Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Categoría: Cambio climático Página 1 de 6

Un tiempo precioso perdido por culpa del negacionismo del cambio climático

La incapacidad de la sociedad actual para dejarse manipular, podría marcar la diferencia entre la supervivencia de nuestra especie o un merecidísimo premio Darwin a nuestra estupidez. La noticia que sigue deja claro que hemos perdido un tiempo precioso.

Los trapos sucios del negacionismo climático, salen a la luz…
Ayer se filtró a los medios la estrategia del Heartland Institute uno de los grupos de opinión estadounidense dedicado a sembrar la duda acerca de una realidad incuestionable: el calentamiento global. La web de DeSmogBlog publica el Memorandum confidencial del Heartland Institute para 2012 y otros documentos internos en los que se recogen datos sobre financiación, opiniones y contactos que confirman lo que muchos venimos diciendo desde hace años: que el negacionismo climático no es más que una campaña mediática orquestada por empresas como Microsoft, Koch Industries (una de las mayores petroleras privadas de EEUU) o Altria (matriz de Philip Morris), entre otras, para seguir enriqueciéndose generando cambio climático.

[…]

Todo esto y mucho más está accesible en el siguiente enlace: www.desmogblog.com una web muy recomendable que promete nuevas dosis de realidad sobre el negacionismo climático en los próximos días. 

Todavía hay gente que cree la diversidad de opiniones sobre cualquier cosa es algo muy beneficioso y respetable, y lo hacen rebatiendo opiniones con un alto consenso científico y sin aportar una sola razón válida a sus argumentos.

Soy de la opinión de que se nos educa desde pequeños para ser perfectamente manipulables. No se le da a la ciencia el valor que tiene, ni se explica en que consiste la fortaleza del método científico. No se nos educa para la autocrítica, ni para amar la verdad.

La ciencia es lo que nos ha hecho avanzar, y los malos usos que se han hecho de la ciencia, no han llegado a través de los científicos, sino a través de los políticos y gente que llega al poder gracias a sus habilidades sociales, no siempre respetables.

El cambio climático es un asunto de tal gravedad, que la falta de acciones oportunas y urgentes podría conducir al planeta a una situación nefasta e irreversible, pero esto es lo que dicen los científicos.

La opinión científica obliga a un ejercicio de documentación y análisis que mucha gente no está dispuesta a hacer, y por eso mucha gente prefiere acudir a segundas opiniones menos sesudas, más gratificantes,  y menos catastrofistas.

Unas pocas décadas y ya nada será como antes. Nos enfrentamos a tantos efectos adversos, que resulta difícil imaginar como será el resultado: Las 10 consecuencias más graves del cambio climático

Como siempre los más débiles pagarán más caro tanta estupidez humana y entre ellos inicialmente no estarán los intoxicadores, porque tienen mucho dinero, pero me temo que incluso a ellos les afectará tarde o temprano gravemente el cambio climático, porque no creo que estén calculando las consecuencias de su avaricia.

 

 

¿Existe consenso científico sobre el origen antropogénico del cambio climático?

La ciencia se puede equivocar. Pero lo que ahora afirma la ciencia está muy claro y el consenso sobre el origen antropogénico del cambio climático es amplísimo tal y como se explica en Opinión científica sobre el cambio climático antropogénico

No es cuestión de prejuzgar otras opiniones, pero tratándose de un tema en el cual hay poderosos intereses económicos en juego, y concretamente intereses petrolíferos, no se puede ser tan ingenuo de conceder a todas las  opiniones el mismo valor.

Para empezar hay que saber que la parte de la ciencia que estudia esto es la climatología. Lo que opinen meteorólogos, economistas, astrofísicos, o ingenieros varios, ha de ser recibido desde la más absoluta desconfianza porque existe muchísimo informe pagado por las petrolíferas.

Insisto, sin ánimo de prejuzgar, y a fin de evitar intoxicaciones interesadas, la gente no experta debe huir de informes que procedan de: opiniones individuales, universidades privadas, laboratorios, o de listados de expertos seleccionados no se sabe muy bien como.

Todas las opiniones pueden ser valiosas, pero ante tanta intoxicación, lo que necesitan los que no son expertos, son opiniones con ciertas garantías de credibilidad. A los expertos un informe viciado no les va a confundir, pero a cualquier otro le sembrará la duda que es exactamente lo que se pretende con estos informes tendenciosos.

Por esa razón, es mucho más seguro recurrir a los informes nacionales o internacionales. Este tipo de informes están sometidos a un mayor contraste crítico a nivel internacional.

Las conclusiones de estos informes ampliamente contrastados a nivel internacional, son demoledoras. En todos ellos el consenso científico sobre el origen antropogénico del cambio climático se percibe con total claridad.

La evidencia ya tumbó al primer gran escéptico Bjorn Lomborg. Véase: El cambio climático ya es evidente. (2010-09-01 08:49:41)

Además, el protocolo de Kioto ha costado mucho dinero a una gran cantidad de países firmantes y estos no habrían firmado si la evidencia científica sobre origen antropogénico del cambio climático no fuera tan clara.

Las razones de otros países para no firmar también son claras. Se llama egoísmo. Aceptar la verdad no sale gratis. Es un escaqueo irresponsable y cortoplacista muy peligroso.

¿Qué nos espera?
Confiar en que los políticos cambien de mentalidad y hagan algo útil, es como agarrarse a un clavo ardiendo, pero incluso en la más optimista de las hipótesis políticas, nos enfrentamos a algo muy serio.

En 2010 el 44% del CO2 emitido se debió al carbón, el 36% al petróleo y el 20% al gas natural. Las emisiones alcanzaron unas 30,6 gigatoneladas (Gt), el 5% más que el anterior récord, alcanzado en 2008 (29,3 Gt). El 80% de estas emisiones a están garantizadas para 2020: Proceden de centrales que están en marcha o en construcción.

Esta es la situación actual, y con las expectativas de futuro más optimistas, los científicos sacan unas conclusiones muy feas.

Las temperaturas medias en el planeta con estos supuestos, aumentarán hasta más de cuatro grados centígrados en el próximo siglo.

Para no extenderme más, con estos catastrofismos, diré que este aumento de temperatura sería simplemente desastroso.

Una papeleta terrible para nuestros nietos.

Concedamos algún margen de duda (que por desgracia es insignificante):

Consideremos que quizás la ciencia pueda estar equivocada y que las cosas quizás no sean tan malas.

Ello supondría que en realidad no nos estamos suicidando como especie, sino que únicamente somos víctimas de algo diferente pero igualmente bastante peligroso, así que por si acaso… ¿No hagamos nada? ¿Es esa una actitud razonable? ¿Desaparecerá la amenaza cerrando los ojos con fuerza?

Algunas reflexiones personales:
El premio Darwin a la especie más estúpida, más engreída y más destructiva lo tenemos ganado de sobra.

En las últimas crisis de biodiversidad hemos comprobado que las especies más afectadas por los cataclismos medioambientales, han sido las especies más evolucionadas. Ello es así por ser las más especializadas y dependientes de su entorno.

Estamos confundiendo la plaga humana con el éxito humano. Somos una especie fuera de control.

Junto a un montón de especies más que ya han empezado a desaparecer, somos muy buenos candidatos para desaparecer del planeta si el cambio climático se vuelve extremo,.

Otras especies inferiores son mucho menos dependientes del clima.

Por ello, quizás otra especie inteligente, millones de años después de que nosotros desaparezcamos de este planeta, podría tomar el relevo de la civilización humana.

Continuando con esta  elucubración, puede incluso que esos seres, cuando encuentren nuestros restos fósiles, nos concedan ese premio Darwin a título póstumo.

El cambio climático cercano a alcanzar un punto de no retorno.

Calentamiento global

Calentamiento global

El punto de no retorno significa la deriva de las condiciones climáticas hasta encontrar un nuevo punto de estabilidad en condiciones muy diferentes de las actuales.

Las condiciones de estabilidad climática que se han mantenido durante muchos millones de años tienen mucho que ver con la actividad de los seres vivos porque la atmósfera es una delgada capa cuya composición es el resultado de esta actividad.

Un cambio sustancial en la biosfera como consecuencia de los niveles de CO2 está arrastrando a una serie de cambios uno tras otro que nos apartan cada vez con más fuerza de la situación de estabilidad.

No estamos dando tiempo a la recuperación de los desequilibrios medioambientales, y los fenómenos de realimentación positiva ya han aparecido.

El aumento del CO2 está comportando una serie de cambios que a su vez provocan un mayor aumento de los niveles de CO2.

El punto de no retorno es aquel en el cual incluso reduciendo las emisiones de CO2 a cero, estas continuarían aumentando.

Por esa razón, resulta muy preocupante que el Ártico esté a punto de convertirse en un poderoso emisor de CO2 por efecto del calentamiento global.

Carbono a punto de fugarse del Ártico.

Por Stephen Leahy
UXBRIDGE, Canadá, feb (IPS) – El derretimiento del permafrost (hielo permanente) del Ártico amenaza los esfuerzos para impedir que el planeta se recaliente y se vuelva inhabitable para los humanos.

Posts relacionados:

PD 9 de marzo de 2011:

La NASA advierte de que los Polos se deshacen más rápido de lo previsto.

Cambio Climático: de la negación, a la aceptación, y luego a la adaptación.

José María Aznar

José María Aznar

Esto no tiene que ver con un personaje en concreto. Creo que lo más importante es el tipo de iniciativas que se están orquestando en determinados círculos para justificar la no reducción de gases de efecto invernadero.

Aznar, de la negación a la adaptación.
cuando se autodefinió como «ecologista sensato» y se alineó con los más escépticos del cambio climático no sorprendió a nadie.
Ahora el protagonismo le ha llegado al conocerse que ocupará un cargo en una nueva organización llamada Global Adaptation Institute

La reducción de gases de efecto invernadero tiene una consecuencia de disminución de la producción en la industria, cosa que no gusta a aquellos que se empeñan en que todo ha de pasar por el ilimitado crecimiento económico, la competitividad creciente de los mercados, la interminable espiral de consumo y por maximizar la producción, etc.

En otras palabras son gente que no quiere escuchar hablar de sostenibilidad ni de la moderación en el crecimiento, medido en cantidad de bienes superfluos.

En lugar de ello ven en los desastres que todo ello provocará, una oportunidad para nuevos negocios. Por ejemplo para contener la subida del nivel del mar se crearán enormes diques de contención y parece que cuanto más grandes se necesiten hacer, mejor para ellos y para sus amiguetes de la construcción.

La cosa está muy clara. Los desastres nunca afectan a todos por igual, y a la gente que propone estas barbaridades, el cambio climático no les afectará tanto. Para que a ellos o a sus nietos les afecte, antes tenemos que morirnos todos los demás. De hecho, el cambio climático ya está matando gente en países pobres y cada vez será peor.

Mientras tengan poder la gente con dinero y con estas ideas encaminadas a aumentar el diferencial de riqueza y de reserva de la calidad de vida, estamos en grave peligro.

De Aznar no voy a opinar porque es un ex, pero de la idea, que quizás no es suya, sí.

Me parece la idea más peligrosa y más repugnante que he escuchado en toda mi vida. Detecto una pésima actitud en la clase política hacia los problemas de sus ciudadanos y una irresponsabilidad tremenda ante esta crisis y el generalizado descenso de la calidad de vida de la clase trabajadora.

Las imágenes de Roma ardiendo puede que tengan algún desencadenante concreto, pero el caldo de cultivo y de descontento general de los ciudadanos contra la aristocracia política está aumentando peligrosamente en todos los países de nuestro entorno. Hay muchos políticos que empiezan a dar verdadero asco cuando abren la bocaza.

Página 1 de 6

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén