Cuando no se puede atacar unos argumentos, lo más efectivo es atacar al que argumenta:
Si un periódico como «» se dedicara a mentir sobre un asunto tan serio sobre el durante ocho años (que hará el mes que viene), ya se habrían dictado contra él las sentencias judiciales necesarias para impedir esas difamaciones, cosa que ya intentaron sin éxito.

El problema es que los hechos son muy tozudos y la desaparición de toneladas de pruebas no ha pasado inadvertida para nadie. Ahora que íbamos a saber un poco más sobre eso, se paraliza el juicio que llevaba la juez Coro Cillan con un pretexto surrealista. Hablamos de un juicio que ha sido fuertemente obstaculizado desde el principio. Ya mencionamos la existencia de Algunos hechos judiciales obstruccionistas relativos al 11M.

¿A qué obedece la insistente demanda de saber la verdad?:

Obedece a algo que cada día se percibe con mayor claridad. Nos han mentido a todos. La ocultación de pruebas del atentado del 11M ha sido una constante, y eso ha servido para sostener una sed de justicia que no desaparecerá jamás.

Todos los años, coincidiendo con el aniversario del 11M, hay importantes manifestaciones de víctimas del atentado que demandan saber la verdad.

Este año, con la escandalosa porquería de ocultación que se ha ido conociendo, es de esperar que las manifestaciones sean incluso más numerosas que el año anterior. Si antes olía a podrido, ahora apesta hasta la náusea.

Hace poco nos hemos enterado de que tanto la Policía, como la Guardia Civil, como Renfe, como el juez instructor, estaban al corriente de la existencia de restos de focos de explosión que no fueron incluidos en el sumario del 11M. Se ha encontrado recientemente la chatarra correspondiente al foco de explosión de Santa Eugenia. Resulta surrealista que pudiendo ser un elemento clave en el conocimiento de la verdad, permaneciera 8 años en un cobertizo de la empresa Tafesa sin custodia judicial.

Recordemos que la sentencia del 11M no fue capaz de concretar el explosivo utilizado y que para argumentar la presencia de Goma-2 ECO, se hizo uso en ella del argumento de la presencia de ftalatos, como si eso tuviera carácter probatorio.

Mas tarde supimos que los peritos explicaron en un vídeo, que fue ocultado a las partes y a la opinión pública, que los ftalatos no prueban nada por ser ubicuos, además se encontró DNT que es un componente que no existe en la Goma-2 ECO y sí en otros explosivos.

Quizás la opinión pública esté alucinando en silencio cuando se entera de estos hechos obstruccionistas sobre algo tan grave, pero con independencia de ese silencio, las ocultaciones y mentiras se perciben muy claramente y la V.O. está tan desacreditada como el propio juez Bermúdez.

¿Quién está promoviendo tanta ocultación?
Creo que muchos políticos tienen miedo a que este año el pueblo español demande la verdad del 11M en la calle con más fuerza que el año anterior.

Quizás por eso, ee ha organizado un acto para atacar la libertad de expresión de un medio de comunicación como «El Mundo» mediante la organización de una contra-manifestación por conocer la verdad del 11M.

Todo el mundo sabe que la línea editorial de «El Mundo» es de derechas y que el 11M fue politizado desde el comienzo, pero en un sector de la izquierda radical, aún no comprenden que esto no tiene nada que ver con las derechas. De hecho, el PP ni siquiera gobernando ahora con mayoría absoluta, está impidiendo los numerosos actos obstruccionistas por conocer la verdad del 11M.

Creo que por alguna oscura razón, el PP tienen tanto miedo a la verdad del 11M como lo tiene el PSOE. Así que la contra-manifestación de la izquierda les vendrá muy bien a ambos partidos.

Autorizada una concentración contra El Mundo para el 11M
Con el lema «Contra los siete años de mentiras en el diario El Mundo»

Carlos Garaeta.22.02.12. La Delegación del Gobierno de Madrid, ha autorizado a la Plataforma de las Clases Medias una concentración frente a la sede de Unidad Editorial, empresa editora de El Mundo, Marca, Telva y Expansión.

Con el lema «Contra los siete años de mentiras en el diario El Mundo» la Plataforma ha señalado en un comunicado que durante la concentración mostrarán “nuestra repulsa por la manipulación de los hechos acaecidos durante y después del atentando más sangriento sufrido por los españoles el día 11 de marzo».

Hay teorías que nada tienen que ver con ETA ni con Al Qaeda y explicarían estos miedos a la verdad por parte de ambos partidos. Una de tantas, sería un posible atentado con intervención de los servicios de inteligencia marroquí por motivo de venganza.

Zapatero llegó a decir que, para él, la recuperación de Perejil, llevada a cabo por el Ejército español por orden de Aznar, fue un error comparable a la intervención en Irak. Así, Zapatero colaboró en fomentar ese odio marroquí a España por la recuperación del islote y olvidó que Marruecos ya se anexionó el Sahara Occidental, empleando la fuerza, en contra de la legalidad internacional y en contra de la voluntad Española.

La teoría de la participación marroquí en el 11M es sólo una teoría de tantas, pero mientras no conozcamos que pasó realmente, ni el porqué de tanta mentira y ocultación por parte de los políticos, de los policías y de los jueces, no podremos descartarla. En cualquier caso, estamos ante una innegable situación ocultaciones masivas, por miedo a la verdad sea cual sea. Un miedo a la verdad que tanto el PP como el PSOE se han dedicado a cultivar durante estos años.

Lo han hecho quizás para tapar algunas vergüenzas propias. Yo sinceramente, ante tanta ocultación clamorosa, me pregunto si incluso el PP y el PSOE podrían haber pactado entre ellos en contra de las víctimas y así sería mucho más fácil dominar judicialmente todo el asunto, dada la falta absoluta de independencia de nuestras instituciones judiciales.

Conclusiones:
No sabemos a quien beneficiará el ataque a ‘El Mundo’ por su labor de investigación sobre el 11M.  Yo creo que beneficiará tanto al PP como al PSOE porque ambos han traicionado a la verdad y con ello a las víctimas que serán las perjudicadas.

Aquí, todos los partidos que llevan tiempo cerca del poder están completamente podridos.

Atacar la libertad de expresión es un acto al servicio de la involución totalitaria en un país donde ya carecemos de una democracia real.