Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

¿Estamos al borde de la extinción como especie?

Fábrica de cemento.

Fábrica de cemento.

En lo que respecta a la sostenibilidad de nuestro hábitat y de nuestros recursos más imprescindibles para la supervivencia lo estamos haciendo todo mal, aunque a cambio cada vez tenemos más riquezas y otros bienes para vivir cómodamente, y que serán totalmente inútiles cuando nos falte aquello que es realmente imprescindible para poder sobrevivir.

¿Cuándo se extinguirá la raza humana?

Según el prestigioso científico australiano Frank Fenner , que ayudó a erradicar la viruela, la raza humana se extinguirá en 100 años.

La afirmación de este señor es categórica, y Según Fenner, «es una situación irreversible y es demasiado tarde para remediarla».

En mi humilde opinión es casi imposible que el ser humano dure mucho en este planeta porque hemos alterado su equilibrio de forma casi irreversible y la superpoblación y los egoísmos humanos no van a ayudar a restaurar el frágil equilibrio, pero existe otra posibilidad.

Stephen Hawking insta a continuar la conquista del espacio.

«Si la raza humana va a continuar por otro millón de años, tendremos que ir donde nadie ha ido jamás»

[…]

Para Hawking la debería incluir la creación de una base permanente en la Luna en el curso de los próximos 30 años, así como el desarrollo de un nuevo sistema de propulsión para llevar al hombre más allá del sistema solar.

No sé si será 100 años o miles de años, pero la humanidad maneja unas valoraciones y unas prioridades totalmente equivocadas.

La ceguera humana:

Manejamos  mentiras y autoengaños que distorsionan nuestra visión de la realidad. Vemos las cosas tal y como deseamos verlas, no como son en realidad. Hemos suprimido la muerte concediéndonos un alma inmortal, así que no es extraño que hagamos algo parecido con nuestro planeta.

La humanidad se cree protegida por un Dios paternal todopoderoso que nos concedió el derecho a usar del planeta como nos parezca sin miedo a las consecuencias. No concebimos que lo que pasó con otras especies pueda pasarnos a nosotros, porque creemos que nuestra inteligencia nos distingue  del resto de los animales y que nuestro destino está asegurado por formar parte de un plan divino.

Una idea trasladada a la ficción:

La idea de un éxodo fuera de nuestro planeta para perpetuar la supervivencia de la especie humana, es la clave más importante de mi novela. Decidí añadir dramatismo, haciendo participar a razas alienígenas y elegir un protagonista muy espacial. Eso no es nuevo, pero la idea de que El está en sus comienzos, que es consecuencia de la irracionalidad humana en el uso de los recursos naturales,  y que puede convertir a este planeta en un planeta muerto, o casi muerto, es el escenario de partida que marca un objetivo de supervivencia que es fácil de plasmar en la ficción, pero en nuestras sociedades occidentales ha sido ignorado sistemáticamente.

¿Es posible luchar contra los egoísmos humanos?

La XV Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático de la ONU que se celebró en Copenhague en 2009,  terminó bastante mal. Los países en desarrollo reclamaron su derecho a hacer el mismo mal uso de los recursos que los países como EE.UU., Japón y Europa porque gracias a ello ahora están desarrollados y económicamente muy fuertes.  Lógicamente no lo expresaron con esas infames palabras, pero eso es lo que pasó y era imposible que pasara otra cosa.

Soy pesimista, siempre existirán países que con una excusa o con otra reclamarán su derecho a una parte de la tarta que otros ya disfrutaron. Una tarta de agua y aire limpios y de otros recursos naturales esenciales que cuando se acaben supondrán la muerte de la mayoría de las especies en este planeta incluida la nuestra.

Soluciones a corto y a largo plazo:

Para nuestra supervivencia a corto plazo la pregunta clave sería  ¿Cuánto falta para crear una colonia humana permanente fuera de La Tierra? En este sentido, el planeta Marte parece un buen cándidato pero no el único.

Para nuestra supervivencia en plazos de millones de años la pregunta clave sería otra: ¿Será capaz el ser humano de terraformar algún planeta para hacerlo habitable?

Sinceramente creo que por desgracia nuestro futuro está fuera del planeta Tierra, o en ninguna parte, y sobre esto último hay más posibilidades que para lo primero más que nada porque la velocidad autodestructiva es muy grande y no tenemos la receta para frenarla.

Anterior

Los curas buenos y coherentes.

Siguiente

Acabo de enterarme de que todos estamos dando apoyo al papa.

2 Comentarios

  1. Warez

    Yo creo que la tierra esta pidiendo a gritos basta! ya hace tiempo que deberiamos de tomar conciencia todos y empezar a cuidar nuestro unico planeta!

  2. admin

    Cierto Warez, apenas estamos haciendo algo y se da el caso de que hoy por hoy y en muchos años más La Tierra es el único sitio donde somo capaces de vivir.

    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén