¿La irreversibilidad del cambio climático ya es un hecho?

Los glaciares del Éverest evidencian la gravedad del cambio climático.

Los glaciares del Éverest evidencian la gravedad del cambio climático.

Ya he hablado sobre el tipo de consenso científico que existe sobre el cambio climático. Debido a las intoxicaciones continuas sobre estos temas, mucha gente se agarra como a un clavo ardiente a la versión más optimista. Por desgracia,  no parece ser la versión acertada,  las evidencias son cada vez más demoledoras. ¿Existe consenso científico sobre el origen antropogénico del cambio climático?

Ya estamos en condiciones de afirmar que dentro de 50 años las consecuencias del cambio climático afectarán muy duramente al ser humano, y que este no será reversible.

El artículo de “Nature” del que todo el mundo habla (o casi)

Tres semanas atrás se publicó en el número 486 “Nature” un artículo titulado “Approaching a state shift in earth’s biosphere. Sinceramente, si la temática ambiental, energética y social son de su interés no debería perdérselo.

La evidencia ya tumbó al primer gran escéptico Bjorn Lomborg. Véase: El cambio climático ya es evidente. (2010-09-01 08:49:41)

Desde que Al Gore En verano de 2006, lanzó el documental Una verdad incómoda, se han ido sucediendo distintas fases de negación de la realidad.

  1. Primero se dudó incluso de que existiera un auténtico cambio climático. Algunos negaron el calentamiento global e incluso afirmaron que el planeta se estaba enfriando.
  2. Después se dudó que el cambio climático fuera antropogénico.
  3. Por último, se piensa que aunque se produzca el cambio climático, todo tendrá solución. Se confía en la capacidad de adaptación del ser humano. En la actualidad no existe excesiva inquietud social relativa a estar enfrentándonos a un problema dramático de consecuencias irreversibles para el clima y para el ser humano. Lo que más nos preocupa es el corto plazo y en particular la crisis económica.
Dependemos de los políticos, pero estos no piensan jamás en términos de prevención de desastres porque eso no da votos.
Incluso políticos negacionistas como Aznar han tomado posiciones en organizaciones que intentan vender la adaptación como una oportunidad de generar riqueza en infraestructuras de adaptación al cambio climático.
Todo esto se afirma sin tener ni remota idea de cual será el balance del cambio climático ni cual será el nuevo punto de equilibrio. ¿En que valores de temperatura media se volverá a alcanzar un nuevo equilibrio?
¿Dónde estamos y a dónde vamos?:
Las consideraciones más optimistas estiman que la temperatura subirá cinco grados durante el presente siglo.  Esto representará un endurecimiento de las condiciones de vida insuperables en amplias regiones del planeta.
El hielo de Groenlandia tuvo una pérdida de 240 gigatoneladas de hielo entre 2002 y 2011; lo cual se corresponde con el aumento del nivel del mar de 7 centímetros en el mencionado periodo.
El número de grandes desastres naturales se ha triplicado desde la década de 1960, y se da la circunstancia de que el  35-40 % de las peores catástrofes han sido relacionadas con el cambio climático. En otras palabras, ya lo estamos padeciendo. El coste del cambio climático recaerá en un 80% sobre los países más pobres.
El 70% de la población africana que depende de la agricultura de secano para su subsistencia no sobreviviría a un aumento de cinco grados de la temperatura media.
Las regiones más castigadas por el cambio climático serán el origen de importantes emigraciones humanas a regiones más frescas y se convertirán en un problema humano de primera magnitud. 
La banquisa (mar de hielo) en la región ártica no es solo un efecto del calentamiento global sino que tiene un valor importante en el mantenimiento del clima debido a su albedo (reflectividad). El deshielo de esta banquisa puede exacerbar el calentamiento global debido a la realimentación positiva. Este no es el único factor de realimentación positiva que contribuye a la inestabilidad climática: La acidificación del mar afecta a su capacidad para fija CO2 y la aceleración de la descomposición de materia orgánica por efecto del calor produce metano con un efecto invernadero superior al CO2.
El retroceso de los glaciares es un fenómeno muy grave y que está ocurriendo en todas partes. Esto conlleva la pérdida de la disponibilidad de agua dulce y el aumento del nivel del mar.
Se calcula que dos mil millones de personas dependen, del agua almacenada en los glaciares del Himalaya y para describir la situación de estos una imagen vale más que mil palabras. La imagen de cabecera lo dice todo.
Recordemos que todo ello es consecuencia del consumo masivo de combustibles fósiles y que estos se agotarán aproximadamente en 50 años. 

Share

Esta entrada fue publicada en Medio-ambiente y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *