Bart Simpson castigado en España.

Bart Simpson castigado en España.

En otros tiempos existió un grave problema de exceso de autoridad tanto en centros educativos como en el seno familiar, pero actualmente en España estamos ante el problema contrario.

El problema actual es de falta de ,  y tenemos un caso reciente que lo ilustra: La madre que fue condenada por dar una bofetada a su hijo, pide que lo internen.

Papá estado se empeña en adoctrinar a los padres a los profesores y a los alumnos. La asignatura de la educación para la ciudadanía. Esto en la práctica es una intromisión en la educación paterna incluyendo de forma más o menos subliminal contenido ideológico, porque una cosa es explicar las leyes, y otra explicar lo que está bien y lo que está mal.

Esto último puede hacerlo un profesor o un padre porque tratan directamente con un crío y son los responsables de su educación, y la última palabra debería tenerla siempre el padre.

Papá estado no está para decirnos lo que está bien y lo que está mal a la sociedad. En España han quitado autoridad a los profesores y a los padres. ¿Qué queda entonces?

La disciplina excesiva es puro abuso, pero para este gobierno la disciplina ideal, es la disciplina cero.

El estado debe limitarse a garantizar los derechos de las personas y evitar los casos de abuso, pero también debe promover la moderación disciplinaria de profesores y padres en lugar de eliminarla.