Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

Calificando la homosexualidad.


Homosexualidad vs. religión

Homosexualidad vs. religión

En materia de derechos humanos parece que aún no hemos comprendido la esencia de la igualdad entre todos nosotros. He leído un artículo que denuncia una afirmación recogida en una sentencia judicial suiza en la cual se usa el calificativo de «desviación» referida a la homosexualidad.

Un tribunal suizo da la razón a la extrema derecha y considera legal calificar la homosexualidad como “una desviación”.

¿Elucubrando sobre los motivos bárbaros de esa calificación?

Seguramente algo así  obedece a la obsesión de algunas personas empeñadas en poner etiquetas a la gente para distinguir a las personas que ellos consideran normales de las que consideran que no lo son.

Pero hay algo más; la homosexualidad viene siendo perseguida por la iglesia desde hace mucho como si fuera una lacra y una carga que deben padecer los que nacen con ella. Según La Iglesia los homosexuales deben soportar su condición con gran sacrificio, ya que no se contempla para ellos otra posibilidad que la privación en el uso de su sexualidad.

Ello es así no porque con ello se pretenda que hagan daño a alguien, sino porque ese Dios todo poderoso, que les trajo al mundo como homosexuales, y que supuestamente ama a todas sus criaturas, decidió misteriosa e incomprensiblemente torturarlos de por vida con unas normas absurdas impuestas por sus representantes en La Tierra.

Al menos eso es lo que dan a entender los administradores de la fe. Esas normas son impuestas desde La Santa Madre Iglesia, con un celo tremendo, como si les fuera la vida en ello,  y los fieles confiados en la infalibilidad papal alaban las sentencias retrógradas de estos carcamales, a los cuales les perdonan sus innumerables crímenes, entre los cuales tenemos casos recientemente conocidos de encubrimientos de la pederastia.

La misteriosa justicia divina hace que por ejemplo los homosexuales lo tengan muy complicado para entrar en el cielo, y los disminuidos psíquicos, lo tengan facilísimo. Para La Iglesia unos nacen culpables y desviados para el infierno y otros nacen inocentes y desviados para el cielo.

Otros decimos que los misterios no son tales y que Dios no escribe recto con renglones torcidos. Simplemente no escribe nada porque no existe, y un Dios mal inventado denota incongruencias que repelen a la razón.

Al papa le llaman Santo Padre, y al homosexual desviado. Creo que el sentido de la rectitud está bastante torcido en los creyentes.

En la noticia que he referido nada más empezar, estoy prejuzgando condicionamientos religiosos en la justicia suiza. Lo admito, estoy prejuzgando y puedo equivocarme. Podría ser un simple caso de estupidez, pero es que hay pocas cosas que justifiquen barbaridades de este tipo al margen de la religión. De una forma u otra toda la mentalidad occidental en materia sexual está muy influenciada por la religión cristiana, así que no es demasiado arriesgado relacionar la religión con la sentencia del tribunal suizo calificando de desviación a la homosexualidad, pero como tampoco quiero eludir la cuestión de fondo entremos a analizar la consideración de desviación de la homosexualidad.

¿Es antinatural la homosexualidad?

Creo que la pregunta es tramposa. ¿Son naturales las ciudades y sus automóviles?

La primera trampa sería confundir lo no natural con lo antinatural. La segunda sería no reconocer que la homosexualidad, al no ser algo artificial sino innato, ha de ser considerado como algo natural.

La hipocresía de los creyentes que atacan al Darwinismo para intentar explicar la necesidad de la existencia de un Dios, hacen que recurran a esta teoría para argumentar que la homosexualidad es nociva para la especie humana porque no permite asegurar la descendencia y por ello atenta contra la continuidad de la especie, pero una pareja homosexual másculina y una pareja homosexual femenina podrían acordar un intercambio con fines reproductivos, así que las barreras no son naturales sino sociales.

El homosexual no es un enfermo que deba ser curado ni un desviado. La desventaja individual de su condición homosexual solo depende de las trabas que le imponga la propia sociedad con sus estúpidas normas, ya que su comportamiento no hace daño a nadie. Es cierto que una pareja homosexual no puede procrear, pero una pareja donde alguno de los individuos es estéril, tampoco puede procrear y no por ello decimos que sean criaturas desviadas.

Respecto a las desventajas evolutivas hay un montón de enfermedades hereditarias que representan desventajas evolutivas: hemofilia, daltonismo, alergias, miopías, enfermedades metabólicas hereditarias, etc.

Por ejemplo una talla normal para el ser humano, o un color normal para el ser humano dependen de su raza. Lo que es normal en una etnia podría ser una importante desventaja evolutiva en otra.

Hay una enorme cantidad de circunstancias que pueden calificarse de condiciones desventajosas para un individuo o su descendencia desde el punto de vista evolutivo en el ser humano y que no por ello merecen el calificativo de desviaciones.

¿Qué se oculta tras el calificativo de desviación?

Debe de existir una razón extra que impulse a calificar como desviados a los homosexuales y esta no es otra que la obsesión de La iglesia por intentar controlar  el uso de la sexualidad humana como forma de afirmación de su propio poder.

No hay constancia fehaciente, pero antiguamente la única postura que se consideraba aceptable por La Iglesia para el coito era la postura del misionero, que  según dicen, era la postura que los sacerdotes enviados a los indígenas les recomendaban como postura natural, por ser la más favorable para la procreación que según La Iglesia es lo único que justifica el coito. Lo otro sería fornicación.

Con esa mentalidad tampoco resulta extraño que se inventaran una madre de Jesús Virgen. ¿De dónde coño salió el cromosoma Y de Jesús? En este tema la ciencia si es prescindible porque no les ayuda. Tienen esa libertad para usar la ciencia donde convenga y denostarla donde incomode.

La condición represora de las religiones.

La tendencia de las distintas religiones a condenar y prohibir diversas conductas humanas que no implican necesariamente un daño al prójimo, es una constante.

Por ejemplo, los testigos de Jehova prohiben a sus fieles,las transfusiones de sangre o el transplante de órganos.

Casi todas tienen alguna prohibición relativa al uso de alimentos. Los católicos no pueden comer carne los viernes de Cuaresma, los musulmanes no pueden comer carne de cerdo ni sus derivados. Los judíos tienen unas normas muy estrictas relativas a partes del cuerpo de los animales que deben ser sacrificados de forma ritual por un rabino y vaciados de toda su sangre. El pescado debe tener escamas y aletas. Creo que solo los judíos ortodoxos lo siguen fielmente. El hinduismo no permite comer vacuno.

Cada religión tiene sus propias prohibiciones. Las prohibiciones son un mecanismo de control y de reafirmación de poder que se ejerce desde la autoridad religiosa a sus fieles. Lo mismo cabe decir sobre la condición de normalidad o de anormalidad aplicada a los individuos, y las prácticas sexuales, la reproducción, la estructura familiar, son materias ideales para manipular argumentado lo que un supuesto Dios, sea cual sea, ve con buenos o con malos ojos.

La Iglesia Católica  contempla la sexualidad humana únicamente dentro del contexto del matrimonio y destinado a la procreación. Por lo tanto, el sexo con preservativo, entre personas del mismo sexo, la masturbación, el sexo oral, el sexo anal, etc. son actos pecaminosos que ofenden a Dios.

Si yo tuviera que poner un cartelito a los creyentes les llamaría «desviados de la realidad», pero no les considero desviados en el sentido tendencioso que usan las religiones del término desviación: «Tendencia o hábito anormal en el comportamiento humano que debe ser corregido».

Yo a los creyentes les veo como un conglomerado de víctimas y verdugos a los cuales hay que ayudar y combatir respectivamente.

Anterior

Ratzinger encubrió otro caso de pederastia en Estados Unidos antes de ser Papa

Siguiente

Política bipartidista a doble columna.

3 Comentarios

  1. carmen

    Estoy completamente de acuerdo contigo,basta ya .Mas aun ,yo creo que los prejuicios son un crimen contra la humanidad,pues niegan a su projimo los derechos humanos y civiles.Y mas aun,denigran a su projimo
    Ni la vilencia tiene genero,ni el maor tampoco.El ser humano es la unica criatura que nace con la capacidad de evolucionar hasta su muerte
    Genero tienen y son los animales.ellos no aman
    Los seres humanos tenemos genero pero NO somos genero
    Segun esas ideo-credologias para los catolicos «EL PUEBLO ELEGIDO SON LOS HETEROSEXUALES»
    Para Hitler»LOS HETEROSEXUALES SON LA RAZA SUPERIOR»(perfecta)
    Para el islam»LOS MACHOS SON LOS ELEGIDOS DE ALA»
    Ya esta bien.

  2. admin

    En mi último artículo hablo de las razones que existen para no estar calladitos, pero no mencioné el acoso permanente de La Iglesia a la homosexsualidad. Hay tal cantidad de sufrimiento creado por estos hipócritas que es imposible mencionarlo todo en el espacio de un artículo. En África las palabras del papa desautorizando el uso del preservativo para combatir el SIDA ha impedido una eficaz prevención. Richard Dawkins es Biólogo y dice que en EE.UU. la biología sufre constantes agresiones de los fanáticos.
    https://www.ciberdroide.com/wordpress/%C2%BFdeberiamos-estar-calladitos-los-ateos/
    Te recomiendo que veas el vídeo del artículo. Viene subtitulado y está muy bien.

  3. Ya que el punto de vista desde el cual se abordó este artículo es absolutamente ATEO, sería interesante abordar lo que la ciencia dice al respecto. ¿Qué dice la ciencia acerca de la homosexualidad?. Otra cosa, ya que usted menciona que estos títulos y calificativos provienen desde la iglesia (asumo que usted se refiere a los concilios de Nicea u otros), sería interesante entonces probar con arqueobiblia o historia si dentro de los primeros cristianos o dentro del cristianismo primitivo hubo alguna pareja del mismo sexo, y si así fue, ¿Cuales habrán sido las consecuencias y porqué?.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén