Puede que alguno me tache de pretencioso, y admito que en este artículo ve voy a echar unas cuantas flores a mí mismo. No puedo evitarlo voy a empezar a cacarear como una gallina clueca. ¡Coooc, coooc, cooooc, …! Ya se me pasará, pero he leído un interesante artículo científico que os invito a leer. En él mismo están dando toda clase argumentos científicos que dibujarían un escenario galáctico que me resulta muy familiar ya que coincide con el planteado en mi novela . Evidentemente no me están plagiando, ni tampoco yo me basé en esos estudios que no conocía.

Se titula  ¿Podrían existir los extraterrestres?

Steven Dick, disertando en SETI

 

La existencia de una raza de robots alienígenas no solo sería una posibilidad dentro de la ciencia ficción. , un científico de la NASA, cree que la existencia de un universo poblado por razas «postbiologicas» es, de hecho, inevitable. ¿Existe la vida inteligente, pero mecánica, fuera de la Tierra? Dick cree que sí. (vease): http://www.neoteo.com/podrian-existir-los-robots-extraterrestres-5501.neo

Contraportada Éxodo Volumen (I)
Portada Exodo Vol(I)

¿Coincidencia de planteamientos?

En este artículo se menciona toda una serie de detalles que yo ya he contemplado en mi obra.

En este momento solo mantego la opción de descarga gratuita porque estoy mejorando la maquetación, y corrigiendo algunas cosas. Podeis descargarla gratuitamente en https://www.ciberdroide.com/wordpress/?page_id=1151

Si no creeis lo que digo leer mi novela, Son  600 páginas de nada, pero si os conformáis con unas lineas os explicaré en qué consisten esas coincidencias que tanto me han emocionado.

Pensar por un momento que los robots no necesitan atmósfera. Podrían extenderse por toda la galaxia. Creo que un novelista de ciencia ficción debe intentar anticiparse y yo encuentro muy interesante todas las tesis de este artículo porque coincide en muchas cosas con las mías que mantengo en mi novela. El programa de búsqueda de inteligencia superior extraterrestre se está enfocando a los lugares supuestamente habitables de nuestra galaxia. Coincido en que seguramente no es una buena idea. En mi novela he descrito a unos seres, los ciberdroides, que aunque no se muestre proclives a darse a conocer a los humanos, están detrás de toda una complicada trama.

Para que se vea el grado de coincidencia entre las tesis del artículo y los planteamientos de mi novela, expondré lo que serían estas formas de vida según se contempla en mi obra.

Tipos de formas de vida.
En la Vía Láctea básicamente existen dos grandes tipos de formas de vida bien diferentes entre sí. Los organismos biorgánicos a los cuales pertenece el ser humano, y los organismos biocibernéticos. Los primeros se basan en la química del carbono y son el resultado de la evolución natural de formas de vida originada de forma espontánea en el universo a partir de la interacción de elementos químicos entre si. Los seres biocibernéticos por el contrario son derivados de productos tecnológicos originados en civilizaciones biorgánicas, y que posteriormente han conseguido liberarse de la tutela de sus creadores, probablemente aniquilándoles. Hacen amplio uso de la nanotecnología. Carecen de emociones. Generalmente carecen de conciencia individual y adoptan colonias donde existe una conciencia colectiva. Los miembros de una colonia carecen de emociones y de instinto de supervivencia a nivel individual. Dentro de la diversidad de estos organismos existe una raza dominante en la galaxia llamada ciberdroides que son un tipo de organismos biocibernéticos con capacidades polimórficas extraordinarias. Sobre los tipos de vida en la Vía Láctea se hablará bastante en el volumen (II) de la serie éxodo. Básicamente se asume que la vida orgánica tiene muchas más necesidades para poder subsistir. Esto dibujará un panorama de civilizaciones muy diferentes.

Ciberdroides:
Son organismos cibernéticos avanzadísimos. No son meros autómatas. Se conideran así mismos la civilización dominante de la Vía Láctea. Tienen una concepción pobre del ser humano. Son polimorficos, pero tienen siempre una o dos formas preferidas. Muchos de ellos adoptan una una forma humanoide con rasgos poco definidos y textura metálica. Son ingenios nanotecnológicos autoconscientes y con capacidad de reproducirse y evolucionar. Pueden vivir en planetas sin atmósfera, muertos para las formas de vida orgánicas y son omnipresentes en gran parte de la galaxia. Representan la forma mas ampliamente difundida de organísmo biocibernéticos en contraposición de los organísmos biorgánicos que necesitan planetas habitables.

Nave ciberdroide:
Los ciberdroides son máquinas, y las naves ciberdroides también son máquinas. En realidad las naves son un modelo de ciberdroide especializado para transporte, y comparten tecnología.

Analizando las diferencias con el artículo:

Dejando a un lado las diferencias en la nomenclatura, las diferencias más importantes con el artículo es que yo he ido un poco más lejos. Me he fijado en la nanotecnología cuyo potencial es realmente complicado de imaginar y para mí resulta evidente que una civilización avanzada de máquinas inteligentes no van a usar ni transistores, ni microchips semiconductores, ni cables eléctricos, de la misma manera que nosotros ya no usamos válvulas de vació y relés o engranajes para la computación. Las capacidades polimórficas y otras de estos seres ciberdroides tendrían que ver con el uso intensivo de la nanotecnología.

Algunas conclusiones lógicas:

Más allá de coincidencias entre el artículo y mi novela, no cabe duda que cuando la tecnología permita construir robots totalmente capacitados para reproducirse a si mismos utilizando los recursos de un planeta o de un satélite, el ser humano sembrará esas máquinas en varios lugares para recoger la cosecha tecnológica años después. Si el ser humano no desaparece antes, esto es incluso probable que ocurra, y ha habido planes serios en este sentido que han sido relegados porque la tecnología no está aún madura. Es evidente que esos hipotéticos robots con capacidad de autorreplicarse fabricándose a sí mismos, generando no solo robots, sino excavando minas, y construyendo complejos industriales, y otras máquinas auxiliares, deberían contener toda la información en su interior, para poder replicarse, pero hay un peligro evidente. Si se les dota de excesiva capacidad de aprendizaje, o de iniciativa, o de evolución, saliéndose de los planteamientos de diseño puramente autómatas, estaremos en realidad creando las bases de una nueva civilización independiente de la nuestra, que podría no reconocernos como respetables padres. Parece incluso inevitable que en el caso de existir otros seres inteligentes biorgánicos como nosotros, estas premisas no serían solo aplicables a la tecnología del ser humano, y por tanto, otras civilizaciones más avanzadas que la nuestra han podido tener ya oportunidad de experimentar con este tipo de proyectos, que podrían derivar en civilizaciones postbiológicas, (como mis ciberdroides).

PD:
El dominio ciberdroide.com/wordpress, data de julio de 1999, me inspiré en una novelita mía inacabada. Usé el dominio para un proyecto de tienda virtual de informática. Hace unos años retomé la idea e nicié mi novela Éxodo que constará de varios volúmenes.