Blog multi-temático de Antonio Castro

opinión, literatura, ciencia, tecnología, ciencia ficción, autoedición, política, ateismo, actualidad

Etiqueta: Gómez Bermudez Página 1 de 4

Los silencios del juzgador Gómez Bermúdez.

Ha causado honda preocupación la noticia de la puesta en libertad bajo fianza para dos de los tres ‘grapos’ del secuestro de Publio Cordón.

Deja en libertad bajo fianza a dos ‘grapos’
El juez Bermúdez crea gran ‘malestar’ en la hija de Cordón y ‘perplejidad’ en la Guardia Civil

La decisión del juez instructor Javier Gómez Bermúdez ha creado un «profundo malestar» en la familia de Publio Cordón y «perplejidad» en los investigadores de la Guardia Civil que llevan 17 años investigando. El magistrado ha decretado la libertad bajo fianza de dos de los tres ‘grapos’ detenidos el jueves por el secuestro del empresario por la banda terrorista.

No quiero insinuar nada raro por parte de este juez, porque los más perjudicados con esta inexplicada medida, son los familiares de Publio Cordón, que nada tienen que ver con las intrigas políticas, pero me parece obligado comentar la coincidencia de que esta decisión habrá molestado mucho al PP y el señor Gómez Bermúdez a su vez podría estar condicionado por su frustración por haber perdido el sillón de presidente de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional.

En cualquier caso, paradojas de la vida, la Fiscalía de esa añorada Audiencia Nacional, va a recurrir la decisión de Bermúdez. ¡Pufff!

Creo que merece la pena recordar algunas noticias sobre los hechos acontecidos en La Audiencia Nacional.

Batalla en el Poder Judicial por un puesto clave en la Audiencia Nacional
Gómez Bermúdez compite con otros seis magistrados por la presidencia de la sala que tiene la última palabra sobre los beneficios a presos de ETA

Obsérvese el gesto serio y decepcionado de Gómez Bermúdez en el vídeo siguiente:

Grande-Marlaska nuevo presidente de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional.

No puedo decir que esto tenga que algo ver con su reciente actuación, porque eso entra dentro del campo de la intencionalidad y en esos temas sí que no cabe otra que conceder el derecho a la presunción de inocencia.

Cada uno en su foro interno tiene derecho a hacer la cábalas que quiera y otorgar confianza o no a la persona que quiera. Una confianza que en lo que a mí respecta quedó muy tocada hace ya mucho tiempo por su papel en el 11M, aunque admito que este papel tan importante no todos lo vemos de la misma forma.

Interior premió a Bermúdez por imponer la versión policial en el juicio del 11-M
El «hecho diferencial» que motivó la concesión al juez Javier Gómez Bermúdez de la Medalla al Mérito Policial con Distintivo Rojo -condecoración pensionada y vitalicia- fue su conducta en el juicio del 11-M. En concreto […]

La versión oficial, por la cual fue premiado el señor Gómez Bermúdez, para mí murió el día que apareció un vídeo de la pericial que el propio Juez Gómez Bermúdez había ocultado a las partes y a la opinión pública.

Este vídeo que contenía informaciones de enorme importancia sobre la composición del explosivo, y que resultaban incongruentes con lo que se afirmó en la sentencia. Estas informaciones tienen un valor clave pues tratan de un arma del crimen diferente de la Goma2-ECO, que condicionó la culpabilidad de los acusados echando por tierra parte importante de las conclusiones de la sentencia.  Estas revelaciones cruciales nunca fueron puestas de manifiesto durante el juicio.

Bermúdez debió explicar algo al respecto al contenido del vídeo que no quiso que viéramos porque la cosa juzgada y condenada después de aquello quedó más que coja.

http://youtu.be/lzj-UZm6T5s

En este contexto de reservas  de este juez, cualquier cosa que se diga sobre los motivos de tales silencios tiene extraordinaria importancia y algo se dijo.

Durante la presentación del libro ‘La ruta del odio’ de Fernando Vaquero, un libro sobre el terrorismo, la presidenta del Foro de Ermua, Inmaculada Castilla de Cortázar, relató una anécdota sobre el juez Gómez Bermúdez. En una ocasión, tras la sentencia del juicio del 11-M, le preguntó al juez por el autor intelectual de los atentados. El juez le contestó que no era el momento adecuado para contar todo. Que “…hay cosas tan complejas, tan graves, que es mejor que no se sepan todavía, que se sepan más adelante”.

Cuando alguien hace una acusación grave a un cargo público, lo menos que se puede contestar es que eso no es verdad, porque  un cargo público que calla ante algo así no merece la confianza que se requiere para continuar en activo. La presunción de inocencia no tiene nada que ver en todo esto. Un cargo público tiene la obligación de ser honrado y de parecerlo.

El señor Gómez Bermúdez no ofreció explicación sobre esas declaraciones impropias de su cargo que le fueron atribuidas. Sus palabras salieron en la prensa, pero tampoco en esta ocasión se molestó en negarlo ni explicarlo. Hace bien, eso sería tanto como rebajarse a la condición de simple mortal.

A mí este juez no me puede inspirar confianza ninguna después de sus atronadores silencios. La impresión que tengo de él, es que su endiosado ego le ha traicionado en más de una ocasión.

Elisa Beni, esposa del juez Javier Gómez Bermúdez, escribió un libro sobre su marido titulado «La soledad del juzgador» que trata del adorado supermarido y glorioso superjuez. Creo que él también se siente así de divino, y que por eso ha acusado bastante la pérdida de la presidencia de la Audiencia Nacional.

Quizás alguien debería escribir otro libro más imparcial y que trate sobre los silencios del juzgador.

Negando la evidencia de la ocultación de pruebas del 11-M.

La evidencia de la ocultación, y de la falsificación de pruebas en torno al 11M continúa siendo combatida desde amplios sectores de una sociedad enferma y convulsionada por los atentados del 11M de 2004.

La naturaleza indiscriminada de los atentados, sus 10 explosiones casi simultáneas en cuatro trenes, sus 191 fallecidos, sus 1.858 heridos y el hecho de ocurrir en las vísperas de unas elecciones generales que se vieron muy fuertemente condicionadas por lo ocurrido, han fracturado la sociedad en dos bandos. Los que quieren saber y los que se conforman con unas mentiras infumables plasmadas en una sentencia.

Ni las elecciones de 2004 transcurrieron con plena normalidad, ni las investigaciones de los atentados del 11-M tampoco, y tuvimos que asistir con infinito pasmo a la destrucción masiva de pruebas sin que nadie se interesara por ello en sede judicial alguna.

Desde aquel día las izquierdas y las derechas pasaron de ser simples contrincantes políticos a ser acérrimos enemigos que arrastraron a toda la sociedad española a una espiral de odio fanático profundamente estupidizante. A los que nos llamaron conspiranoicos habría que llamarlos hoy por hoy, borregos, marionetas o robots.

Nuestro país, a raíz de aquel atentado, se convirtió en un estercolero gobernado por un bipartito que se dedicó a emponzoñar a la sociedad con odios partidistas, y a socavar los cimientos de todas y cada unas de las instituciones del estado.

A todos los que hicieron preguntas íncómodas sobre los hechos extraños que rodearon el 11-M, se les llamó conspiranoicos. Se hizo a modo de simple mordaza y desde distintos foros de opinión se les intentó hacerles comulgar con auténticas ruedas de molino.

Lo que más abundó fue el silencio. Un silencio mediático que unos llamaron prudencia y que yo llamo cobardía, porque después de ochos años los que callaron por supuesta prudencia continúan sin interesarse por unos hechos tozudos y graves que van en una dirección muy diferente de lo que el macro-juicio del 11-M sentenció.

Una sentencia que no cuadra con lo que todos pudimos ver y escuchar en esos vídeos que el Juez Gómez Bermúdez ocultó a las partes y a la opinión pública.

Aquel día en que pudimos ver ese vídeo, la V.O se convirtió en un cuento para mentes robóticas. Mentes especialmente programadas para digerir burdas mentiras.

Los hechos aún hoy continuaron pisoteando el cadáver de la V.O. Hace poco supimos que la principal prueba de cargo contra Zougam, el único condenado por autoría material de los atentados fue otro montaje más. Una testigo pasó en dos semanas de falsa víctima a pieza clave en el 11-M

15 días antes de que la testigo rumana J-70 le acusara y se convirtiera en la principal pieza de cargo, técnicos del Ministerio de Interior la habían descartado como víctima, pero tras inculpar a Zougam cobró 48.000 euros como víctima del atentado. Las mentes robóticas no reaccionaron.

Tantas han sido las evidencias de ocultación, manipulación, y obstrucción a la justicia que uno se pregunta ¿qué demonios necesita una mente medianamente normal para admitir la evidencia de que se nos está ocultando la verdad?

Parecería que a algunos se les tendría que caer encima todo un tren, de aquellos que supuestamente fueron fundidos, para que se les cayera la venda de los ojos. Por desgracia ese tren también ha caído sobre las cabezas de esos tarados morales, sin que sean capaces de reaccionar ante la más demoledora de las evidencias de salvaje ocultación. No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Hay miles de familias que tienen una motivación muy especial para no conformarse con un montón de burdas patrañas infumables. Cada una de ellas tiene razones muy poderosas para continuar reclamando justicia, y todos ellos, sus herederos, sus familiares, sus amigos y también simpatizantes entre los cuales me incluyo, continuaremos aportando nuestro granito de arena hasta que se esclarezca la verdad.

Claves políticas de la instrumentalización del miedo a la verdad en el 11M.

Cuando no se puede atacar unos argumentos, lo más efectivo es atacar al que argumenta:
Si un periódico como «El Mundo» se dedicara a mentir sobre un asunto tan serio sobre el 11M durante ocho años (que hará el mes que viene), ya se habrían dictado contra él las sentencias judiciales necesarias para impedir esas difamaciones, cosa que ya intentaron sin éxito.

El problema es que los hechos son muy tozudos y la desaparición de toneladas de pruebas no ha pasado inadvertida para nadie. Ahora que íbamos a saber un poco más sobre eso, se paraliza el juicio que llevaba la juez Coro Cillan con un pretexto surrealista. Hablamos de un juicio que ha sido fuertemente obstaculizado desde el principio. Ya mencionamos la existencia de Algunos hechos judiciales obstruccionistas relativos al 11M.

¿A qué obedece la insistente demanda de saber la verdad?:

Obedece a algo que cada día se percibe con mayor claridad. Nos han mentido a todos. La ocultación de pruebas del atentado del 11M ha sido una constante, y eso ha servido para sostener una sed de justicia que no desaparecerá jamás.

Todos los años, coincidiendo con el aniversario del 11M, hay importantes manifestaciones de víctimas del atentado que demandan saber la verdad.

Este año, con la escandalosa porquería de ocultación que se ha ido conociendo, es de esperar que las manifestaciones sean incluso más numerosas que el año anterior. Si antes olía a podrido, ahora apesta hasta la náusea.

Hace poco nos hemos enterado de que tanto la Policía, como la Guardia Civil, como Renfe, como el juez instructor, estaban al corriente de la existencia de restos de focos de explosión que no fueron incluidos en el sumario del 11M. Se ha encontrado recientemente la chatarra correspondiente al foco de explosión de Santa Eugenia. Resulta surrealista que pudiendo ser un elemento clave en el conocimiento de la verdad, permaneciera 8 años en un cobertizo de la empresa Tafesa sin custodia judicial.

Recordemos que la sentencia del 11M no fue capaz de concretar el explosivo utilizado y que para argumentar la presencia de Goma-2 ECO, se hizo uso en ella del argumento de la presencia de ftalatos, como si eso tuviera carácter probatorio.

Mas tarde supimos que los peritos explicaron en un vídeo, que fue ocultado a las partes y a la opinión pública, que los ftalatos no prueban nada por ser ubicuos, además se encontró DNT que es un componente que no existe en la Goma-2 ECO y sí en otros explosivos.

Quizás la opinión pública esté alucinando en silencio cuando se entera de estos hechos obstruccionistas sobre algo tan grave, pero con independencia de ese silencio, las ocultaciones y mentiras se perciben muy claramente y la V.O. está tan desacreditada como el propio juez Bermúdez.

¿Quién está promoviendo tanta ocultación?
Creo que muchos políticos tienen miedo a que este año el pueblo español demande la verdad del 11M en la calle con más fuerza que el año anterior.

Quizás por eso, ee ha organizado un acto para atacar la libertad de expresión de un medio de comunicación como «El Mundo» mediante la organización de una contra-manifestación por conocer la verdad del 11M.

Todo el mundo sabe que la línea editorial de «El Mundo» es de derechas y que el 11M fue politizado desde el comienzo, pero en un sector de la izquierda radical, aún no comprenden que esto no tiene nada que ver con las derechas. De hecho, el PP ni siquiera gobernando ahora con mayoría absoluta, está impidiendo los numerosos actos obstruccionistas por conocer la verdad del 11M.

Creo que por alguna oscura razón, el PP tienen tanto miedo a la verdad del 11M como lo tiene el PSOE. Así que la contra-manifestación de la izquierda les vendrá muy bien a ambos partidos.

Autorizada una concentración contra El Mundo para el 11M
Con el lema «Contra los siete años de mentiras en el diario El Mundo»

Carlos Garaeta.22.02.12. La Delegación del Gobierno de Madrid, ha autorizado a la Plataforma de las Clases Medias una concentración frente a la sede de Unidad Editorial, empresa editora de El Mundo, Marca, Telva y Expansión.

Con el lema «Contra los siete años de mentiras en el diario El Mundo» la Plataforma ha señalado en un comunicado que durante la concentración mostrarán “nuestra repulsa por la manipulación de los hechos acaecidos durante y después del atentando más sangriento sufrido por los españoles el día 11 de marzo».

Hay teorías que nada tienen que ver con ETA ni con Al Qaeda y explicarían estos miedos a la verdad por parte de ambos partidos. Una de tantas, sería un posible atentado con intervención de los servicios de inteligencia marroquí por motivo de venganza.

Zapatero llegó a decir que, para él, la recuperación de Perejil, llevada a cabo por el Ejército español por orden de Aznar, fue un error comparable a la intervención en Irak. Así, Zapatero colaboró en fomentar ese odio marroquí a España por la recuperación del islote y olvidó que Marruecos ya se anexionó el Sahara Occidental, empleando la fuerza, en contra de la legalidad internacional y en contra de la voluntad Española.

La teoría de la participación marroquí en el 11M es sólo una teoría de tantas, pero mientras no conozcamos que pasó realmente, ni el porqué de tanta mentira y ocultación por parte de los políticos, de los policías y de los jueces, no podremos descartarla. En cualquier caso, estamos ante una innegable situación ocultaciones masivas, por miedo a la verdad sea cual sea. Un miedo a la verdad que tanto el PP como el PSOE se han dedicado a cultivar durante estos años.

Lo han hecho quizás para tapar algunas vergüenzas propias. Yo sinceramente, ante tanta ocultación clamorosa, me pregunto si incluso el PP y el PSOE podrían haber pactado entre ellos en contra de las víctimas y así sería mucho más fácil dominar judicialmente todo el asunto, dada la falta absoluta de independencia de nuestras instituciones judiciales.

Conclusiones:
No sabemos a quien beneficiará el ataque a ‘El Mundo’ por su labor de investigación sobre el 11M.  Yo creo que beneficiará tanto al PP como al PSOE porque ambos han traicionado a la verdad y con ello a las víctimas que serán las perjudicadas.

Aquí, todos los partidos que llevan tiempo cerca del poder están completamente podridos.

Atacar la libertad de expresión es un acto al servicio de la involución totalitaria en un país donde ya carecemos de una democracia real.

11M una historia de asesinos pero también de mentirosos.

Demasiado políticos, y demasiados periodistas están ignorando la gravedad de lo que se ha ido descubriendo últimamente sobre el 11M en sede judicial.

Por otra parte, la gravedad de las acusaciones de ocultación de la verdad del 11M realizada por algunos periodistas comprometidos en que se esclarezca la verdad, no debería caer en saco roto.

Que una persona como Pedro J. Ramirez después de las gravísimas acusaciones que hizo en 2009, con su famoso Yo acuso, continúe en la misma línea, probablemente sea porque dice la verdad. De otra forma estaría en la cárcel por difamar con nombres y apellidos a 18 personas con importantes cargos públicos. Ante acusaciones tan graves quien calla otorga.

La justicia sigue su curso: 

La juez Coro Cillán ha tenido que superar toda clase de intentos de entorpecer el juicio contra Juan Jesús Sánchez Manzano.

Recordemos que Rubalcaba mereció el ultimátum de la juez Coro Cillán después de ignorar la peticiones de la juez durante un año. Esto es un echo que a mí me repugna y que me predispone a pensar muy mal de este tipejo siniestro que aparece enredado en otros turbios asuntos como el GAL y el Faisán.

Por otro lado, nos enteramos hace días de que intentaban desprestigiar a la juez para evitar que siga adelante.

La juez del 11-M no cede frente a la trama que busca desprestigiarla y cita a dos testigos
Llama a declarar a los expertos en explosivos que se reunieron ‘en secreto’ con Manzano el día de los atentados. Nunca se levantó acta de aquel encuentro, en el que los policías determinaron el hallazgo de Goma 2 ECO.

Ya tenemos el resultado de esta diligencia, y resulta que dejan a Juan Jesús Sánchez Manzano por mentiroso.

Dos testigos destapan otra mentira clave de Manzano
El ex jefe de los Tedax dijo ante el Tribunal que los técnicos de Maxam identificaron el 11-M un resto de cartucho como Goma 2 ECO / Ayer declararon que sólo les mostraron detonadores

Más y más mentiras y ocultaciones:

Lo que más me preocupa es que por los motivos que sean, hay cantidad de gente con cargos importantes que han colaborado en ocultar una verdad que aún desconocemos.

Esas manipulaciones  no han parado. El motivo de todo ello puede que lo apuntara el propio juez Gómez Bermúdez según se desprende de lo relatado por Inmaculada Castilla de Cortázar:  Gómez Bermúdez, sobre el 11-M: «Hay cosas tan graves que es mejor que no se sepan» Es surrealista que un juez diga esa barbaridad. De ser cierto ¿Quién coño se ha creído que es para decir algo así?

La destrucción de pruebas no es algo del pasado. Algo pudo quedar en la chatarrería que custodió los restos de los trenes porque …

Un incendio destruye la chatarrería que custodió los trenes que explotaron el 11-M

J. Cordero y J. Molina. El siniestro se produce cuando la juez Coro Cillán trata de averiguar quién ordenó desguazar los vagones que explotaron. La Fiscalía se opone a esta investigación.
Las polémicas en torno a los atentados del 11-M parecen no tener fin. El pasado lunes, alrededor de las 21 horas, comenzó un incendio en la planta fragmentadora Reyfra, situada en la localidad madrileña de San Martín de la Vega. El fuego se mantuvo activo durante las 11 horas siguientes y provocó la quema de 200 toneladas de chatarra.

Conclusiones:

La lista de Pedro J. Ramirez del yo acuso que referí antes es larga (Entre peritos, jueces y mandos de las fuerzas de seguridad del estado suman 18), pero es una lista que habría que actualizarla para añadir más nombres a la infamia de la mayor mentira de la historia de España.

Es una historia manchada con la sangre del peor atentado en Europa, y fue un atentado totalmente indiscriminado.

Todos íbamos en esos trenes y los asesinos siguen libres gracias a una legión de mentirosos gilipollas que según parece creen que la verdad es inaceptable.

Lo inaceptable es la mentira porque protege a los asesinos.

 

Página 1 de 4

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén