Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

España no es una provincia del Vaticano.

Basílica de la Sagrada Familia

Basílica de la Sagrada Familia

El éxito moderado de la visita papal fue visto así por El País:

Pincha el negocio del viaje del Pontífice
Hay pocos balcones alquilados en la Sagrada Familia y los hoteles, llenos al 75%

La visita del Papa a Santiago no cumple las expectativas de público
El Gobierno gallego ha invertido unos tres millones de euros con la convicción de que Galicia iba a convertirse hoy en el centro de la atención mundial, pero horas después, es la decepción de comerciantes, hosteleros y fieles la que inunda Santiago.

La satisfacción del papa y de los  asistentes a esos actos es innegable.  Disfrutaron de su fiesta particular con el dinero de todos.

Es justo reconocer el éxito de esa carísima visita, pero los datos que aporta El País son ciertos y es legítimo preguntarse que es lo que hay detrás de ellos.

A mí me parece que en esta moderada pero significativa pérdida de popularidad ha tenido algo que ver la condena del uso del preservativo, la defensa de la vida de un cigoto por encima de la vida de su madre, la homofobia, los velados pero incesantes ataques a la ciencia, la manía de inmiscuirse en la política de otros estados aconfesionales, la ostentación de bienes materiales y del lujo, y muy en particular la infame ocultación de la pederastia en el seno de La Iglesia.

También creo que el papa vino a España porque pese a todo aquí hay más devoción que en otros países y es una forma de lavar su imagen.

Con respecto a la ostentación y el lujo, La catedral de Santiago de Compostela y Basílica de la Sagrada  Familia de Gaudí son una clara muestra de ello.

Me pregunto si detrás de esas bellísimas imágenes la gente no piensa que eso no sale gratis. La Basílica de la Sagrada Familia fue iniciada hace más de un siglo en 1882. Seguramente con todo lo que se ha invertido en ella se podría haber ayudado a mucha gente.

¿Tiene algo que ver el lujo y el mensaje de este papa con el mensaje de un Jesús vestido con telas sencillas, que decía a los fariseos  «Que tu mano izquierda no sepa lo que hace tu derecha» ? Yo creo que no.

Para remate, al Santo Padre no se le ocurrió otra cosa que comparar la laicidad de los españoles con una época que coincide con la situación  previa a hechos como la quema de los conventos de 1931 en España, o a la matanza de frailes en 1934 a la que siguió una nueva quema de conventos en 1935.

No me parece una comparación justa, pero hay que recordar cómo se llegó a eso. Los republicanos anunciaron su determinación de crear un sistema de escuelas laicas, introducir el divorcio, secularizar cementerios y hospitales y otras medidas. El cardenal Pedro Segura reaccionó declarando la guerra al laicismo (no aprenderán nunca), lo hizo publicando una pastoral en la que instaba a los fieles a unirse para salvar los derechos amenazados de la iglesia.

Los ataques al laicismo desde La Iglesia son inaceptables. En nuestra constitución nos hemos concedido la libertad religiosa y un estado aconfesional.  Nos han colado, pese a todo, una confesionalidad encubierta y un concordato que va en contra del espíritu de la constitución, pero parece por las palabras del papa, que no tienen bastante con ello.  Quieren hacer de España una provincia del Vaticano.

Anterior

¿Cuánto nos cuesta la visita del Papa?

Siguiente

El síndrome de la nariz blanca en murciélagos.

5 Comentarios

  1. Miguel

    Buenas tardes amigo Antonio,

    Me gustaría hacerte una pregunta: Como bien sabes, en el Vaticano viven y trabajan quienes forman parte de los estamentos religiosos. Pero, ¿es un Estado como cualquier otro? Recuerdo el caso de Juan Pablo II cuando se negó a la autoridad Italiana a entregar al pederasta Marcial Maciel. Me imagino al Vaticano como Arabia saudita donde nadie puede construir otro templo que no sea de la confesión musulmana.

    En todo caso, podemos considerarlo como un Estado?

    Gracias y un fuerte abrazo.

  2. Miguel

    Le agradezco enormemente tu tiempo amigo Antonio.

    No me aclaras mucho, quizá no formulé bien la pregunta: quería decir que por mucho Estado que sea su configuración, pero si podemos considerarlo un Estado NORMAL? Es decir, dado su elemento poblacional y de gobierno. Como sabes, ahí sólo viven aquellos que forman parte de los estamentos religiosos. El proselitismo son las mismas en el Vaticano que en Arabia Saudita?

    Un saludo.

  3. Antonio Castro

    Decir si una cosa es normal es hacer un juicio de valor sobre lo que tú consideras normal y lo que no. Hay muchas cosas en el Vaticano que se apartan de lo que es habitual pero eso ocurre con muchos otros estados. ¿Es Andorra un estado normal?
    Miraté la wikipedia https://es.wikipedia.org/wiki/Ciudad_del_Vaticano

  4. Miguel

    Gracias siempre por tu aclaración amigo Antonio.

    Un saludo y feliz próspero Año Nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén