Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

Etiqueta: Votaaotros Página 1 de 4

Los partidos más votados (bipartidismo y nacionalismo) son también los más favorecidos por la ley electoral.

No me parece casual que los partidos más beneficiados por la ley electoral sean los más corruptos y los que más tiempo lleven en el poder.

Quizás llevemos demasiado tiempo votando mal y deberíamos empezar a cambiar nuestras costumbres electorales antes de alcanzar una situación de no retorno en lo relativo a la pérdida de libertades.

El voto útil es el que se impone en las urnas, pero no es otra cosa que el voto del miedo y del todo vale. La actualidad viene demostrando que el voto útil (votar opciones mayoritarias aunque no lo merezcan) es un voto suicida.

En lugar de votar al partido idóneo estamos votando al segundo menos malo. Lo hacemos así como mal menor para que nos proteja del que nos inspira más temor, pero las diferencias entre el peor y el segundo menos malo, vienen siendo cada vez más insignificantes y así nos va.

Estamos en democracia y todo el mundo puede votar lo que quiera, faltaría más…, pero desde un punto de vista ético y social, algunos partidos merecerían ser considerados por la gente más sensata como invotables por su reciente pasado político.

Como ya hemos dicho, los ciudadanos ante la falta de normalidad democrática votan lo que menos miedo les da y lo llaman voto útil. Es el peor de todos los votos porque ha permitido a los partidos actuales gestionar su continuidad invocando a los fantasmas del miedo.  El voto útil a convertido a nuestros partidos, en expertos gestores de nuestros miedos para su propio beneficio y para perpetuarse por turnos en el poder.

La actual crisis global no es solo de tipo económico. Sus nefastas consecuencias en todo el mundo tienen mucho que ver con la disfuncionalidad democrática de unos paises cuyos gobiernos han perdido poder ante las grandes entidades financieras y multinacionales.

En España estamos siguiendo los mismos patrones equivocados que en otros países de nuestro entorno. La solución en teoría es sencilla, castigar en las urnas a los que están destrozando el estado del bienestar en su propio beneficio. Será complicado que la situación mejore si en nuestras citas con las urnas no vencemos nuestros miedos.

Estamos votando a partidos que han cedido ante poderosas empresas cuyos intereses poco tienen que ver con el interés general.

Lo primero que necesitaríamos como votantes sería tener clara cuales son las circunstancias que deberían convertir en invotable a un partido con un pasado más que decepcionante. Ciertas prácticas políticas son merecedoras de tolerancia cero en democracia y votar a aquellos que traicionan la democracia es algo que no nos podemos permitir.

Deberíamos marcarnos unos límites estrictos de aceptabilidad que fueran compatibles con una democracia sana:

Cualquier partido afectado por casos importantes de corrupción debería quedar descartado para cualquier votante responsable. La castaza con su aforamiento goza de un régimen jurídico privilegiado que explota para sus felonías. Las personas imputadas y con causas orales abiertas deberían quedar fuera de la posibilidad de presentars a ningún tipo de elecciones. Las listas electorales deberían ser abiertas. La corrupción en España no es el chocolate del loro como se hartaron de decir. Es el cáncer de la política.

CONCLUSIONES:

Estas son unas pocas reflexiones personales y una llamada a la responsabilidad a la hora de votar.

Los partidos grandes se han parapetado bajo unas leyes electorales y bajo una serie de privilegios legales que les favorecen. Cada vez son más antidemocráticos.

El voto a un partido es un premio que debe merecerse y si ninguno lo mereciera, la próxima vez deberíamos declarar ese premio desierto por simple coherencia y sentido común. La buena noticia es que las encuestas auguran un fuerte descenso del bipartidismo en toda Europa en general y en España en particular. No seamos los últimos en quitarnos la venda de los ojos.

No se puede engañar a todo el mundo todo el rato con el mismo truco.

Sobre la actitud de Rubalcaba cargando contra el PP por unos papeles con letra de Bárcenas y su repercusión mediática hayderecho.com hace algunas reflexiones:

¿Por qué los partidos creen que somos tontos?

…, hay un Auto judicial, el de la Magistrada Mercedes Alaya, Magistrada Juez del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, en relación con el denominado caso de los ERE, de 24 de abril de 2012 donde se dice:

“El diseño de este instrumento [un convenio entre la Consejería de Empleo y el Instituto de Fomento de Andalucía] pretendería además institucionalizar la arbitrariedad y la discrecionalidad en la concesión de las ayudas públicas, y por ende, permitir un uso extraordinariamente abusivo en el manejo de los fondos públicos, pues al no existir controles y estar las citadas ayudas huérfanas del procedimiento legalmente exigible, podían regalarse las mismas fraudulentamente a un extensísimo grupo de personas físicas y jurídicas, cuyos privilegios procedían de ser personas o entidades próximas a los cargos de la Junta de Andalucía y del PSOE andaluz,…

Tengo la sensación de que el PP y el PSOE no han abandonado la estrategia del «tú más que yo» que tan buenos resultados electorales les viene proporcionando como únicos partidos que se van turnando en el poder para gobernar España desde que desapareció la UCD.

De hecho, ayer cansada de que el PSOE se apunte como méritos los deméritos del PP y viceversa, la gente echó de la manifestación a López Aguilar del partido socialista.  Tanto el PP como el PSOE deberían ser muy conscientes de que no se puede engañar a todo el mundo todo el rato con el mismo truco.

Resulta básico entender que la actual castaza política, aún siendo consciente de sus problemas, no puede solucionar nada, porque forma parte del problema y solucionarlo implicaría una forma de suicidio político que evidéntemente no va a ocurrir.

La regeneración ha de ser democrática y pacífica para que sea duradera, y eso solo puede hacerlo un partido virgen en el ejercicio del poder y que empiece metiendo en la cárcel a todos los delincuentes de guante blanco que nos han llevado a la ruina. No puede haber excepciones de impunidad para nadie. Ni siquiera para la infanta en el caso Urdangarín si se demuestran responsabilidades.

Un país con impunidades no saldrá adelante jamás y en esto los jueces pueden y deben marcar la diferencia, y si no lo hacen, estarán invitando a la violencia social por que toda resignación ante la injusticia tiene su limite. De momento estamos asistiendo al drama de los suicidios de personas hipotecadas, y asistir a eso y no hacer nada es jugar con fuego. Durante el primer trimestre de 2012 cada día se produjeron de media unos 517 desahucios en España y detrás del el 34% de los suicidios en España existe un desahucio. Estamos viviendo una situación intolerable de genocidio financiero que tiene que terminar ya mismo.

Se lleva mucho tiempo infravalorando el problema de la corrupción calificándola como el chocolate del loro. Un chocolate carísimo en algunos caso, pero aún así el efecto perjudicial mayor no está en las pérdidas ilícitas directas, sino en el efecto de la podredumbre de la corrupción en el ámbito de las decisiones políticas. Es decir, si quieres el proyecto deberás pagarme un 4% o este proyecto se lo voy a dar a un familiar mío, son el tipo de decisiones que provocan que muchos proyectos cuesten el cuádruple de lo que costarían en condiciones normales, y que además terminen en rotundo fracaso.

Levantarse con la corrupción, acostarse con la miseria

Lo que los españoles sacan de la corrupción no es sólo el daño económico directo que ocasiona la malversación del dinero público y la elefantiasis administrativa, sino la pérdida de foco sobre los problemas reales de la economía, situación que agudiza nuestro empobrecimiento

Lo que está ocurriendo es que ante la crisis, se han dedicado a intentar paliar los problemas de aquellos que la causaron, porque poder financiero y poder político están totalmente amalgamados. Las terribles consecuencias pasan factura a los más débiles que después de quedarse sin trabajo y sin casa, empiezan a entender que tanto el PP como el PSOE forman parte de esa misma amalgama de poder político y financiero que les asfixia.

El presidente del PPSOE podría ser Rajoy, Zapatero, Aznar, Rubalcaba o Emilio Botín, y nada cambiaría. Todos ellos nos han tomado por tontos.

Es algo muy a tener en cuenta para futuras elecciones.

 

 

 

El 15M es un movimiento político, contra la clase política actual.

¿Aún no se entiende que el 15M no quiera ofrecer colaboración a ningún partido?

Ignoro si los políticos no entienden el 15M o simplemente no quieren entenderlo.

La huella política del 15-M

Hay muchos puntos de vista, pero equivocado o no, yo creo que hay una serie de reivindicaciones claves y muy claras en el 15M.

Creo que los políticos no se han enterado de nada porque no escuchan a los ciudadanos. Opino que la oposición del 15M a la clase política actual es el aspecto más relevante de esta nueva revolución que posiblemente esté en sus comienzos.

Con independencia de la sintonía con ciertas ideas políticas, el 15M es un movimiento que considera que en este momento la clase política no puede formar parte de la solución porque son el problema. «No nos representan».

Son traidores a la ciudadanía, unos vendidos corruptos que se echan en brazos de los especuladores haciendo uso de su mayoría en las urnas como si el resultado fuera un cheque en blanco durante cuatro años.

La ciudadanía está indignada porque muchos de los políticos y de sus amigos, por el enorme daño que han hecho, deberían estar en la cárcel.

Los políticos pueden hacer varias cosas para colaborar con el 15M:

  • Promover la absoluta transparencia en la gestión de los fondos públicos y jamás usar ese dinero para sostener un negocio privado que se hunda por importante que sea.
  • Dejar de escuchar a los especuladores y escuchar a los ciudadanos.
  • Devolver todo lo robado a los ciudadanos.
  • Meterse a sí mismos en la cárcel junto a sus amigos y tirar la llave.

Ni las democracias actuales ni sus sistemas financieros están pensados para acometer las necesidades de los ciudadanos:

Hay que recordar que la desmedida importancia económica de algunas empresas financieras que ahora los políticos consideran que hay que defender a toda costa, incluso con dinero público, existen gracias a la política de fusiones promovida por ellos en los últimos años. Todo ello se hizo con la excusa de aumentar la competitividad. Han fomentado la creación de monstruosos monopolios que ya no son capaces de controlar.

No tiene sentido considerar llegar al absoluto descontrol económico como consecuencia del aumento de una competitividad que también ha terminado perdiéndose en este descontrolado sistema financiero.

Parasitando a los ciudadanos:

La productividad les interesa mucho a los políticos, y no digamos a los especuladores,  porque es lo que mueve dinero. En cada movimiento de dinero, los parásitos del sistema se llevan su buena tajada.

Lo que se necesita es dar buen servicio al ciudadano, dar empleo, dar vivienda, dar estabilidad, y diseñar un sistema que por encima de todo ha de ser sostenible. Es decir, que no necesite cada cierto tiempo de robos masivos a la ciudadanía para su supervivencia. ¿Han hecho algo en ese sentido? Yo creo que no.

La competitividad no ayuda a nada de eso. Su objetivo es producir tanto que genere un exceso de producto y de dinero. Por eso vienen luego los problemas de obesidad en los parásitos sociales, acompañados de problemas de desnutrición en la ciudadanía.

Tanta ha sido la voracidad de los parásitos sociales que los ciudadanos han empezado a promover la economía del trueque que de momento no deja opción de sacar taja a los parásitos.

El Banco del Tiempo, el trueque como medida anticrisis

Pagar con tiempo es una buena medida anticrisis. Ese es el objetivo de un banco del tiempo, intercambiar servicios y gestionar el valor de los mismos con horas.

Reconoce todo el mundo que las pequeñas y medianas empresas son las que producen más empleo, pero los políticos se han dedicado desde hace años a hacer grandes fusiones. Es decir, a fabricar parados.

Una crisis fabricada desde el poder:

Uno de los mayores robos a los ciudadanos empezó con la ley del suelo de Aznar cuyas plusvalías generaron pingües beneficios para los políticos corruptos y para las empresas constructoras, pero ninguno para las arcas de los municipios que aportaban el terreno. Puro robo.

Aquello pasó bastante desapercibido porque era una riqueza que no estaba en circulación, pero al ponerse en circulación, los financieros entraron en una espiral especulativa muy agresiva y muy arriesgada y no pararon de arriesgar hasta destrozar toda la economía.

Esta se trata de una crisis fabricada por el mundo financiero con la colaboración de los políticos. Esto ha ocurrido en todo el mundo y jamás terminará mientras los culpables de estos excesos (supuestos errores de gestión) continúen libres y en el ejercicio del poder.

El 15M es un movimiento que sabe lo que quiere y que tiene identificado el problema:

El problema parece ya muy claro, no estoy descubriendo nada, pero la estructura de poder actual no ofrece una fácil vía de solución porque está en la raíz del problema.

Las urnas permiten cambiar de opción política pero no permiten cambiar la clase política y el 15M no tiene una solución rápida y eficaz para desmontar un enorme tinglado de poder urdido con mucha paciencia en contra de los ciudadanos.

Por desgracia, no hay ninguna forma de cambiar esto en poco tiempo. La violencia tampoco arreglaría nada, porque con demasiada frecuencia se convierte en la puerta de entrada para una nueva forma de tiranía, y el 15M es consciente de ello y está apostando por la noviolencia y por la desobediencia civil.

A más largo plazo si parece claro que se puede ir avanzando en la dirección correcta y es en esa línea en donde tenemos que entender el trabajo del 15M, pero también hay que entender que para muchas personas la situación es límite y afecta a su supervivencia.

Para muchas de estas personas el largo plazo y la paciencia no son estrategias válidas. La radicalización del 15M es una consecuencia de situaciones de supervivencia igualmente radicales para muchas personas.

El papel de los medios de comunicación:

Mientras estos medios no entiendan su función como contrapeso al poder, estarán retrasando lo inevitable. Una mayor sintonía con los ciudadanos será decisiva en el avance del proceso de regeneración democrática. Para muestra un botón:

El director de La Razón Francisco Marhuenda en su servilismo con el poder traspasó hace poco los límites de la falta de profesionalidad en la portada de su periódico incluyendo las fotos de los representantes de los estudiantes y añadiendo un comentario ofensivo  «Los malos estudiantes agitan la educación»: La Educación nos hace más libres por Francisco Marhuenda.

Lógicamente fue ampliamente criticado y el señor Francisco Marhuenda,  respondió con un tweet que dice: «Me alegra que tengáis el desahogo de los tweets así os ahorráis el psiquiatra. Es una buena obra por mi parte. Gracias a los sensatos».

Menciono el dato por ser llamativo y reciente, pero solo como ejemplo de un fenómeno más generalizado en demasiados medios de comunicación.
Si los medios de comunicación continúan ejerciendo de cómplices y de voceros del poder político establecido y no castigan adecuadamente las estafas democráticas que sufrimos en todo el mundo los ciudadanos, no sobrevivirán. Muchos serán fagocitados por una comunicación apegada al ciudadano.

La tendencia en la nueva sociedad de la información es muy clara. Los ciudadanos tienen ahora con Internet medios para hacer llegar sus mensajes al resto del planeta y todo intento de manipulación y de intoxicación por parte de estos medios será castigado cada vez con mayor dureza.

Amplia representatividad ciudadana en la manifestación12M15M.

En Twitter fue trending topic el hashtag #15mNoMeRepresenta con ayuda de los que no estaban de acuerdo con ello.  Lo cierto es que una parte del electorado del PP se sintió agredida por una manifestación multitudinaria. Creo que no entendieron que aquello no va solo contra el PP sino contra toda la clase política (en particular con los que llevan años con cuotas importantes de poder) y contra los especuladores.

Es difícil saber si en este momento  el  99% u otro porcentaje similar puede identificarse con el 15M, pero la representatividad me ha parecido muy clara. Una gran parte de las consignas originales de hace un año cuando gobernaba el PSOE han vuelto a ser demandas. No estamos ante un 15M radical.

En la manifestación de ayer vi renacer el espíritu original del 15M aunque su anticapitalismo me parece cada vez más claro. No me parece mal porque está en la raíz del problema.

Quizás hay todavía una parte del electorado del PP que aún conserva la confianza en su partido pese a las promesas incumplidas. A fin de cuentas lo que cuentan son los resultados y seamos honestos, el PP lleva poco tiempo gobernando. La inercia de la economía favoreció al PSOE en sus primeros años de mandato y ahora perjudica al PP en sus comienzos.

En mi opinión para que un gobierno se desgaste haciendo las cosas mal, también se necesita tiempo.  La opinión de la gente también tiene inercias. Es evidente que Mariano está mostrando mucha torpeza y también está teniendo algo de mala suerte. Lo digo porque le crecen los enanos dentro y fuera de este circo llamado España.

El 15M debe de ser paciente con un gobierno que lleva poco tiempo, no porque se lo merezca, sino por respeto al voto mayoritario que consiguió.

España en las generales  votó  mayoritariamente a los dos peores partidos PP y PSOE (no me preguntéis por qué) principales responsables de que una situación económica mala se convierta en catastrófica. Esto me indigna, pero no es excusa para no respetar un resultado electoral.

El #nolesvotes #votaaotros aún no ha calado en España y espero que no tengamos que llegar a la situación de Grecia donde ya ha calado.

Tenemos un resultado electoral de mayoría absoluta del PP, que pese a todo considero fruto de la manipulación, pero para mejorar la democracia tenemos que partir de lo que tenemos porque un planteamiento excesivamente radical, que nos obligara a partir de cero, sería demasiado peligroso. Algo así podría abrir la puerta a una nueva dictadura del signo de que sea.

Vi una guillotina en la manifestación. Quizás sea una anécdota más, pero para mí es un mensaje claro de la indignación ciudadana con unos gobernantes traidores. Nuestra batalla no debe caer en la violencia. Nuestra batalla es la de anular la intoxicación mediática y despertar a la gente. El PP ya nos ha dado algunas facilidades con su incompetencia y su arrogancia.

La lección de ayer es que ni el derecho de reunión ni la libertad de expresión tienen limitación de horarios. La idea de los horarios del PP fue una estupidez y viendo la trayectoria de sus líderes, no será la última.

Comprendo que para algunos la situación es límite, pero me temo que desgraciadamente no hay atajos, y hay que ir despacio porque vamos lejos. Veo al 15M  con una gran fuerza y con una orientación noviolenta clara. Creo que estamos en el buen camino para seguir sumando apoyos.

Página 1 de 4

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén