El ex-comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano

El ex-comisario jefe de los Tedax,

Hoy J.J.S.Manzano debería leer este artículo, porque podrían estar preparándole una bonita encerrona.

Es más, yo me atrevería a decir, que este es justo el momento indicado para hablar (ya que no le dio la gana de hacerlo mucho antes).

Sería muy conveniente que señale quién le dio la orden de destruir las pruebas de ese , y no sólo nos haría a todos un inmenso favor, con toda probabilidad, también se lo haría a sí mismo.

Abogado de parte
Emilio Campmany
No estaría de más que Manzano recordara la suerte final que, con ocasión de la investigación de los crímenes del GAL, corrieron tantos que estuvieron defendidos por magníficos abogados pagados por otros.

Juan Jesús Sánchez Manzano tiene hoy un problema que no tenía ayer. Cuando el abogado de uno tira, como estrategia de defensa, del insólito recurso de solicitar que su defendido sea imputado por un delito más grave de aquel del que en principio se le acusa, uno debería plantearse si ese abogado le está realmente defendiendo a él. Por eso, quizá Manzano debería preguntarse si a ese abogado suyo lo está pagando él o lo está pagando otro. Y si lo está pagando otro, debería hacerse una pregunta ulterior, si lo que está defendiendo ese abogado son sus intereses o los de quien paga.

Porque esta sorprendente estrategia, si tanta benevolencia esperan de los jueces de instrucción de la Audiencia Nacional, podía haberse adoptado desde el principio. Sin embargo, no fue así. Se recurre a ella ahora, cuando Interior, ante las amenazas de la juez, ha empezado a aflojar la información que se le estaba solicitando

El último comentario es muy oportuno. Rubalcaba se negó a entregar a los jueces los papeles del CESID en varias ocasiones con motivo de las investigaciones sobre el caso GAL, y en el caso del nuevamente Rubalcaba ha negado la entrega de papeles solicitados por los tribunales haciéndose merecedor de una reprimenda en forma de ultimátum por parte de la juez.

En su día ‘El Mundo’ fue tratado de conspiranoico por el tratamiento de investigación que dio al caso GAL, pero el tiempo les dio la razón. En aquella ocasión se tuvo miedo a llegar hasta la ‘X’ del GAL, y tampoco se depuraron todas las responsabilidades penales de todo el mundo. Gente así no puede quedar libre, es un riesgo demasiado grande.

De hecho, parece que esa incompleta limpieza del caso GAL, podría tener relación con el 11-m. Por si las moscas, lo mejor es no dejar nunca a un culpable que se valla de rositas, y más cuando se trata de gente que ha hecho una masacre mediante un atentado indiscriminado.

Rubalcaba sabe mucho, puede que demasiado. A mí me gustaría que aclarara por qué obstaculiza la acción de la justicia, y puestos a pedir peras al olmo, me encantaría que lo hiciera en la sala de algún tribunal, para que se deje de jueguecitos con temas muy serios.

En el 11m tenemos que conocer no sólo la ‘X’ sino todo el alfabeto. Hay que limpiar de mierda todas las cloacas del estado para evitar que dentro de ‘X’ años repitan otro atentado. Hay que llegar al final sea cual sea, y caiga quien caiga.

Tenemos que evitar criminalizar a los partidos. Los crímenes los cometen y los planifican personas con nombres y apellidos, y en lo que a responsabilidades políticas se refiere, que cada palo aguante su vela.