Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Categoría: ciberactivismo Página 2 de 15

La traición política a los ciudadanos.

Ayer no pude terminar el artículo porque estaba demasiado cabreado por lo de Bankia y por lo que está por venir. Creo que en el título ya se me nota un pelín tostadito, pero intentaré controlarme, hoy lo llevo mejor.

Lo que está ocurriendo en Bankia no solo es un desastre financiero de primer orden. Mirando en las entrañas de Bankia nos damos cuenta de que el problema es mucho peor.

Las cajas que integran Bankia tienen un político por cada 50 trabajadores

Bankia es una buena clave para entender la causa principal de esta crisis. Estamos ante una crisis de todo el sistema provocada por la forma de entender la política.

Es decir, como la oportunidad de hacer trapicheos con amigos poderosos y forrarse uno mismo y a un montón de amiguetes. Toda la política está distorsionada por esos intereses personales y así nos va.

Para colmo de la desfachatez, en lugar de decirnos claramente que no se depurarán responsabilidades, nos dan una larga cambiada y nos dicen cosas como esta: Gallardón afirma que el ‘caso Bankia’ irá al Congreso ‘cuando sea oportuno’

Me parece gravísimo porque esto lo dicen los que tienen que más explicaciones tienen que dar.

Así no vamos bien. La ciudadanía española pese a recibir banderillazos y puyazos, permanece con la mirada fija en el engaño y si no reacciona a tiempo recibirá una bonita estocada en todo lo alto.

No todo el mundo se da cuenta de que lo que acaba de hacer Gallardón, no es otra cosa que reírse en nuestra cara. De hecho, ya nos avisan de que esto es solo el comienzo y que todo el sistema financiero se verá afectado.

La crisis no es para todos. Existe una clase que vive a expensas de otra:

Por una parte está la amalgama de los poderosos entre los que se encuentran, políticos y financieros en destacado lugar. Acompañándoles se encuentran el poder judicial, el poder mediático, y algún que otro lobby. Todos ellos conforman la nueva clase alta que aglutina todo el poder.

Toda esta estructura de poder está orquestada con el único fin de sacar cada vez un mayor  provecho de la clase trabajadora que es la clase que produce riqueza directamente. Todo ello está sirviendo para aumentar aún más el diferencial de riqueza entre la clase trabajadora y la clase alta. Con ello se disminuye aún más el precio de la mano de obra y la calidad de vida de los ciudadanos.

Una crisis capitalista normal reduciría los beneficios de las grandes empresas, pero esto no está ocurriendo. Lo que está ocurriendo es un traspaso forzado de la riqueza de la clase trabajadora a la clase capitalista minoritaria pero muy poderosa. A esto creo que podemos llamarlo robo. El capital no acusa la crisis porque gracias a los niveles de paro, están compensando el descenso del consumo con el abaratamiento de la mano de obra y las facilidades de despido.

Las desigualdades económicas entre el 1% más rico y el 99% más pobre, nunca fueron tan grandes como ahora. Las diferencias no solo han de medirse en términos de riqueza sino también en términos de poder. Si tuviéramos un sistema judicial realmente independiente y al servicio del ciudadano, la situación actual sería completamente diferente. El nivel actual de corrupción no puede entenderse sin la complicidad por acción u omisión de fiscales y jueces. En el origen de todo están los políticos.

No estamos ante una crisis del capital sino ante una crisis laboral gravísima originada por la traición política. Los problemas financieros no están pasando factura a sus responsables sino a los ciudadanos.

Para los ciudadanos esta crisis significa que unos pierden su trabajo, otros sus casas y los que más suerte tienen ven reducidos sus ingresos y aumentados sus impuestos y sus horarios laborales para poder pagar a los culpables de esta crisis.

Para los capitalistas y especuladores las ganancias (que las hay muy importantes), son ganancias netas, y las pérdidas se esfuman porque se las endosan impunemente a la ciudadanía convirtiendo la deuda privada en deuda pública.

Lo de las facturas en los cajones durante años es la forma en que los políticos se cargan a las pequeñas y medianas empresas que hacen competencia a las grandes, pero son las que generan más empleo. No han hecho nada para evitarlo.

Tenemos bancos que hacen las mayores barbaridades porque para eso tienen un tamaño tal que no se les puede dejar quebrar. El que paga las consecuencias siempre es el ciudadano.

Estamos ante un conflicto con muchas bajas. Me refiero a millones de vidas destrozadas económicamente. Se ha cercenado el futuro a una generación completa de españoles a costa de los pelotazos de la clase alta y de los políticos.

La crisis se ha cebado especialmente con todo el sur de Europa, pero nuestro nivel de desempleo es incluso superior al de Grecia.

La impotencia de la ciudadanía es total ya que si bien dispone de las urnas, el nivel de manipulación es tan grande que únicamente logramos elegir a nuevos traidores a la democracia cada cuatro años. Estos interpretan el mandato como un cheque en blanco por cuatro años.

Si tenemos en cuenta quien generó la crisis actual, la impunidad absoluta de los culpables y quién pagará las consecuencias de esta crisis (que no hace otra cosa más que profundizarse año a año), comprenderemos la realidad. Estamos ante una lucha de clases porque la crisis no es para todos.

La manipulación es letal para la ciudadanía:

Los únicos que parecen haber sido capaces de reconducir una gran crisis de este tipo han sido aquellos que han logrado poner ante la justicia a los culpables. Estoy hablando de Islandia.

Por desgracia en España la situación es muy diferente de la de Islandia. Nuestra ciudadanía, en citas electorales, está resultando tremendamente fácil de manipular en comparación con la ciudadanía islandesa caracterizada por un alto nivel cultural.

Solo el bajo nivel cultural y el miedo cuidadosamente dosificado en el veneno político, pueden explicar que la gente siga votando a partidos mentirosos, corruptos o antidemocráticos como PP, PSOE, CiU, o PNV entre otros. Un miedo fruto de la ignorancia y de la intoxicación en la cual los poderes mediáticos han tenido mucha responsabilidad al tratar estos temas y alimentando la crispación entre bandos políticos donde todos son traidores a la ciudadanía.

No es cuestión de ideas políticas ni de partidos. Es cuestión de impunidades ante la permanente escalada de traiciones políticas desde aquellos que ostentan el poder. Todo ello con independencia de sus ideas que a la vista de sus actos han pasado a ser meros instrumentos de manipulación.

Los países donde la crisis se ha cebado con más dureza han sido aquellos donde sus ciudadanos se han dejado manipular con más facilidad. En España se ha intentado contrarrestar esto con movimientos como el 15M. Algo es algo, pero si no se consigue que la gente deje de votar a partidos corruptos, el 15M servirá de poco.

La gente debería entender que cualquier partido político que no haya tocado poder, será mejor en estos momentos que cualquier otro que lo haya tenido y lo haya para lucrarse o para beneficiar los suyos y a las amistades del gran capital que siempre agradece estos favores.

La reelección de los partidos corruptos, es la siembra para corrupciones aún mayores porque van atesorando poder, influencias y perfeccionando estrategias. Nuestra ruina es la consecuencia de ello.

Espero que las redes sociales sirvan para desintoxicar todo el veneno que estos políticos han estado administrando a sus ciudadanos, porque solo así les llevaremos a lugar que les corresponde, tal como hicieron en Islandia, y que no es otro que la cárcel.

Carta abierta a Luis del Pino sobre el 15M.

Lo que sigue es un artículo muy cortito sobre el 15M que me ha gustado bastante.

El 15-M aumenta su apoyo ciudadano
… resulta conveniente recordar que el 15-M no es la indignación. Es una de sus expresiones …

Desde luego nada que ver con el punto de vista de un periodista serio, Luis del Pino, al que yo admiro pese a su tendencia al error en temas muy concretos (Otros temas como por ejemplo el 11M, el terrorismo, y algún otro, los trata muy bien) .

La increíble y triste historia del 15-M menguante
En resumen: un nuevo fiasco más de quienes aspiraban a liderar en la calle el descontento popular …

No me ofende su titular ninguneando a un movimiento ciudadano, que le guste o no traspasa fronteras, pero su opinión me parece bastante equivocada. Yo estuve sacando fotos y la situación que yo vi fue muy diferente de la que usted describe.

Yo opino que cualquier movimiento ciudadano de protesta contra el poder establecido merece el máximo de los respetos se comparta o no y su artículo me parece un pelín faltón. Al parecer, una vez más le dolieron ciertos lemas laicistas (se quejó por ello).

Habitualmente es usted de los que más caña dan al gobierno, pero en esta ocasión parece que ha preferido dar caña a los ciudadanos. El artículo está lleno de prejuicios y de exageraciones.

Espero don Luis no se tome usted esto como algo personal, porque no lo es en absoluto. Todo lo contrario, ya le conozco bastante y sé que hay cosas en las que no coincidimos ni siquiera un poco, pero en otras sí y mucho.

Yo estuve siguiendo la manifestación en un de sus cuatro recorridos. Concretamente estuve acompañando desde Manuel Becerra hasta Sol, y ya en Cibeles aquello era impresionante. Hice fotos, las imágenes no mienten. Las pancartas contra La Iglesia que tanto le molestan a usted fueron pura anécdota.

Además, no forman parte del espíritu del 15M, yo jamás aprovecharía el 15M para defender mi ateísmo porque eso no es estar con el 99% de los ciudadanos.

Aproveché para sacar fotos de todos los lemas que pude y con todo ello hice una galería de 77 fotos que he colgado en https://www.ciberdroide.com/wordpress/fotos/2012/05/galeria-de-imagenes-del-12m15m-en-madrid-2012/ y esas fotos no mienten.

Creo que no ha respetado usted una manifestación de libertad de expresión popular, y como muy bien me recordó usted, los periodistas que se ponen del lado del poder no venden mucho.

Los que estamos haciendo el ejercicio de contra-poder somos los ciudadanos saliendo a la calle y no usted que tanto presume de ello. Reconózcalo, en esta ocasión su artículo no  critica al poder y hace oídos sordos a la las críticas ciudadanas justas  que usted tiende a interpretar en clave política.

No debería ver en el 15M a un grupo homogéneo ni teledirigido por nada ni nadie. Seguramente todos podemos ver algunos lemas que no nos gustan, pero el mensaje principal, es muy claro y tiene que ver con la falta de calidad democrática. Algo en mi opinión indiscutible y muy grave.

Estoy convencido de que el 15M es el primer paso de un largo viaje hacia un nuevo modelo de democracia diferente y más real. Algo así no se consigue ni de un día para otro, ni de un año para otro y puede que tampoco de una legislatura para otra, pero creo que no parará jamás hasta que se consiga un nuevo modelo de democracia más real. Elegir a diferentes traidores a la democracia cada cuatro años, y que hacen uso del mandato como un cheque en blanco por cuatro años, tiene que acabarse.

La fuerza de este cambio reside en el despertar de las conciencias ciudadanas en un contexto nuevo, el  de las redes sociales. Estamos en el principio de un gran cambio político a nivel mundial y usted se está quedando al margen.

No sea usted el último en darse cuenta.

Las democracias actuales son fósiles vivientes en peligro de extinción.

Celacanto (Foto A.Castro ac. Finisterre - A Coruña)

Los fósiles vivientes son organismos que han permanecido sin apenas evolucionar desde hace muchos millones de años y que han sobrevivido hasta nuestros días sin sufrir grandes cambios adaptativos.

Son los últimos supervivientes de un sistema biológico sometido a frecuentes cambios donde los organismos más evolucionados y mejor adaptados han ido desplazando a aquellos menos evolucionados.

Por regla general, los fósiles vivientes malviven en pequeños nichos aislados del resto de los animales más modernos.

Las democracias actuales ya no sirven a los ciudadanos:
Ignoro si la metáfora anterior es del todo acertada, pero las democracias modernas no se han adaptado a unos cambios demasiado bruscos que se han ido produciendo en cascada desde que Internet apareció. Internet ha ido cambiándolo todo tan rápido que se han producido fuertes desequilibrios sociales y económicos.

Pese a esos grandes cambios, las democracias actuales no solo no ha evolucionado, sino que incluso han involucionado. La idea principal de una democracia consiste en una forma de organización del Estado, en la cual las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo. Para lograr ese fin se establecieron ciertos procedimientos y normas políticas universalmente aceptados. Procedimientos y normas que fueron útiles en su momento y que ahora son claramente insuficientes y que impiden el cumplimiento de los contratos comprometidos por los políticos que llegan al poder.

Las democracias actuales ya no permiten garantizar la igualdad de derechos de las personas y estamos ante una nueva lucha de clases donde existe por un lado una ciudadanía indignada e impotente y otra clase opresora, elitista, minoritaria, y dominante representada por los políticos y sus poderosas amistades.

Los políticos elegidos por el pueblo han anulado los mecanismos de control de estos sobre sus dirigentes mediante la manipulación mediática y la falta de independencia del poder judicial. Funcionan como auténticas plutocracias.

No existe contrato con el ciudadano que no pueda ser violado.

Los partidos elegidos en las urnas gobiernan durante cuatro años haciendo uso de sus votos como si fueran cheques en blanco sin que exista ningún tipo de línea roja que no puedan traspasar.

La Constitución se modifica sin referéndum previo, la edad de jubilación se retrasa, hoy mismo la ministra Ana Mato ha dicho que todos los funcionarios que “presten sus servicios en instituciones sanitarias públicas”, deberán ser integrados “como personal estatutario fijo” antes del 31 de diciembre de este año. … (y añade) a aquellos que se nieguen a perder su condición de funcionarios, “las comunidades autónomas los adscribirán a órganos administrativos que no pertenezcan a las instituciones sanitarias públicas”. Puede hacer lo que quieran porque están por encima de las leyes incluida la constitución convertida en papel mojado.

Para muchos economistas y sociólogos, hemos pasado de un modelo de gobierno desde el estado que estaba sujeto a fronteras y leyes, al gobierno desde el capital sin fronteras ni leyes. El modelo de estado actual solo se representa a sí mismo. El modelo de democracia actual es totalmente afuncional. Las declaraciones solemnes de principios recogidas en nuestras constituciones (hablo en plural porque es un fenómeno global) tales como que la soberanía reside en el pueblo, han quedado totalmente vacías de contenido en la práctica por falta de control sobre la clase política.

Buscando alternativas:

La descripción anterior del modelo de gobierno,  está inspirada en la situación española, pero en lo fundamental todas las democracias están afectadas del mismo problema de falta de representatividad. La fuerte crisis española solo sirve par hacer más visible el problema subyacente a todas ellas.
La tecnología está suficientemente madura como para poder establecer mecanismos que permitan una participación de la ciudadanía más directa y que permita conocer el apoyo de los ciudadanos a sus líderes a los partidos o a los proyectos de ley. Pese a ello, no existe ningún país que explote estas posibilidades tecnológicas en beneficio de los ciudadanos. El problema no es que no se hallan encontrado fórmulas interesantes que puedan ser aplicadas. El problema es que no se han buscado porque la clase dirigente no está dispuesta a ceder ni un ápice de su protagonismo a la ciudadanía.

Nadie se está planteando seriamente que la ciudadanía sustituya a los políticos, pero la realidad es que hoy en día los ciudadanos no solo no pueden participar en la política de forma directa, tampoco pueden hacerlo a través de una clase política totalmente fuera de control.

El único contrapoder a está nueva forma de tiranía, está naciendo de las redes sociales. Su horizontalidad tiene ventajas e inconvenientes, pero esto no es una moda ni una ocurrencia. Podemos llamarlo 15M o de otra forma pero son una serie de movimientos con mucho en común y que han llegado a muchos países. Si alguien no ve en ello la semilla de la alternativa a muchos años e incluso siglos de hacer política de una determinada forma es porque no ha querido verlo.

Lo primero que tenemos que conseguir es suprimir los peores fallos:

El control no puede estar en mundo del capital y eso es lo que ha ocurrido cediendo el poder soberano del pueblo a quien le importa un pimiento lo que digan las urnas. Se ha cedido el control del capital a los financieros y a los especuladores. Simplemente se les ha confiado el autocontrol de sus negocios para forzar su crecimiento hasta niveles monstruosos. Esta es una forma de considerar que lo más importante es tener mucho dinero. Al final el dinero termina por pasar factura al que lo adora como si fuera un Dios.

Estamos en un sistema que ha ido perfeccionando los mecanismos de manipulación ciudadana desde la más tierna infancia. La educación no enseña a la gente a pensar críticamente desde la libertad de pensamiento. Se les enseña a lo contrario, a no cuestionar nada.

Las religiones han puesto mucho de su parte en el oscurantismo borreguil y estupidizante de nuestro sistema educativo y el sistema premia  La Iglesia convirtiéndola en un poderoso lobby con un poder desmedido. Estamos en un final de muchos ciclos de distinta duración. El ciclo de dominación católica ha durado 20 siglos. En algunos países como Francia existe una razonable separación Iglesia Estado. Nos llevan ventaja. Ni el lobby de La Iglesia es compatible con una democracia real, ni lo es la monarquía, ni ninguna otra forma de poder que no quede bajo la directa sumisión  del pueblo.

Conclusiones:

Las redes sociales están sirviendo para despertar a los ciudadanos. Eso lo cambia todo. El 15m y otros movimientos similares están para quedarse porque las democracias actuales son fósiles vivientes, organismos inadaptados en peligro de extinción que serán sustituidos por algo que está aún en una fase larvaria, pero que tendrá sus cimientos en un nuevo modelo que permita a los ciudadanos ejercer un control (directo o indirecto) sobre la política.

Será un proceso de cambio largo y duro porque habrá que reestructurar todo el sistema desde sus cimientos y habrá que hacerlo paso a paso para evitar involuciones dictatoriales. «Vamos despacio porque vamos lejos».

El 15M es un movimiento político, contra la clase política actual.

¿Aún no se entiende que el 15M no quiera ofrecer colaboración a ningún partido?

Ignoro si los políticos no entienden el 15M o simplemente no quieren entenderlo.

La huella política del 15-M

Hay muchos puntos de vista, pero equivocado o no, yo creo que hay una serie de reivindicaciones claves y muy claras en el 15M.

Creo que los políticos no se han enterado de nada porque no escuchan a los ciudadanos. Opino que la oposición del 15M a la clase política actual es el aspecto más relevante de esta nueva revolución que posiblemente esté en sus comienzos.

Con independencia de la sintonía con ciertas ideas políticas, el 15M es un movimiento que considera que en este momento la clase política no puede formar parte de la solución porque son el problema. «No nos representan».

Son traidores a la ciudadanía, unos vendidos corruptos que se echan en brazos de los especuladores haciendo uso de su mayoría en las urnas como si el resultado fuera un cheque en blanco durante cuatro años.

La ciudadanía está indignada porque muchos de los políticos y de sus amigos, por el enorme daño que han hecho, deberían estar en la cárcel.

Los políticos pueden hacer varias cosas para colaborar con el 15M:

  • Promover la absoluta transparencia en la gestión de los fondos públicos y jamás usar ese dinero para sostener un negocio privado que se hunda por importante que sea.
  • Dejar de escuchar a los especuladores y escuchar a los ciudadanos.
  • Devolver todo lo robado a los ciudadanos.
  • Meterse a sí mismos en la cárcel junto a sus amigos y tirar la llave.

Ni las democracias actuales ni sus sistemas financieros están pensados para acometer las necesidades de los ciudadanos:

Hay que recordar que la desmedida importancia económica de algunas empresas financieras que ahora los políticos consideran que hay que defender a toda costa, incluso con dinero público, existen gracias a la política de fusiones promovida por ellos en los últimos años. Todo ello se hizo con la excusa de aumentar la competitividad. Han fomentado la creación de monstruosos monopolios que ya no son capaces de controlar.

No tiene sentido considerar llegar al absoluto descontrol económico como consecuencia del aumento de una competitividad que también ha terminado perdiéndose en este descontrolado sistema financiero.

Parasitando a los ciudadanos:

La productividad les interesa mucho a los políticos, y no digamos a los especuladores,  porque es lo que mueve dinero. En cada movimiento de dinero, los parásitos del sistema se llevan su buena tajada.

Lo que se necesita es dar buen servicio al ciudadano, dar empleo, dar vivienda, dar estabilidad, y diseñar un sistema que por encima de todo ha de ser sostenible. Es decir, que no necesite cada cierto tiempo de robos masivos a la ciudadanía para su supervivencia. ¿Han hecho algo en ese sentido? Yo creo que no.

La competitividad no ayuda a nada de eso. Su objetivo es producir tanto que genere un exceso de producto y de dinero. Por eso vienen luego los problemas de obesidad en los parásitos sociales, acompañados de problemas de desnutrición en la ciudadanía.

Tanta ha sido la voracidad de los parásitos sociales que los ciudadanos han empezado a promover la economía del trueque que de momento no deja opción de sacar taja a los parásitos.

El Banco del Tiempo, el trueque como medida anticrisis

Pagar con tiempo es una buena medida anticrisis. Ese es el objetivo de un banco del tiempo, intercambiar servicios y gestionar el valor de los mismos con horas.

Reconoce todo el mundo que las pequeñas y medianas empresas son las que producen más empleo, pero los políticos se han dedicado desde hace años a hacer grandes fusiones. Es decir, a fabricar parados.

Una crisis fabricada desde el poder:

Uno de los mayores robos a los ciudadanos empezó con la ley del suelo de Aznar cuyas plusvalías generaron pingües beneficios para los políticos corruptos y para las empresas constructoras, pero ninguno para las arcas de los municipios que aportaban el terreno. Puro robo.

Aquello pasó bastante desapercibido porque era una riqueza que no estaba en circulación, pero al ponerse en circulación, los financieros entraron en una espiral especulativa muy agresiva y muy arriesgada y no pararon de arriesgar hasta destrozar toda la economía.

Esta se trata de una crisis fabricada por el mundo financiero con la colaboración de los políticos. Esto ha ocurrido en todo el mundo y jamás terminará mientras los culpables de estos excesos (supuestos errores de gestión) continúen libres y en el ejercicio del poder.

El 15M es un movimiento que sabe lo que quiere y que tiene identificado el problema:

El problema parece ya muy claro, no estoy descubriendo nada, pero la estructura de poder actual no ofrece una fácil vía de solución porque está en la raíz del problema.

Las urnas permiten cambiar de opción política pero no permiten cambiar la clase política y el 15M no tiene una solución rápida y eficaz para desmontar un enorme tinglado de poder urdido con mucha paciencia en contra de los ciudadanos.

Por desgracia, no hay ninguna forma de cambiar esto en poco tiempo. La violencia tampoco arreglaría nada, porque con demasiada frecuencia se convierte en la puerta de entrada para una nueva forma de tiranía, y el 15M es consciente de ello y está apostando por la noviolencia y por la desobediencia civil.

A más largo plazo si parece claro que se puede ir avanzando en la dirección correcta y es en esa línea en donde tenemos que entender el trabajo del 15M, pero también hay que entender que para muchas personas la situación es límite y afecta a su supervivencia.

Para muchas de estas personas el largo plazo y la paciencia no son estrategias válidas. La radicalización del 15M es una consecuencia de situaciones de supervivencia igualmente radicales para muchas personas.

El papel de los medios de comunicación:

Mientras estos medios no entiendan su función como contrapeso al poder, estarán retrasando lo inevitable. Una mayor sintonía con los ciudadanos será decisiva en el avance del proceso de regeneración democrática. Para muestra un botón:

El director de La Razón Francisco Marhuenda en su servilismo con el poder traspasó hace poco los límites de la falta de profesionalidad en la portada de su periódico incluyendo las fotos de los representantes de los estudiantes y añadiendo un comentario ofensivo  «Los malos estudiantes agitan la educación»: La Educación nos hace más libres por Francisco Marhuenda.

Lógicamente fue ampliamente criticado y el señor Francisco Marhuenda,  respondió con un tweet que dice: «Me alegra que tengáis el desahogo de los tweets así os ahorráis el psiquiatra. Es una buena obra por mi parte. Gracias a los sensatos».

Menciono el dato por ser llamativo y reciente, pero solo como ejemplo de un fenómeno más generalizado en demasiados medios de comunicación.
Si los medios de comunicación continúan ejerciendo de cómplices y de voceros del poder político establecido y no castigan adecuadamente las estafas democráticas que sufrimos en todo el mundo los ciudadanos, no sobrevivirán. Muchos serán fagocitados por una comunicación apegada al ciudadano.

La tendencia en la nueva sociedad de la información es muy clara. Los ciudadanos tienen ahora con Internet medios para hacer llegar sus mensajes al resto del planeta y todo intento de manipulación y de intoxicación por parte de estos medios será castigado cada vez con mayor dureza.

Página 2 de 15

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén