BBC-Robots-Fukushima

BBC-Robots-Fukushima

Con las imágenes de los modelos de robots que han usado en Fukushima me inclino a pensar que pese a que continuemos desarrollando robots con formas extrañas para llevar a cabo tareas especializadas, el modelo de robot multipropósito ideal es el androide.

Robot diseñado para salvar una escombrera.

Robot diseñado para salvar una escombrera.

Robot usado en Fukushima.

Robot usado en Fukushima.

Si lo que se necesita es llegar a sitios de difícil acceso para hacer mediciones de la radiactividad, nos puede servir uno de esos sofisticados juguetitos teledirigidos como los de las imágenes anteriores.

Robots teledirigidos registrando altos niveles de radiactividad en Fukushima

Robots teledirigidos registrando altos niveles de radiactividad en Fukushima

Robot usado en Fukushima.

Robot usado en Fukushima.

Estos otros robots que puedes ver más arriba, por lo menos pueden hacer algo más, pero poquita cosa y no pueden llegar a todos los sitios. De hecho, las hazañas de estos robots  no parecen nada extraordinario.

Al entrar en una central nuclear averiada, no sabes exactamente lo que te vas a encontrar. Un robot bípedo tendría que se capaz de andar, correr, saltar, andar a cuatro patas, y reptar con el vientre pegado al suelo, y tener una habilidad manual comparable a la del ser humano.

Actualmente los androides son todavía muy torpes, aunque continúan mejorando. Su utilidad práctica es aún muy limitada. Se están usando para la investigación , y como forma de entretenimiento por su comicidad.

Uno de los aspectos peor resuelto, por su enorme complejidad, es el de la locomoción bípeda. El principal problema es la velocidad de respuesta motora para compensar las pérdidas momentáneas del equilibrio. Esto ha de hacerse en el tiempo real para evitar la caída del robot, pero la motricidad de estas máquinas bípedas actuales no ha alcanzado la agilidad de respuesta de nuestra musculatura.

La visión crítica de un novelista de :

En mi novela , describo bastante bien a mis robots androides. Para mí son la solución a muchos problemas, porque todo lo que fabrica el ser humano está adaptado a nuestro uso y un robot androide con suficiente agilidad sería capaz de utilizar herramientas, vehículos, y edificios, pensados para el ser humano. En la ciencia ficción son un recurso muy utilizado por razones obvias y estoy convencido de que serán una realidad que en un futuro no muy lejano terminará superando en muchos casos a la ficción.

En mi novela postulo el desarrollo de una nueva tecnología nanotecnológica que permitiría hacer motores muy pequeños dotados con la suficiente potencia, porque actualmente el músculo de los animales supera en eficiencia a todo lo que el ser humano ha inventado.

El estado actual de la tecnología en robots androides:

Te ofrezco algunos vídeos que demuestran que aun nos falta mucho para tener un robot androide decente pese a que para algunas tareas los necesitamos con urgencia.

  • Pretendida demostración de habilidad para subir escaleras del robot Asimo de Honda: Asimo es sin duda uno de los robots androides más famoso. Es muy completo, pero … también muy gracioso.
  • Alta velocidad de manos robóticas: Mover manos y dedos es más fácil que hacerlo con unas piernas que han de soportar un gran peso. Esa agilidad a nivel de piernas estamos muy lejos de conseguirla.
  • Petman, un protipo bípedo: Llama la atención que en lugar de articular el pie como los humanos, lo cual supondría una fuerza motriz comparable a la que desarrollan nuestros gemelos, suplen ese movimiento con una articulación extra a la altura de las caderas.
  • Corriendo a 7 Km/hora: Algo es algo, pero no es capaz de correr mucho, ni de despegar ambos pies del suelo sin caerse.
  • Murata Boy: No todo es basarse en el modelo humano. Este robot, en combinación con los sensores de equilibrio, usa un volante de inercia. Es una solución elegante para mantener el equilibrio que permite un equilibrio, superior al del ser humano.