¿No a la piratería? ¡Quién fue a hablar!

¿No a la ? ¡Quién fue a hablar!

¡Un poquito de calma, por favor! Sabemos que el hombre no pasa por su mejor momento, pero ahora se le ocurre decir que «Erradicar la piratería cultural es tan urgente como en su día acabar con la piratería de los mares» y al pobre le llueven las críticas.

¿Estamos locos? ¿Acaso a alguien en su sano juicio puede pensar ni por un momento que este señor tan necesitado de cariño en estos momentos, se puede permitir el lujo de dejar en la estacada a sus amiguetes?

Señores, con la cantidad de dinero que ZP les viene concediendo en concepto de ayudas… Con la rentabilidad electoral que le viene proporcionando estos favores… Con lo necesitado de votos que está el pobre… Con lo necesitado que anda ahora ZP de verdadera amistad y compañerismo, y sobretodo con lo barato que a él le salen estas millonarias ayudas…  ¿De verdad alguien pretende que también rectifique en esto? ¿Acaso no ha rectificado ya bastante en todo lo demás?

¡Joder! hasta su compañero Felipe ha tenido que llamarle necio por rectificar tantas veces en casi todo. Rectificar en esto de estrujar económicamente a los que hacen libre intercambio de información, sería el colmo de la necedad ¿verdad Felipe?

Sería impensable porque a ciertos sablazos como estos ya estábamos acostumbrados. Un chollo así no es para desperdiciarlo.

Que nos quejemos por los nuevos sablazos en forma de recortes sociales, y pérdida de calidad de vida es comprensible. Puede que también sea totalmente inútil, pero no deja de ser comprensible. El que más y el que menos (pobres ilusos) pretende vivir igual de bien que el año anterior.

Lo que no se comprende es que le pidan a Zapatero que les diga a sus amiguetes de la ceja que se aprieten el cinturón ellos también.

Un presidente de España ha de saber cuando decir que no. Este presidente puede que no sepa de muchas cosas, pero sabe que el sablazo hay que dárselo a los tontos que nunca se quejan, o a los mindundis que claman justicia y nadie les escucha por ser unos mindundis. Por el contrario, los favores hay que hacerlos a los listos que andan sobrados de todo a cuenta de estos negocios de intercambio de favores con el estado, porque ese es un status quo que al estado no le conviene cambiar.

La cosa de la piratería cultural va exactamente de eso, de listos y de tontos. Que nadie piense que por usar la ironía este es un tema que me hace maldita la gracia. Personalmente tengo muy claro quienes son los verdaderos piratas y si en algo estoy de acuerdo con Zapatero es en que es muy urgente terminar con la piratería, pero yo hablo de otra piratería.