Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

temas de ciberdroide.com

¿Eres un pirata?

¿Vamos a meter en la cárcel a todo el que tenga copias privadas de música películas, libros, etc.?

El tema de la legalización de la copia privada es algo que se instauró hace años en casi todos los países con distinto nombre, y ello se hizo por simple necesidad, para evitar meter en la cárcel a la mayoría de la gente que desde el ámbito doméstico y fuera del control de los intermediarios industriales de la cultura, hacen copias para su propio uso y disfrute. Todo ello sin ánimo de lucro y haciendo uso de los recursos técnicos de almacenamiento y reproducción de contenidos. Primero fueron las cintas de música, luego la grabación de películas en el vídeo, y ahora Internet, dispositivos tipo mp3, etc.

Para que tales prácticas sean consideradas ilícitas se ha determinado que deben concurrir una serie de circunstancias, que a nadie le interesa explicar. En lugar de ello se desinforma, se intoxica, se recurre a la interpretación arbitraria de la ley, y se mete indiscriminadamente a todo lo que perjudique a la industria en el saco de la piratería para atemorizar a toda la sociedad y doblegarla.

Mantero en la calle.

Mantero en la calle. ¿Tú condenarías a este hombre a dos años de cárcel y 3000 euros de multa?

 

En la imagen vemos a una persona cometiendo un acto claramente ilícito, pero solo unos pocos estarían de acuerdo en condenar a esa persona a dos años de cárcel y a 3000 euros de multa por una actividad que les deja unos quince euros al día. Ya sabemos quienes son los defensores de este tipo de castigos ejemplares que rara vez caen sobre los mayoristas del pirateo. Algo está fallando.

En Internet también se está usando el mismo sistema de condenar a los débiles como Pirate Bay y perdonar a los poderosos como Google con la diferencia de en estos casos ni siquiera existe ilicitud punible. En el saco de la piratería tenemos un totum revolutum, que viene a significar algo del tipo «si perjudica a la industria de distribución de obras, es ilegal». Pero eso es pura intoxicación  pagada  con nuestros impuestos.

La de Internet, al igual que la en la calle, ha de ser absoluta exceptuando los casos de delitos perfectamente tipificados en los cuales ha de perseguirse a los culpables y no a todo el que se mueva. Las medidas encaminadas a hacerse con el control de Internet son nefastas. Solo les falta sacar los tanques a la calle, porque en el mundo virtual de Internet ya están sacando los tanques para aplastar la .

¿Qué recibimos los ciudadanos a cambio?

Lo que recibimos es una cultura limitada a las estrellas mediáticas que nadan en la abundancia porque han logrado hacer ganar cantidades ingentes de dinero a la poderosa industria de la distribución. Cada día estoy más orgulloso de ser escritor y autoeditor. No es que me moleste la idea de ganar dinero, pero me asquea la forma en que se aplasta la creatividad de toda una sociedad en nombre de esa cultura de pomposa presencia mediática. No tengo ningún problema con el hecho de que autores como J.K.Rowling de origen humilde en solo cinco años lograra una de las mayores fortunas de Inglaterra, pero si ella ganó eso, ¿cuánto hizo ganar a sus editores? Repito no tengo problema con los autores, sino con la industria, porque la forma que tienen de ganar dinero, es criminalizar y coaccionar a la sociedad.

La sostenibilidad de los autores se podría haber logrado de una forma que armonizara los intereses de toda la sociedad, y la de todos los autores y no solo premiando, a los de mayor éxito comercial. Una cosa es premiar el éxito comercial, algo que me parece lícito, y otra muy distinta decir que eso se hace en beneficio de la cultura. La sociedad general de autores española no representa a los autores sino a unos pocos autores. En realidad representa a la industria.

Si eres legal eres legal

En el incesante intento de criminalización de la sociedad nos cuelan campañas como esta:

Cuando pirateas música, un videojuego o te bajas una película de Internet, no sólo estás perjudicando al autor a los intérpretes y en general, a todos los que tienen los derechos de .

Hay muchísimas personas más a las que estás haciendo un gran daño. Piensa que en la cadena de creación, producción y distribución de un producto cultural no solo participan los creadores, también hay otras personas involucradas que pueden llegar a quedarse sin su trabajo.

El daño que hace la piratería va mucho más lejos de lo que tú te habías imaginado.

He de decir que en la cadena de creación, producción y distribución de obras, interviene muchísima gente que puede perder su trabajo, y lo mismo pasa con la cadena de creación, producción y distribución de productos alimenticios, pero ni una cosa ni otra tienen una relación directa con la cultura. La distribución de alimentos es mucho más necesaria que la distribución de la cultura porque esta última lo único que necesita para llegar al consumidor es que se le dé acceso a ella. La maravilla moderna de Internet no gusta a todos porque hay poderosos negocios que en una sociedad de la información están perdiendo su razón de ser. Si eres legal no intoxiques. La opinión pública no necesita ser aleccionada por los intereses de la industria.

 

Poniendo los puntos sobre las íes.

(Puedes leer primero este apartado y luego volver a releerlo visitando los enlaces propuestos que son bastantes)

Recientemente ya hablé sobre el Atentado a la cultura en el nombre de la cultura, y con ocasión del nombramiento de la ministra González Sinde me hice eco del  Clamor en la red, que tal hecho suscitó. Para entender los motivos de todo esto resulta interesante repasar la  Historia del libro y los derechos de autor en el Día Internacional del Libro, derechos que ya nacieron con una clara orientación de protección a la industria. Es decir, las leyes tuvieron un origen basado en intereses económicos . Así pues, nada debe sorprendernos si descubrimos que González-Sinde se estrena con ayudas al cine y bordea la incompatibilidad, y que  El juez del caso contra ‘The Pirate Bay’, está acusado de pertenecer a grupos pro derechos de autor. La injusticia de la sentencia contra Pirate Bay no solo se explica por sí sola, (no alojaban contenidos ilícitos) sino que explica la reacción del condenado. Peter Sunde: «Prefiero quemar todas mis pertenencias antes de pagar la indemnización que exigen a Pirate Bay». No es para menos, si se aplicara los mismos argumentos a los poderosos que a los débiles deberíamos aceptar que Google, es el nuevo Pirate Bay, y aplicarles en consecuencia el mismo castigo.

Si suprimimos los buscadores en Internet nos cargamos Internet. La libertad de terminar accediendo a un contenido ilícito es algo que molesta comprensiblemente a los perjudicados, pero ¿porque no se esfuerzan en lograr que los verdaderos piratas paguen sus fechorías en lugar de atacarnos a todos de forma indiscriminada? Ante este cúmulo de despropósitos La reacción de los internautas ha sido contundente, pero todo se queda en la protesta y en el pataleo, y puede que esto no baste. No basta porque el juego limpio brilla por su ausencia. La estrategia del miedo da buenos resultados, Comienzan a cerrar las páginas de enlaces P2P por temor a nuevas demandas.Es probable que a nivel doméstico la gente también se retraiga de hacer uso de la copia legal.

Se está definiendo el marco jurídico de la sociedad de la información, al margen de la sociedad, y en contra de sus intereses para beneficio exclusivo de las grandes corporaciones con el beneplácito de la clase política. Regulación de Internet… ¿Qué está pasando? ¡Queremos respuestas.

Se les llena la boca hablando del derecho de los autores, pero la realidad es otra. Practicar el ‘top manta’ se castiga hasta con dos años de cárcel – En plena crisis de las discográficas, un colectivo pide la despenalización; el vendedor, dicen, paga por todos. El músico se apiada del ‘mantero’

Sabemos que los detractores de los avances tecnológicos no son un fenómeno reciente. Las discográficas y la industria del cine odian la tecnología desde 1887, lo realmente nuevo es la agresividad de estos enemigos y el aumento de poder de los mismos derivado precisamente de los enormes negocios globales y de las cifras de dinero que manejan. Me temo que las democracias estén cayendo progresivamente en manos de los intereses de grandes multinacionales y la cultura es una víctima más. Internet es un punto estratégico en la lucha por las libertades. La mínima cesión de libertad en Internet ante estos colosos del capitalismo global supone una auténtica derrota de la sociedad. Hay demasiado en juego para permanecer indiferentes.

 

Anterior

¿Que pasó con la importante plaga de topillos de 2007?

Siguiente

¿Cuanta información cabe hoy en un disco óptico del tamaño de un CD?

4 comentarios

  1. Antonio, verás, ahora te hablo ya como parte afectada en este tema de la piratería. No es cierto que las personas que lo venden ganen 15 euros al día. Te sorprendería si te dijera que un buen número de ellos, ahí donde los ves, se levantan entre tres y cuatro mil euros al mes, hecho verificado en muchas ocasiones que han sido detenidos por la policía y que a nosotros comenzaron a explicarnos hace unos meses, en una reunión del sector a la que acudimos muy pocas personas, esa es la verdad.
    Yo no estoy en contra de que la gente aproveche las nuevas tecnologías y se lo baje gratis, pero siempre que a nosotros nos nos vengan todas esas asociaciones y abogados que las defienden a reclamarnos derechos de autor. Y estoy a favor de que los actores se bajen considerablemente sus honorarios, y baje el precio del producto en las tiendas, y los autores y productores reciban una compensación, no todos esos mangantes que pululan a su alrededor y que lo único que hacen es empeorar las cosas. En definitiva, una respuesta justa a todas esas preguntas que tu te haces en este interesante artículo.

  2. admin

    Dejemos aparte esa discrepancia sobre cuanto ganan, habrá quien saque mucho más dependiendo, de muchos factores, pero hay otros muchos manteros que malviven. Te doy la razón, esos manteros deberían dedicarse a otra cosa porque nos perjudican a todos, pero dos años de cárcel es una barbaridad. Yo veo bien que se les aplique la ley y que les penalicen de alguna forma, pero tú como persona afectada si vieras a alguien ¿le denunciarías sabiendo que le pueden caer dos años? A mí me parece una pasada. Que le quiten el material ya es una buena faena, y que controlen la reincidencia y la castiguen adecuadamente. Que eviten que alguien pueda vivir del delito, pero eso no requiere meter a una persona dos años en la cárcel.

    No disculpo al mantero, es un minorista de la piratería, pero si le metes a él dos años ¿cuántos años tienes que meter en la cárcel al mayorista que mueve material para decenas de manteros minoristas? No soy partidario de que los delitos económicos sean tan duros. Soy partidario de que se penalice la reincidencia y se evite la posibilidad de convertir la delincuencia en una forma de vida, pero ese es otro tema.

    A los poderosos de la industria no les importa excesivamente que escarmienten a los mayoristas del pirateo porque eso no influye en la demanda. La gente que ve como detienen a un mayorista de la piratería no se siente amenazada, pero si ven que van contra alguien insignificante sí.

  3. He transitado un día de pesares.
    Vuestro blog me ha dado algo de bienestar de alma, que no es poca cosa.
    Celebro éste y otros actos de su pluma escritora.
    Un saludo
    Una reverencia.

    Sergio Francisci

  4. admin

    Bien venido y gracias por apreciar de esa forma mi trabajo. Seguro que no merezco tanto alago, pero mi parte vanidosa acepta encantada toda muestra de gratitud.

    Un afectuoso saludo.
    Antonio Castro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén