Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Carta abierta a Buenafuente en contestación a su manifiesto.

Entrevista de Andreu Buenafuente a Sinde.

Entrevista de a Sinde.

La desvergüenza política de la ministra de cultura no conoce límites, pero usted señor Andreu Buenafuente no se ha enterado y decidió jugar con un tema muy serio y muy sensible sin tener ni puta idea de lo que estaba haciendo, y la gente tuvo una reacción normalísima.

Por lo que se ve, continua sin enterarse de nada y publica un manifiesto en el cual se toma la reacción que usted mismo ha provocado, como un ataque personal injusto, y en el cual incluye una descalificación generalizada de cobardía al mundo , y otra de decadencia profesional a los periodistas. Pura pataleta infantil.

Ni yo ni otros muchos que le hemos criticado somos entes anónimos señor Andreu. Usamos nuestros nombres y apellidos, y ofrecemos una foto de nuestra cara, (Por si interesa ¿Quién soy yo?) somos muchos los que no nos escondemos, y no por ello le vamos a dar la razón.

Ser famoso no le autoriza a creerse menos anónimo y más valiente que yo, ni en posesión de la verdad. Todos tenemos que responsabilizarnos de lo que decimos o no decimos, y de lo que hacemos o no hacemos.

Por razones obvias, si se es famoso con más razón, porque puede afectar a su imagen. Son muchos los famosos que están descubriendo que Twitter, ofrece menos defensa que otros medios frente a la propia ignorancia.

Señor Andreu, puede que a usted le interesara charlar amigablemente con la ministra sin incomodarla, pero las preguntas que muchísimos españoles tienen en sus cabezas son bien distintas:

  • ¿Por qué no acata la sentencia de tribunal europeo.
  • ¿Por qué no devuelve el dinero del canon cobrado ilícitamente?
  • ¿Por qué ignora las sentencias en contra del cierre de páginas de enlaces?
  • ¿Por qué se inventa una ley para pasar por encima de las decisiones judiciales que la estorban?
  • ¿Por qué recorta de forma grave nuestras libertades?

Usted señor Andreu ha elegido moverse, no sé si dentro o en los aledaños,  de un círculito elitista de personas pudientes pero ignorantes y egoistas. Personas que quieren conformar una realidad diferente a la que deseamos el resto de los ciudadanitos. Entérese que esa realidad alternativa es un ataque a las libertades, y la desean por motivos personales pecuniarios que no estamos obligados a compartir.

¿Se sienten insultados por nuestras legítimas protestas?  ¡Qué pena más grande!

El victimismo de gente como usted, es normal que nos resulte ofensivo, porque estamos hablando de los auténticos corsarios de esta década, que no piratas, ya que tienen la patente del gobierno. No lo ven porque no quieren verlo, pero luego pasean por twitter y ante las reacciones hostiles se preguntan donde cojones se han metido. Bienvenido a la comunicación bidireccional.

Se trata de un baño de realidad señores, y eso lo han entendido ya algunos de sus compañeros.

Es curioso que usted en su manifiesto mencione al periodismo como decadente, porque creo que algo de razón tiene, y no porque los periodistas, tal y como usted insinúa, estén embobados con las redes (un mundo de millones de persones normales y corrientes), sino porque consideran en exceso a un mundo elitista de chupopteros, y los identifican con la cultura, aunque no en la medida que a muchos chupopteros les gustaría.

Su valoración de ese mundo de millones de personas normalitas que en ejercicio de su libertad de expresión le dicen lo que piensan deja mucho que desear.

Se equivoca en la forma de juzgar a los medios de comunicación. Estos no están colaborando con las redes sino todo lo contrario. Sólo se sirven de ellas como todo el mundo,  pero en lo relativo al mundo de la cultura y el copyright ofrecen informaciones sesgadas porque se trata de la clase de cultura que esos medios pueden vender, pero la cultura y el negocio de la cultura, no son la misma cosa.

Creo que es muy importante que los internautas, que somos un colectivo sin importantes intereses económicos en juego, ni dependencias externas, continuemos aportando información objetiva e independiente, y denunciando los atropellos a los cuales mucha gente como usted son totalmente indiferentes por motivos pecuniarios y de amiguismos.

Una prueba de lo que digo la tenemos en la manifestación en la entrega de los Goya, que fue un hito por su fuerza, y que sin embargo fue minimizada por los medios de información. Afortunadamente hay vídeos particulares que atestiguan lo que allí pasó. Las televisiones no las publicaron y no se hicieron eco de las reivindicaciones, pero están en Youtube.

No somos personas virtuales. Usamos Internet para comunicarnos pero nuestro mundo es tan real o más que el suyo.

Creo que usted al igual que otros compañeros suyos, no se enteran y alucinan mucho, porque no viven con los pies en tierra firme. Están navegando plácidamente en el buque de los corsarios.

Usted parece hacer vida feliz y relajada, navegando apaciblemente en un buque que no sabe a lo que se dedica. Sólo sabe que la gente de ese lujoso barco le trata muy bien a usted, y tienen una conversación agradable y comparten intereses comunes.

Por descontado, usted en su programa no quiso ser maleducado ni descortés con esta maravillosa persona a la que trató como invitada de lujo, pero permítame que insista.

¿Acaso han empezado ya a devolver el dinero del Canon?

En conivencia con los medios de información, estos corsarios a los que ve como gente maravillosa, llevan años llamando piratas de forma generalizada a toda la ciudadanía por hacer descargas de obras protegidas para uso privado, y por lo tanto sin vulnerar ley alguna.

No somos nosotros los internautas los que estamos robando. Que devuelvan hasta el último céntimo del dinero del canon cobrado ilícitamente sus amigos corsarios.

Tiene usted razón, estamos un pelín alteraditos con el tema, pero hay razones para ello.

Los que andan al corso con patente del gobierno son las sociedades de autores.

Merecen una andanada #nolesvotes al costado de sus naves corsarias.

Hundamos  su flota.

Anterior

Bildu, la repetición de la jugada.

Siguiente

Tolerancia cero a la desfachatez política. #nolesvotes

6 Comentarios

  1. chema

    Elegante, educado, claro y directo….

  2. publikaccion

    Se puede decir con más RTs, pero nunca se podrá decir tan claro 🙂

    Mi total respaldo a cada punto y coma, por darle forma a un sentimiento que tenemos muchos.

  3. Antonio Castro

    No tengo nada contra Buenafuente. Está equivocado. Les pasa a muchos grandes profesionales del mundo de la cultura. No ven con claridad. El factor econímico no ayuda a la cultura, la distorsiona, siempre fue así.

    Por eso tiene tanto mérito el discurso que hizo Alex de la Iglesia. No me gustó su última película (lo siento), pero tuvo un enorme valor su discurso. El tiempo le dará la razón.

  4. Agradecido, Luis

  5. ojocuidao

    Buen repaso.
    Los titeres se descubren por sus acciones.

    Los chupopteros continuamente necesitan lavar su imagen, maquillar la verdad, esconder sus verguenzas. Y se sirven de cualquier medio.

    Si dejas que se te arrime uno de estos y le haces la cama, normal que te salpique la mierda.
    La gente no es tonta y estamos mas que asqueados de esta farsa.
    El teatrillo y las cortinas de humo ya no cuelan.

    Me estoy acordando del discurso del señor de la Iglesia, que tanto gusto. De que sirvio? De nada. Palabras bonitas y grandilocuentes, distraccion momentanea, brindis al viento, papel mojado.

    Las acciones son lo que cuenta y no las palabras.
    Los vendidos son pateticos, primero se prostituyen y luego mire uste, todo son excusas, disculpas y ridiculos intentos de mantener la apariencia de dignidad, yo no queria, ha sido sin querer, solo ha sido un poquito de nada…

    A la mierda.
    «a los monstruos no mireis»

  6. Antonio Castro

    El señor Alex de La Iglesia quiso saber y escuchó. Tuvo el valor de darse cuenta de su error y de enfrentarse a sus compañeros de profesión. No le salió gratis. Su discurso es un alegato suavecito, pero suficiente para hacer reflexionar a una parte de sus compañeros. Santiago Segura también se posicionó en contra de La Ley Sinde, y se han escuchado a algunos artistas posicionarse en contra de La Ley Sinde. Con un sólo Alex de La Iglesia no basta. Hacen falta muchos más.

    El problema de los artistas es que están íntimamente asociados con la industria que les nutre, pero así como en la industria todo es egoísmo, en los artistas hay un poco de todo.

    Es cierto que no hemos avanzado nada, pero mientras Sinde esté al frente de ese ministerio, lo único que que se puede esperar son retrocesos brutales en nuestros derechos fundamentales.

    Ella tiene el poder. La nombró un presidente elegido democráticamente como recompensa a sus amigos de la ceja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén