Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

¿Por qué visita tanto el papa a España?

Fiestecita catolica íntegramente subvencionada con dinero público.

Fiestecita catolica íntegramente subvencionada con dinero público.

Mejor que hablar de los detalles del gasto de lo 50 millones de euros que costará la visita del papa deberíamos hablar de los detalles del lucro que esta operación supone y así se entendería porque viene con tanta frecuencia este papa a España.

He ilustrado en portada uno de esos rústicos y sencillos locales que usan para sus fiestas religiosas. La imagen es del templo de la Sagrada Familia, donde por su grandeza y lujo, un cristo de los pobres mal vestido, quizás no sería muy bien recibido.

Polémica ante la visita del Papa
Los organizadores cobrarán por los alojamientos en los centros públicos cedidos | Los promotores aducen que el dinero servirá para acondicionar las infraestructuras

Son colegios y polideportivos públicos cedidos gratuitamente a los organizadores. Pero los peregrinos que acudan a Madrid para la visita del Papa, Benedicto XVI (del 15 al 21 de agosto) tendrán que pagar su alojamiento, aunque les cueste cero a los promotores de la Jornada Mundial de la Juventud.

Los organizadores explicaron ayer a ADN que con el dinero se adecuarán las instalaciones para convertirlas en albergues. Se trata de 409 centros educativos y 72 pabellones. «En muchos hay que instalar duchas, estructuras y logística», explicaron. La web de las jornadas señala las tarifas. Entre las modalidades de inscripción, el alojamiento se ofrece independientemente de la alimentación y del título básico.

Así, para los países del grupo A (la mayoría de los europeos, EE UU, Canadá, Australia…) la inscripción cuesta 133 euros, mientras que si le añaden el hospedaje sube a 151, una diferencia de 18 euros que baja a 10 si el peregrino viene del grupo de países con menor renta. No obstante los promotores no facilitaron ayer, a 51 días del evento, cuántos peregrinos hay registrados en la modalidad con hospedaje. Las últimas cifras de la organización, del pasado mayo, hablan de 340.000 jóvenes.

Estamos hablando ya no sólo de gratuidad escandalosa de gastos, sino de  ganancias netas por alojamiento, porque les pagarán incluso los gastos de agua, luz y de personal.

Se trata no sólo de que la iglesia no se gaste un duro de los 50 millones de euros que costará la visita, sino de que gane dinero a costa de un estado que dícese aconfesional, como podría decirse cualquier otra estupidez.

Con los alojamientos, La Iglesia sacaría un beneficio limpio, tirando por lo bajo, de 340.000 +10 = 3.400.000 millones de euros, y unos ingresos seguramente muy importantes por el marketing gratuito que todo ello supone pagado igualmente con nuestros impuestos. Se trata de proselitismo católico a cargo del estado, y que yo sepa otras confesiones por ser minoritarias no tienen  derecho a un mísero céntimo.

Ya he hecho la declaración de la renta pero cada vez que mandaba imprimir el programa se daba cuenta que no había marcado la casilla para dar dinero a La Iglesia Católica Apostólica y Romana, y me preguntaba que si estaba seguro de no querer marcar esa casilla.

Qué detalle más majo, con la cantidad de casillas que tiene la declaración y me preguntan por aquella que condenará mi alma inmortal si olvido marcarla. ¡Hipócritas!

Yo creo que es al revés. Apoyar económicamente a este papa debería ser considerado pecado mortal por cualquier cristiano. Pido perdón (Algunas veces olvido que soy ateo y no tengo derecho a opinar sobre temas internos).

Aún así, este papa sobrepasa los límites de lo legal. Es un papa encubridor de la pederastia que pillado infraganti dijo que hay que amar a los curas pederastas, que condena a los homosexuales en un mundo donde son perseguidos a muerte en algunos países, y que condena el uso del preservativo siguiendo la línea ideológica papal de los que quitaron de en medio en 28 días al molesto Juan Pablo I, que era partidario del control de la natalidad. (Además era honrado. Se equivocaron al elegirle).

Si yo creyera en algunas bobadas fanáticas de la religión católica, pensaría que el papa es el anticristo. Como no creo en estas memeces lo que pienso es que cada cual debe tener libertad para seguir a quien quiera, y fumar o meterse en el cuerpo lo que quiera, pero sin hacer uso de los dineros públicos. ¿Es mucho pedir?

Anterior

Segunda oportunidad entre anfíbios.

Siguiente

“8” de Raúl Cerezo se reestrena en 4D.

6 Comentarios

  1. cantueso

    Pero esta visita también da mucho que hablar y escribir, y están los ateos que ni caben en sí. Da gusto verlo. De todas formas, agosto es muy mal como mes de visita con tanta gente que no está acostumbrada al calor.

  2. Antonio Castro

    Existe en mi humilde opinión una creciente sensación de hartazgo.

  3. cantueso

    Es que no sé si lo de «Por qué visita tanto……» es una ironía.
    La Iglesia debe su presencia global a España. Nadie ha enviado tanta gente a todos los países del mundo. Probablemente aún ahora, es España quien manda más misioneros españoles a las regiones más pobres del mundo.

    Además, están los pensadores españoles, en primer lugar Teresa de Ávila, y el arte, pero en estos campos los demás países contribuyeron más.

  4. Antonio Castro

    Eso no es motivo para que venga cada vez que se le antoje y a gastos pagados para soltar sus adoctrinamientos retrógrados y fanáticos. España en el pasado fue lo que tu dices, pero hoy en día no ha alcanzado la condición de provincia del Vaticano. Un seudo-estado sin el menor vestigio de democracia.

  5. cantueso

    Hay que verlo como fiesta. Además, van a traer mucho dinero. El saldo no va a ser negativo. No son los hijos de los pobres de todos los países los que cruzan los oceanos para ver al Papa. La organización vende una mochila que cuesta entre 30 y 300 euros e incluye un bonito sombrero amarillo y una camiseta azul luminoso con letra amrarilla. Irresistible. Pues intenté apuntarme para la versión de los 30, pues que soy de Suiza pero vivo aquí y no necesito alojamiento. Empecé a llenar el formulario con todos los números etc, pero es que no tengo móvil. Vivo sin TV y sin móvil, y no estoy ni en Facebook ni en TWitter! Imagínate eso!
    Y no pude apuntarme. Sin no tienes móvil no te quieren. No creo que sea por elitismo. Más bien es estúpidez administrativa que es igual, exactamente igual en todos los sitios.

  6. Antonio Castro

    Exacto, es una fiesta católica, pagada por todos, y aunque el saldo puramente económico no sea negativo, los más beneficiados con enorme diferencia son los católicos.

    Colaborar desde el estado con una propaganda ideológica, sea religiosa o no, es una intromisión en la libertad individual. Es contrario a los derechos humanos porque fuerzas a colaborar económicamente a gente que es contraria a esas ideas y eso no es inofensivo. Algunas ideas causan mucho sufrimiento.

    La exigencia de móvil podría ser porque facilita el control. Soy ateo, pero creo que el dinero que te has ahorrado puedes gastarlo de forma mucho más acorde con tu fe, si no lo inviertes en una excitante y frívola fiesta como esa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén