Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Categoría: Derechos de autor Página 1 de 33

Ángeles González Sinde

¿Qué fue de Ángeles González Sinde, la ministra más odiada de la democracia española?

Recordaremos brevemente en este post la trayectoria de  Ángeles González Sinde, la ministra más odiada de la democracia española.

Fue una profesional bien considera del lobby de la propiedad intelectual, (es guionista y directora de cine de profesión).

Leer más

¿Las noticias tienen propietario?

Google tendrá que pagar un canon a los periódicos españoles por enlazar sus noticias

La asociación AEDE interpreta el uso que hace Google con su servicio Google News como un uso indebido de las noticias que publican estos medios y solicitan a Google 300 euros por enlace. Google alega que los medios que no deseen ser indexados pueden solicitarlo mediante el uso de «opt-out», cosa que el gobierno no ve como suficiente.

¿Debe Google proceder a desactivar el mismo esta funcionalidad a todos los medios de comunicación españoles?

Hacer una ley absurda es una desgracia, pero intentar aplicarla a toda costa es incluso peor. Todo esto son consecuencia de leyes que ya nacieron obsoletas.

La medida es totalmente coherente con el concepto de propiedad intelectual. Si una cosa es mía soy yo el que decide como se usa, quien lo usa y cuanto deben pagarme aquellos interesados en hacer uso de ello. No suena raro, porque llevamos años escuchando esos concepto como si fuera un sancta santorum y la única solución posible para permitir la sostenibilidad de los creadores.

El término propiedad aplicado sobre un intangible que además puede copiarse sin que ello afecte al original resulta muy confuso y muy poco práctico. Una cosa es hablar de derechos de uso de las obras que se pueden legislar con criterios prácticos y otra  es dar por sentado que no hay nada que arbitrar y que la autoría conlleva un derecho equiparable al de la propiedad material.

No se trata de dar o quitar razones sobre si los autores merecen un derecho equiparable a la propiedad material o no. Se trata de saber si eso representa un bien para la sociedad o no, porque en esta estúpida disputa entre Google y los autores de noticias tendremos el claro ejemplo de lo artificioso que resulta el concepto de propiedad intelectual.

Lo que pretenden hacer los políticos azuzados por los medios de comunicación, en perfecta coherencia con todas las leyes del mundo, es aplicar el concepto de propiedad intelectual. Ni más ni menos. Las leyes les dan la razón. Las noticias tienen propietario.

El problema, es que si no se apean de ese burro de la propiedad intelectual, no saldrá nada bueno ni para los buscadores, ni para los autores, ni para el gobierno, ni para los internautas.

 

 

 

 

 

 

La colaboración de Google con el lobby de la propiedad intelectual.

Google ha dado su visto bueno al borrador de la reforma de la LPI española también conocida como Ley Lassalle deriva de que ahora en lugar de criminalizar los enlaces, se criminalizan los enlaces con excepción de los de Google.

Este es un aval decisivo que situa a Google como una parte voluntariamente anexionada a este lobby que conspira contra los internautas para castigar como delitos graves aquelo que ni siquiera puede considerarse falta leve y que incluso debería ser considerado un derecho fundamental e inalienable.

El lobby ya consiguió en 2003 que los distribuidores de CDs vírgenes y de DVDs vírgenes se convirtieran en policías para el cobro del canon, enviando en solo dos años a la ruina a todos los fabricantes de CDs y DVDs vírgenes españoles. Los únicos afectados por esa medida que les impedía competir con empresas extranjera.

Ahora quieren que los proveedores de servicios, los medios de pago, y las agencias de publicidad, se conviertan en sus policías particulares. Lo harían para espiarnos con total arbitrariedad y entregarles nuestros datos sin la menor garantía judicial, bajo pena de multa que puede llegar a los 600.000 euros.

Estamos ante una colaboración activa de Google con la censura impuesta por el lobby cultural por motivos puramente económicos y el tamaño de esta censura es brutal. Véase: Alguien está persiguiendo a alguien…

Un perjuicio tan importante para los derechos humanos, como el que representa esta actividad censora, no se puede justificar en base de sus posibles efectos beneficiosos para la industria, pero es que ni siquiera esto se cumpliría, porque solo se beneficiaría a un sector mucho menor que la suma de los sectores industriales perjudicados con la medida. Véase: “Ley Lassalle”, ni la economía lo justifica (tampoco a la Sinde-Wert)

Hay que preguntarse si Google ha caído en el lado oscuro de la fuerza. La verdad es que están tomando decisiones que no benefician nada a su imagen como el anuncio de interrupción del servicio Google Reader.

Google, con sus políticas acertadas, consiguió que dependiéramos excesivamente de ellos, pero después de tantos cambios extraños en sus políticas me pregunto…, y ahora qué.

 

Las amenazas de Hollywood a España.

Deseo aprovechar para felicitar a Enrique Dans, por los diez años que ha cumplido recientemente su blog, y por el reconocimiento personal que lleva disfrutando merecidamente desde hace también bastante tiempo. Acabo de leer en su Blog una de esas noticias que hacen latir mis sienes y engrosar las venas de mi cuello.

El timo 301, mi columna de esta semana en Expansión
Si los Estados Unidos pretendiesen sancionar a todos los países de la lista, se autoexcluirían del comercio internacional. “Amenazar” a países como Canadá, Finlandia, Noruega, Chile, Israel, Italia o muchos otros que no han sido jamás sancionados tras años en esa lista es fútil. Amenazar a una China a la que los Estados Unidos no podrían sancionar ni aunque quisieran es estúpido.

Estoy calmado, muy calmado… Bueno estoy lo suficientemente calmado como para intentar redactar un artículo de opinión medianamente controlado.

En efecto, tales amenazas desde Holliwood, pueden parecer estúpidas atendiendo al nulo resultado positivo para la industria que tendrían en caso de ser llevadas a término. Enrique lo explica muy bien, pero yo creo que no podemos olvidar que lo que buscan en realidad no es eso que dicen buscar. En mi humilde opinión, lo que buscan es continuar causando daño. Es así de crudo y de simple.

En 2006, el índice de penetración de la banda ancha en España estaba a la par con la media europea. Entonces se situaba en torno al 30%, pero nos hemos ido quedando atrás con respecto a países de nuestro entorno. La media europea en 2012 pasó a ser del 72% (Francia con un 77% y Alemania un 82%), pero España se quedó en un mísero 67%. La Comisión Europea, estimó que cada 10 puntos porcentuales de aumento en la cuota de banda ancha, se podía generar un aumento cercano al punto y medio del PIB, y mejorar la competitividad en la misma proporción.

No son datos exactos, pero perjudicar el desarrollo de Internet y a nuestra banda ancha ha causado un daño social y económico incomparablemente mayor que aquellos supuestos beneficios que tales medidas han producido en esa industria pija, obsoleta, elitista, casposa y parásita dirigida desde Hollywood. Perdón, continuo calmado, muy calmado…

Me gustaría que alguien se atreviera a evaluar el coste social y económico que están provocando en nuestro maltrecho país estas actitudes, que entre otras cosas, la han condenado a un ostracismo en la banda ancha. Sin duda nuestro problema económico mayor fue el ladrillo, pero esa no fue la causa primera. Las causas originales están situadas en el desarrollo de los diferentes lobbies y en la corrupción que estos han propiciado para atropellar los intereses ciudadanos.

Un país pionero en movimientos sociales a favor del software libre como España, podría haberse beneficiado mucho de una ADSL veloz y barata. Se podría haber optado por intentar compensar el agujero del ladrillo con un crecimiento en I+D, pero esa oportunidad también nos la robaron. La gente valiosa se va fuera y con un poco de suerte, quizás vuelvan dentro de muchos años…, porque la tortilla de patata y el jamón serrano, tira lo suyo. Somos un país atractivo para el turismo, pero ¿no podríamos ser algo más?

Se ha orientado la economía de nuestro país a competir ofreciendo mano de obra barata, mientras los lobbies se han dedicado a acumular poder financiero.

Este lobby del copyright es peligroso porque ha crecido bajo la bendición del boom de los mercados discográficos y de las salas de cine. Fue un chollazo que duró décadas, pero fue una circunstancia eventual alimentada por la comercialización de distribuciones de obras sujetas a copyright que hoy en día no necesitan tanto intermediario. Saben que ese nivel de éxito comercial de aquella industria jamás volverá como jamás volverá el éxito de las enciclopedias en papel. En lugar de esforzarse en buscar alternativas, se diría que ya no aspiran a otra cosa que morir matando, o en su defecto haciendo mucho daño. Esa es una forma de precipitar su propio final.

Yo no vi la gala de los Goya, me repugna esa ceremonia. Tienen que celebrarla en privado encerrándose todos ellos para protegerse…, de qué ¿del exceso de cariño del público? ¿Será eso lo que les hace decir tantas tonterías en esas galas?

Un país impotente ante aquello que le asquea, no es democrático y no tiene futuro. Prefiero pensar que sí cambiará y lo hará para desgracia de unos cuantos. A esta gente les digo: ¡Danzad danzad malditos! Disfrutad de vuestro omnímodo poder antes de que lleguen los cambios que la mayoría de vosotros no soportaréis.

Página 1 de 33

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén