Negacionismo. Un pecado de juventud. (relato breve)


Año 2068: La última operación para establecer una colonia permanente en Marte acaba de fracasar. Allí en Marte la estación había quedado destruida por la violenta tormenta de hace 3 años. Acababa de confirmarlo la sonda Diana III. Las fotografías no dejaban lugar a dudas.

– ¡Escuchad! ¡Mirad las noticias! ¡Mirad las últimas fotos enviadas por la Diana III! – dijo Alejandro que estaba cómodamente asentado en su sofá viendo la televisión.

– ¡Ya! hace tres horas era la comidilla en Internet. – dijo su nieto Luis, un joven de 23 años.

-¿ Te pasa algo? – preguntó el anciano.

Luis hizo un gesto desdeñoso y se fue para su cuarto. Nunca lo había visto así. En aquella casa vivían hacinados varias generaciones. En total eran nueve personas y la situación de todos ellos era pésima. Vivían de recolectar, mendigar y de organizar algún robo que otro.  Eran supervivientes de una civilización que se estaba desmoronando, por la dureza climática, por el paro, y por el salvaje aumento de la delincuencia. Los gobiernos brillaban por su ausencia. El último gobierno que se intentó instaurar duró sólo dos meses y terminó en la hoguera como los anteriores. Los barrios eran controlados por bandas y grupos paramilitares.

-¿Qué le pasa a tu hijo? -preguntó el anciano.

-No lo sé ni me importa- refunfuñó el cabeza de familia, Andrés, de 45 años;  sacando unos botes de conserva de un saco.

-¿Comida? ¿De dónde la has sacado?

-Se la quité a uno que ya no sufrirá más. -dijo mientras limpiaba su pistola.

-Parece que estáis todos de mala leche hoy.

-¡Luis! Ven pacá inmediatamente.

-Déjale, no hace falta, sólo era curiosidad.

-¿Qué pasa? – exclamó Luis.

-Dice tu abuelo que le has hecho un mal gesto.

-¡Que se joda el muy cabrón! Vino hace un año y mírale cómo se ha acomodado el muy cabrón.

-¿Qué? No tienes vergüenza, si tuviera un techo donde cobijarme no estaría aquí.

-Hoy he entrado en un curioso sitio de Internet que tiene una especie de repositorio de antiguos Blogs, ¿y a que no sabes qué es lo que me he encontrado?

-No tengo ni idea.

-Aquí el abuelo era de los que negaban el cambio climático.

-¿Un negacionista? ¿Es cierto eso, padre?

-Bueno, eran otros tiempos y…

-Abuelo, ese Blog que encontré era de de 2010 y en aquel entonces el consenso científico ya era considerable.

-No lo creas, fue en 2030 cuando …

-Y una puta mierda para ti, abuelo – insistió el nieto.

-¡Tú le has escuchado? – inquirió Alejandro tembloroso mirando a su padre mientras limpiaba impasible su arma.

-El último año en el cual el cambio climático podría haber sido detenido fue según se sabe ahora en el 2006, y ahora ya la esperanza es nula, vamos a morir todos.- respondió.

-Bueno, eso es lo que se sabe ahora, pero entonces…

– Padre, no das un palo al agua, y ahora sabemos que fuiste un negacionista durante la década más decisiva de la humanidad, y por ello merecerías la suerte de otros negacionistas. Será mejor que no lea lo que escribiste porque tengo miedo de mí mismo. Me están dando ganas de denunciarte.

-Eres un animal y un desagradecido. Fue un pecado de juventud. Eres un mal hijo. ¿Serás capaz de quemarme vivo como a los presidiarios víctimas de la sangrienta revolución del 43?

-No seré yo quien te juzgue ni quien te delate, eres mi padre y ahora me avergüenzo de ti,  tu generación es la culpable de que los políticos no hicieran nada. El resultado es  que en los diez últimos años la población mundial se ha reducido a la octava parte por culpa de toda clase de calamidades dantescas. El clima nos ha dejado si alimentos y sin …

-¿Me estás culpando a mí de todos los males del planeta? ¡Vete a la mierda!

Su nieto Luis y su padre se miraron en silencio.

-¡Sí! Te culpo de todos los males del planeta, y en particular de los nuestros. ¿Crees que tu ignorancia y tu juventud de entonces te excusan de algo? Animaste a que no se tomaran medidas por si acaso el cambio climático no era cierto-. ¿Acaso te volviste loco?

-No fui el único que se equivocó.

-¿Y ahora qué? A mí nunca me dijiste nada. La humanidad en aquella década necesitó tomar una decisión que gracias a personas como tú nunca llegó. Continuasteis como si no pasara nada. Nos condenasteis. Nos asesinasteis.

-Eres más rencoroso que un gato capado. Maldito hijo de …

-Padre, no es un buen día para aguantar desplantes, acabo de enterarme de que seguramente no duraremos más de un mes en esta ciudad, y ya sabes lo arriesgado que es intentar colarse en alguna ciudad mejor. Nuestra ciudad va a ser la siguiente en venirse abajo. La ciudad está casi muerta. Hemos estado sobreviviendo con fuertes restricciones de suministro de agua. Dicen que ahora sólo van a dar suministro de agua una hora al día. Un agua que ni siquiera es potable y que tenemos que tratar en nuestras casas para potabilizarla.

-¿Qué quieres que yo haga?

-Ahora ya nada. Tienes con nosotros y con el mundo una deuda que no puedes pagar.  Tienes suerte de que no dieron con el rastro de tu antiguo Blog en 2043, porque te habrían arrestado y ya sabes lo que pasó luego en las cárceles de todo el país.

-No veo que la gente sienta mucha vergüenza por esas bárbaras ejecuciones. Los quemaron en sus celdas.

-Esas barbaridades vinieron después de miles de millones de muertes por hambre.  Los océanos están ahora casi muertos. La tierra tampoco produce.  La selva amazónica… ¿Te acuerdas de la selva amazónica? pues hace años que está desaparecida.  Sólo en el polo sur queda algo de hielo permanente y no será por mucho tiempo. Nosotros para sobrevivir ya hemos comido alguna vez ratas y sabemos que éstas se alimentan de cadáveres humanos. Ahora la muerte y la violencia se han convertido en rutina gracias a vuestra estúpida ceguera negacionista. No hay futuro porque gente como tú lo mató. Esa ha sido vuestra herencia.

-Todavía hay lugares en los cuales se puede vivir bastante bien.  La zona verde continua emitiendo televisión, y manteniendo algunos satélites en funcionamiento. Gracias a ella tenemos Internet. No les falta de nada a los cabrones, podríamos ir allí. Incluso las casas tienen aire acondicionado.

-¿Estás loco? Los pocos reductos habitables del planeta como ese están fuertemente defendidos.  En la zona verde antes usaban energía hidroeléctrica y ahora usan energía nuclear.  Hay nuevas fronteras en las cuales todos los días la gente muere a miles intentando cruzarlas.  Cuando yo era niño recuerdo que llamaban a la zona verde los «Grandes Lagos». Ahora son lagos pequeños estacionales que continúan menguando año tras año.  Parece que se secarán totalmente dentro de 5 años y será el fin de la zona verde. Les quedan sólo 5 años a esos cabrones. No merece la pena ir hasta allí para que te acribillen.  Tienen un sistema defensivo inexpugnable.

-Al menos nosotros estamos juntos.

-Eso es cierto padre, y continuaremos juntos y unidos hasta el final porque somos una familia y eso es lo que hacen las familias, ¿pero crees que los últimos días de mi asquerosa vida y la de mi familia, me apetece compartirlos con un negacionista?

-No hables así a tu padre.

-Un padre negacionista. Tú y los demás jugasteis irresponsablemente con el futuro del planeta y perdisteis.

Alejandro  se dio cuenta de que sus canas ya no serían respetadas en su propia casa y lloró amargamente en su cómodo sillón. Sabía que el burro de su hijo tenía razón. Quiso pedirle perdón pero no pudo. Ya era demasiado tarde incluso para eso.  No había la menor esperanza para nadie. Se sabía que el planeta estaba sentenciado desde hacía varios años, y a él y a los suyos les estaba llegando el turno. Todos lo tenían asumido desde hace tiempo menos él, pero ahora lo tenía claro. Entraba el verano con furia implacable, el final llegaba y todos sabían que no sería nada agradable.


PD 19-en-2010:

El negacionismo en esta historia alude a la responsabilidad individual de cada uno de nosotros, como impulsores de un estado de opinión pública negando hechos que han sidos suficientemente contrastados. Famoso es el caso del primo de Rajoy que en sus argumentos confundía meteorología con climatología trasladando una opinión erronea a la opinión pública por boca de un lider político que podría algún día llegar a tener oportunidad de gobernar y dejarse llevar por informaciones falsas.  La desinformación no es solo una cuestión de blogers incultos ávidos de crear polémicas irresponsables. Estas responsabilidad alcanzan también y de forma muy especial a los profesionales de la información.  Leo en menéame lo siguiente:

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) muestra la falsedad de una noticia publicada en Libertad Digital hace unos días y en la que decían: «Datos de la AEMET: La temperatura en España no ha subido en 70 años». Aquí esta el correo que ha enviado la AEMET a la asociación Globalízate.

La AEMET desmiente una noticia de Libertad Digital



Share

Esta entrada fue publicada en Cambio climático, Ciencia ficción, Medio-ambiente, Relato breve., Todos los artículos y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *