelectual, con independencia de que el denunciado gane dinero con ello o no.

Será la Sección Segunda (es decir, una comisión adscrita al Ministerio de Cultura) la que decida si existe o no una infracción de derechos de propiedad intelectual por parte de responsables de servicios de la sociedad de la información, y será esa Sección Segunda y no los jueces los que procedan a dar la orden de cierre.

El papel de los jueces quedará muy limitado ya que no podrán decidir si existe una infracción de un derecho de propiedad intelectual ni si la decisión de cierre de la Sección Segunda es o no ajustada a derecho. En otras palabras. Es una ley para dejar al margen a un justicia que no les estaba dando la razón.

Es curioso, tendremos una SS (Sección Segunda) al servicio de una política fascista.

La ciudadanía ha sido muy contundente en el rechazo social a esta Ley, pero ya se avisó del peligro con la campaña #nolesvotes de que hay que combatir a todo el lobby y sus cómplices políticos, porque están infiltrados en los más importantes partidos. Ahora que no tenemos a Sinde tenemos a Wert y mirar como piensa.

¿Quién es el nuevo ministro de Cultura y Educación?
José Ignacio Wert es favorable a los toros, cree que el 15M es «una papilla de anarco-comunismo iletrado», y asegura que los usuarios de webs de descargas son «bárbaros»

Una parte importante del mundo cultural tiene mucha culpa de todo esto, y los muy egoístas ya lo están pagando. La gente que se siente criminalizada, está desviando su demanda cultural al mundo de Internet y a modelos culturales alternativos alejados de la pompa glamurosa de la industria cultural que cada vez es más comercial, más falsa, y más corrupta.

La ley Sinde es una amenaza muy seria a las libertades:

La Ley Sinde, vulnera de una forma muy directa el principio constitucional de separación de poderes.

Proporciona al ejecutivo unas facultades sin precedentes en la democracia Española para cerrar la publicación de contenidos. Es una censura arbitraria ejercida desde el estado, comparable a la censura franquista.

Si alguien cree que una cosa así, puede no ir a mayores, es que no entiende lo importante que es la libertad de expresión, ni la función que tiene para servir de garantía al ciudadano frente a cualquier abuso de poder.

En nuestro caso, se trata de una garantía doblemente importante porque la clase política que nos ha tocado padecer, lleva años instalada en la corrupción y la prepotencia.

O la gente reacciona y tumbamos esta asqurosa ley, o lo vamos a pasar cada vez peor. Para empezar la Industria Española de Proveedores de servicios de Internet lo pasará muy mal. Puede sonar exagerado, pero la gente necesita la libertad, y si no se la ofrecen moverá sus contenidos a países donde se respeten los derechos fundamentales de los ciudadanos.

El presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, lo tiene claro.

«La ley Sinde supone crear un comité de censura»

Lo que representa no sólo para los internautas sino para la ciudadanía, y para cualquier persona con un mínimo de sentido de la democracia y del estado de derecho, es una agresión. Porque aquí yo creo que se nos ha engañado, se ha echado humo de colores para justificar esta acción antidemocrática y de lo que aquí se trata no es de ir en contra de páginas de descargas o enlaces, como se ha venido diciendo, sino lo que se ha implantado es una comisión que nos retrotrae a los tiempos del franquismo.

Puedes unirte a la petición de suspensión cautelar de la Ley Sinde: La Asociación de Internautas impugna la Ley Sinde Wert y pide su suspensión cautelar