Se están haciendo pruebas con una ballesta grande de metal capaz de generar 1.000 libras de fuerza que dispara un arpón contra un recipiente lleno de piedras y arena para simular un cometa.

La ballesta se reemplazará con un cañón en el dispositivo final. Las pruebas tienen como objetivo desarrollar un sistema capaz de disparar un arpón atado con un cable que permita recuperar muestras del material de un cometa en pleno vuelo.

Existe un gran interés por averiguar la composición de estos cuerpos en los que no se contempla como método de estudio, la posibilidad de que una nave aterrice para poder recoger las muestras. Por eso la solución que se está desarrollando es pasar muy cerca y disparar un arpón.

Recordemos que en algunos se han detectado compuestos orgánicos tales como aminoácidos, que podrían ser la explicación del origen panspérmico de la vida en nuestro planeta, y que la astrobiología en los últimos años ha considerado estas posibilidades lo cual, es un estímulo importante para impulsar muchos costosos proyectos de investigación espacial que pueden tener un interés astrobiológico.

Véase: NASA is developing a cannon harpoon to collect comet samples