Cuando empezaron a surgir obras de se asoció a estos autores con autores de segunda categoría que no consiguieron publicar sus obras en el negocio editorial tradicional.

Hoy en día los e-Books asociados con el fenómeno de la autoedición han convertido en obsoleto a un negocio que se negó a evolucionar.

Me parece muy claro que hoy en día, para los autores que ya son conocidos, el lugar ideal para publicar es la propia página. Ya no hacen falta intermediarios.  Si uno quiere darse a conocer se puede publicar ofreciendo libros a muy bajo precio o incluso gratis en sitios que ofrezcan una gran cobertura como Amazón, pero si uno ya tiene un reconocido prestigio como autor, ya no necesita de nadie, se puede permitir hacer ofertas muy sabrosas que únicamente pueden lograrse comprando directamente al autor en su propia tienda virtual.

Tanto en un caso como en otro las editoriales no son necesarias. Las editoriales podrían haberse anticipado a todo esto tomando parte de lo inevitable en lugar de intentar retrasarlo. A cambio de retrasar unos años lo inevitable están mandando a la ruina el futuro de las editoriales.

La autoedición es ante todo la libertad absoluta para el autor.

Si estás en el negocio de las editoriales, mira y llora. Si eres autor de éxito mira y despierta. Si eres autor novel no malbarates tus derechos de autor. Si ya eres autoeditor ánimo, nadie puede frenarte.

La estrategia de los ‘e-books’ de Harry Potter doblega a Amazon y revoluciona el sector editorial

El lanzamiento en formato digital de las novelas de Harry Potter revoluciona el sector editorial. vende sus ‘e-books’ desde su propia plataforma, hecho que incluso ha doblegado al todopoderoso Amazon, cuya web enlaza la compra hacia fuera de su ecosistema. No es la única táctica de Rowling. También permite ocho copias digitales por ejemplar adquirido o suprime el DRM. Así, la estrategia ‘Harry Potter eBooks’ puede convertirse en un caso de manual de escuela de negocios. Enumeramos las siete claves de su magia.