Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

Resultados de buscar: "Edans" Página 1 de 14

¿Se está quitando Edans la venda de los ojos?

En su último Post Enrrique Dans da un giro de 180º y parece que ya comprende lo que está en la raíz de los más importantes problemas de la tecnología, de la industria, de las finanzas y de la política y en un Post mío anterior a este también comenté cosas muy positivas sobre uno de sus Posts.  Uno de los dos está cambiando y no soy yo.

Son muchos los posts que he dedicado a Enrique en mi Blog  http://www.ciberdroide.com/wordpress/?s=Edans y no me retracto de ninguno, pero ojalá su postura siempre hubiera sido la que ha adoptado hoy. Yo prefiero mil veces habar bien de Enrique o de cualquiera, a sí que por mi parte estoy encantado con este cambio de percepción de Enrique.

Algunas de sus opiniones no las compartí pero siempre las rebatí desde el respeto. No me ha quedado más remedio que usar mi Blog si quiero replicarle por estar baneado por él en su Blog y en su Cta de Twitter.  Si alguien me pone una mordaza y creo que sus opiniones son lesivas para el interés general, no me callaré ni debajo del agua. Por fin Enrique adopta una postura digna de ser elogiada sin paliativos.

Monopolios tecnológicos y evolución del capitalismo

No solo he estado criticándole cansinamente en este Blog  por su ceguera persistente relativa a estos temas, sino que dije en más de una ocasión que por ser una persona inteligente tarde o temprano vería la luz y parece que eso ya ha empezado a ocurrir.

Espero que continúe con ese tema y lo estruje porque se hará un inmenso favor a sí mismo y a la sociedad.

En su posición de influencer me parece que es un asunto muy importante para mejorar la sensibilización social sobre estos temas que sin ánimo de exagerar están amenazado el futuro de todo el planeta.

Edans y su desmedido entusiasmo por la conducción autónoma

Primero citaré a Enrique Dans:

https://www.enriquedans.com/2017/11/y-el-coche-autonomo-llego-en-2017.htmlLo siento, me equivoqué. Durante bastante tiempo predije de manera insistente en artículos, clases y conferencias que el horizonte para la llegada de vehículos de conducción autónoma podía estimarse en torno al año 2020. Y no, no ha sido así. Esta semana, concretamente el día 7 de noviembre de 2017, Waymo ha anunciado que los vehículos de conducción completamente autónoma, sin conductor humano tras el volante, ya están disponibles para pruebas en condiciones reales de tráfico, en calles y carreteras reales, en Phoenix, Arizona, para aquellos que quieran aplicar como voluntarios a su early rider program. Es lo que podemos considerar un auténtico momento histórico.

Ahora cito una noticia publicada en Microsiervos sin ánimo de generalizar, pero si para reflexionar sobre ello.

http://www.microsiervos.com/archivo/coches/primera-lanzadera-autonoma-pega-primer-trayecto.htmlLa primera lanzadera autónoma en entrar en servicio circulando entre el tráfico real —una línea circular en el centro de Las Vegas— no ha llegado muy lejos: apenas una hora después de haber comenzado a operar el vehículo autónomo ha colisionado levemente contra un camión. 

Creo que Enrique una vez más exagera (es un auténtico fan de las novedades tecnológicas). Le gusta festejar antes de tiempo y por todo lo alto logros tecnológicos anticipados por él. Como mínimo antes de hacer esa afirmación debería haber esperado para ver lo que resulta de esa prueba en la cual los voluntarios están aceptando un riesgo a cambio de colaborar con un ejercicio de pruebas gratuitas.

ya están disponibles para pruebas en condiciones reales de tráfico, en calles y carreteras reales, en Phoenix, Arizona, para aquellos que quieran aplicar como voluntarios a su early rider program.

Si esa experiencia fuera totalmente satisfactoria y sus resultados fueran totalmente extrapolables a condiciones de tráfico de cualquier otro lugar, la conducción autónoma sería una realidad y empezaría a utilizarse de forma generalizada. Solo entonces podríamos afirmar que es un éxito.

Mi postura es que si bien los avances en sensores y en inteligencia artificial son espectaculares y la estadísticas arrojan resultados prometedores, creo que la conducción autónoma tardará aún bastante en hacerse realidad. No veo ninguna necesidad de afirmar que ya es una realidad cuando lo que puede ver cualquier persona que se asoma  para ver el tráfico de cualquier ciudad son conductores al volante de sus vehículos.

Hay muchos proyectos experimentales que en parte funcionan razonablemente bien porque el volumen por diversos motivos. En primer lugar, el volumen de conducción autónoma es pequeño y la velocidad usada en esos vehículo para circular suele ser sensiblemente inferior a la normal.

Creo que la futura convivencia entre autómatas que respetan todas las normas y personas que tienen su propia opinión sobre las normas, no será un modelo sencillo de implementar. La picaresca, la imprudencia, las prisas, la agresividad, consumo de drogas, y muchos factores netamente humanos que no son fáciles de modelizar y las respuestas ante situaciones imprevistas poco habituales, y tampoco son fáciles de implementar con la IA. Un conductor humano puede predecir ciertos riesgos viendo el tipo de conducción de otros conductores que por diferentes razones, ponen en riesgo a los demás.

Yo reconozco que existen avances espectaculares en la conducción autónoma, pero afirmar que ya es una realidad, creo que dista mucho de ser cierto. Podemos dejarlo en una diferencia de criterios y el mío es que (por poner un ejemplo) cuando el Sr. Enrique Dans viaje desde Madrid a Valencia, solo, en un tiempo equiparable al de un conductor humano, y totalmente dormido en su propio coche autónomo, entonces admitiré que la conducción autónoma sera una realidad. De momento, ni siquiera me consta que Enrique use un coche de ese tipo.

PD (26-marzo-2018):

Miren ahora lo que dice Enrique Dans: Precauciones, accidentes y responsabilidades

Cuando alguien muere por culpa de un robot que supuestamente tiene implementada la lnteligencia Artificial, las cosas se ven de otra forma. Espero que Enrique cambie radicalmente su postura sobre lo que yo llamo estupidez artificial. Las empresas tienen mucha prisa y el Sr. Enrique Dans se traga todas las promesas de la propaganda de la industria tecnológica como si fueran la biblia. Él como influencer también tiene responsabilidades. Sr. EDans, hay que ser más crítico, más desconfiado, más responsable, menos fan. La tecnología se convierte en un problema cuando se intenta hacer de ella una especie de religión y una panacea.

No todo son críticas para EDans en este Blog.

Puede que alguien pensara que últimamente lo único que hago es hablar de Enrrique Dans y que además solo lo hago para ensañarme con él. Lo cierto es que le he mencionado muchas veces en mi blog tal y como podéis comprobar en el tag EDans pero históricamente hay personajes que en mi nube de tags destacan mucho, más.

Tuve que hacer uso de mi Blog par referime a él porque primero me invitó sutilmente a marcharme de su Blog y yo capté su indirecta, y más a delante me baneo en Twitter y a día de hoy, continuo baneado pese a que él no para de llamar estúpidos a todos los que hacen estas cosas. Él sabrá.

Por otro lado, lo realmente relevante ha sido su actitud respecto al mundo financiero y empresarial. Esto no me estaba gustando nada por su condescendencia con temas que están afectando de forma muy grave a la sociedad a nivel mundial y siendo él un poderoso influencer, pensé que desde este humilde Blog debería insistir en  intentar propiciar un cambio de actitud suya respecto a temas como: fiscalidad de grandes empresas y paraísos fiscales,  o respecto al medio ambiente, insostenibilidad, asi como sobre la necesaria concienciación de la población sobre la gravedad del cambio climático.

Sería muy prematuro avanzar un cambio de actitud en Enrique Dans por haber dedicado un estupendo artículo titulado Madrid y la insostenibilidad, porque tiene una larga historia de artículos bastante insensibles y muy poquitos que hagan justicia al grave problema de la insostenibilidad. En cualquier caso yo si le voy a hacer justicia y no solo yo. Este artículo ha alcanzado una visibilidad muy alta y muy merecida. Le felicito por ello y espero que sea el principio de un cambio muy necesario.

Si esto se convierte en un cambio de actitud de Enrique, mucha gente lo agradecerá y yo me alegraré por él.

Respecto al infantil baneo que mantiene en Twitter sobre mi persona, que haga lo que quiera. En Internet no funcionan las mordazas.

Edans persiste en sus errores, y añade alguno nuevo.

Puede que mis opiniones no sean siempre muy acertadas, ¿pero no sería mejor que eso lo decidieran los demás?

La verdad es que no he conseguido que Enrique Dans sea consciente de lo peligroso que es disculpar ciertas prácticas por parte de las grandes potencias económicas. Lo máximo que he conseguido es que para hacerle llegar mi opinión tenga que recurrir a mi propio Blog que tiene una visibilidad limitada, ya que escribo en él muy de vez en cuando y tiene pocas visitas.

Hoy quería haberle hecho llegar mi opinión en Twitter, pero me he encontrado esto:

EDans

Enrique Dans

No puedes seguir a @edans ni ver los Tweets de @edans porque te ha bloqueado. Más información

Se toma esto como algo personal, pero se equivoca. Admito ser una mosca cojonera, pero no más que él, y no por gusto, más bien es porque soy tan tozudo como él. Enrique insiste en sus argumentos de siempre, e incluso sabiendo que muchos como yo vamos a estar en total desacuerdo, pone la venda antes de padecer la herida.  La venda está puesta en su artículo.

 Antes de que nadie me acuse de defender prácticas fiscales evasoras, me parece importante hacer notar lo que ya he comentado en muchas otras ocasiones…

Esta vez titula su artículo como El desastre fiscal europeo. Es un artículo lleno de información interesante, como todos los suyos, y recomiendo leerlo, pero también advierto que sus conclusiones están equivocadas, como viene siendo habitual cuando habla de estos temas. Me daría lo mismo si no fuera porque creo firmemente que contribuyen a una distorsión la realidad muy negativa.

Se trata siempre del mismo falso dilema hábilmente defendido. Insiste en señalar que la culpa no es de las empresas, es de los políticos, como si ambas cosas fueran mutuamente excluyentes.  La realidad es que la culpa es de ambas partes, y en mi modesta opinión es incluso mayor en la parte de los mercados, porque desde que los políticos contribuyeron a crear monstruos empresariales y financieros para competir en el mercado global, estos se hicieron con el control de la política mediante coacciones, sobornos y puertas giratorias, corrompiendo así la democracia a nivel global. Estamos sufriendo consecuencias espantosas.

Yo no soy anticapitalista, lo que creo es que el capitalismo está peligrosamente enfermo, se ha salido de madre completamente, y ha logrado corromper la democracia para escapar a muchos controles políticos que limitaban sus beneficios por medidas de interés general.

La globalización económica y los medios de mediáticos/informáticos, se han amalgamado para sostener la superestructura ideológica que está conduciendo a un aumento constante del diferencial de riqueza, a un aumento del paro y a una perdida del nivel adquisitivo que colapsa la economía.

Creo en el libre mercado, pero sin trampas tales como la concesión de un amplísimo nivel de autocontrol a las empresas.

Yo me temo que Enrique se ha integrado dentro de esta superestructura ideológica ultracapitalista. Quizás por eso algunos medios, que en buena parte son parte del problema, le tratan muy bien.

Enrique acostumbra a dar una de cal y otra de arena, pero cae cada vez con más frecuencia en contradicciones. Una de ellas es la de censurar las opiniones de aquellos que no piensan como él. En mi caso, el enfrentamiento dialéctico con Enrique se recrudeció aquí: Las gafas de ver en el caso Volkswagen, dedicado a Edans.

El nuevo error de Enrique se llama censura, y como tal creo que me beneficia a mí y le perjudica a él.

 

Página 1 de 14

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén