Ahora Federico Jiménez Losantos y otros compañeros de ‘El Mundo’ o de ‘Libertad Digítal’,  que han estado bendiciendo a Rajoy más de la cuenta, se acaban de enterar de la clase de persona que es Rajoy. ¿No es un poco tarde? Gracias por traernos a Rajoy y ayudarle a conseguir la mayoría absoluta.

El ministro de Injusticia y el ministro del Faisán
Hay dos excepciones, que debían abordar el reto más importante, si no más urgente, que tiene ante sí Mariano Rajoy: la despolitización de la Justicia, la limpieza de las cloacas de Interior y la investigación real del 11-M y el Caso Faisán, máxima expresión delictiva y delictuosa del arreglo del Gobierno del PSOE con la ETA en estas dos legislaturas. La elección, en ambos casos, no ha podido ser peor. Si Jorge Fernández en Interior garantiza la continuidad en todo y la limpieza de nada, Gallardón en Justicia es garantía de injusticia, de politización, de desprecio a las víctimas del 11-M y de incompatibilidad con la libertad de expresión.
[…]
Políticamente, lo esencial es que los dos ministerios clave para la regeneración de la vida pública son los dos grandes chascos del nuevo Gobierno […]

Federico, su reacción de sorpresa, seguramente compartida por muchos compañeros, demuestra que se equivocaron al apoyar más de la cuenta a Rajoy.

¿Le ayudaron por sus méritos, o por miedo al triunfo de Zapatero? ¿No había otras alternativas? La izquierda tuvo más agallas para castigar a Zapatero pese a que no deseaban el triunfo de Rajoy.

En una cosa ustedes vienen teniendo bastante razón. Muchas de las críticas a Zapatero han sido acertadas. El PSOE necesita una profunda regeneración, pero las alabanzas al PP, y menos aún de su líder Rajoy, creo que eran inmerecidas.

Poco les ha durado su alabado líder (muchas veces se han comportado como auténticos fans). Ya se han dado cuenta en el minuto cero, de lo que va este gallego afable y campechano. No se ha quitado ninguna careta porque nunca dijo nada, y eso increíblemente le bastó.

A El Mundo y a Libertad Digital yo les agradezco muy sinceramente la lucha por investigar la verdad del 11M. Han conseguido muchísimo, y en mi opinión la V.O. murió el día que se publicó el vídeo de la pericial ocultada a las partes y a la opinión pública, donde aparece DNT en la única muestra que escapó a la destrucción masiva de pruebas.

Le doy al 11M la máxima importancia por tratarse del mayor atentado sufrido en Europa y porque nos ocultaron una verdad que aún no conocemos y que ahora da píe a algunas teorías terribles muy diferentes pero con un factor común. Las elecciones.

Me da la sensación de que acaban de descubrir que se han equivocado gravemente al dar apoyo mediático al Rajoy. Han estado ciegos. Mucha gente ha estado saliendo a la calle para denunciar que ni PSOE ni el PP eran partidos votables (campaña #nolesvotes).

Yo creo que para hacer un favor al PP, han tachado a estas manifestaciones del 15M como manifestaciones radicales de izquierdas destinadas a perjudicar al PP. Se han equivocado y han dado la espalda a una ciudadanía que dijo con razón #nolesvotes.

Es cierto que en la génesis del 15M hubo mucha gente de la izquierda, pero no sólo de la izquierda. Deberían echar un vistazo a las fotos de las manifestaciones multitudinarias iniciales del 15M y del 19J. Gente normal paseando con sus críos, con sus mascotas, en bici, abuelos, abuelas. Era muy evidente que lo que salió a la calle, fue toda la maltratada clase media y prefirieron ignorarlo.

El efecto de la intoxicación mediática permanente sobre el movimiento 15M ha contribuido a su progresiva radicalización. El nivel de consenso inicial en el 15M en sus orígenes era mucho mayor que el actual, porque las acciones que se llevan a cabo ahora, no buscan necesariamente el consenso de todo el movimiento que fue durante mucho tiempo una idea clave del movimiento.

La izquierda fue tomando progresivamente el control del movimiento y la intoxicación mediática ha hecho que la parte menos politizada del 15M se desanime y pierda el interés. Lamento decirlo, pero el aspecto de las manifestaciones ya no es el mismo que el original en el 15M y del 19J, y en parte lo achaco a la durísima intoxicación mediática. No creo que ya quede nadie del PP en el 15M pero inicialmente había de todo, y el dominio de la izquierda en el movimiento era un dominio muy respetuoso. Me temo que eso se ha ido perdiendo aunque no completamente, pero el movimiento podría estar dañado.  Si no veo clara la búsqueda de amplios consensos ciudadanos, por mi parte no saldré a la calle, aunque siempre los apoyaré y respetaré, porque los que están equivocados de verdad son los políticos y algunos medios.

¿Van ahora a descubrir  ciertos medios de comunicación, que el PP de Mariano es una basura? ¿No podían haberse dado cuenta mucho antes?
La regeneración de la vida pública ha sido la reivindicación más demandada en la calle. Fue demandada por personas que han sido tratados por esos medios como mera chusma, progre, casposa, perroflautas, radicales de izquierda, etc. y ahora descubren que estos tenían razón en algo trascendental cuando criticaban a ambos partidos.

Ustedes, los medios, afirmaron que era una manipulación de la izquierda para ganar las elecciones, mientras la gente criticaba las medidas del gobierno socialista. Cierto que hubo gente importante en el movimiento que no disimuló su defensa de la izquierda, pero les dieron más relevancia de la que tenían. Alarmaron a los que no eran de izquierdas. Los que estaban manipulando eran ustedes para que ganara el PP. ¡Felicidades! Ya tienen su mayoría absoluta. ¿No van a disfrutarla ahora?

Los dos partidos mayoritarios eran invotables, pero al PSOE no le defendió nadie, y menos aún el 15M pese a lo que se hartaron de insinuar. Los resultados electorales fueron muy claros.

Al PSOE no le defendió nadie, ni siquiera desde la izquierda, porque no se mereció defensa alguna, por el contrario, al PP aún sin merecerlo, lo defendieron bastantes medios, los suficientes.

El resultado fue un castigo absoluto muy merecido para el PSOE y un PP que ganó, porque no fue ni premiado ni castigado, eso bastó y sobró.

Si los medios hubieran apostado por otras alternativas minoritarias más decentes, que también demandaban la regeneración de la vida pública, ahora no estarían lamentando el nombramiento de estos dos nefastos ministros. La equivocación la pagaremos todos durante cuatro años. Presiento que también van a descubrir lo poco que vale Ana Botella, tiempo al tiempo, y atentos a sus declaraciones, no suelen tener desperdicio.

Es una lástima. Con todo el enorme y valioso trabajo que han hecho ustedes por el esclarecimiento de la verdad del 11M, puede que sus intoxicaciones sobre el 15M y su defensa a ultranza del PP terminen dando al traste con la esperanza de saber la verdad del atentado, y de paso mandarán al olvido un excelente trabajo periodístico ímprobo de siete años y medio que ha destapado montones de ocultaciones y falsedades.

Todo el que se apunta a una ideología, sea política o religiosa, termina comportándose como un borrego. Las ideologías nunca son neutrales, se presentan como un paquete de ideas indivisible, y su función es la manipulación de masas.

Nunca debieron apoyar a un Rajoy que se desentendió del 11M, y que no luchó por la independencia del poder judicial. Las ideologías, en mi opinión, están sobrevaloradas y nos llevan a prejuzgar por falta de libertad de pensamiento.

Si ustedes están cabreados con estos nombramientos, imaginen como se siente mucha gente. Yo me siento fatal porque vengo insistiendo en que tanto el PP como el PSOE son partidos corruptos, liberticidas e invotables.

Algunos la habéis cagado, pero bien. Gracias por todo y bienvenidos al mundo real.