¿Hay que elegir necesariamente entre lo malo y lo peor? #nolesvotes

Vengo diciendo desde hace varios años que PP y PSOE son dos partidos invotables. Estamos viendo las barbaridades que está haciendo el PP en materia de recortes.

Han empezado por recortar los servicios más imprescindibles a los ciudadanos (sanidad y educación). Esto lo ha hecho sin recortar montones de pequeñas partidas superfluas e incluso injustas y caras. Claramente el insoportable peso de esta crisis va a recaer una vez más sobre las clases más desfavorecidas y va a salir gratis a los culpables de la misma.

Más de dos millones de niños en España viven por debajo del umbral de la pobreza y son el colectivo más afectado por la crisis económica.

Esto es algo tan grave, que resulta indecente ver al PSOE ahora sacar pecho y frotándose las manos por los fracasos del PP y acusándole de todos los males de la situación actual. Me resulta ofensivo que el PSOE quiera sacar tajada de esta situación y nos trate como a idiotas con memoria de pez.

El partido popular tiene un vídeo con fragmentos del debate entre el ministro Solbes y el señor Pizarro. Este último fue profético.

Ese debate lo perdió por goleada el señor Pizarro acusado entonces de catastrofista. Sí, sí de catastrofista. En realidad fue un acertadísimo profeta.

Muchos no quisieron creer nada de lo que Pizarro dijo, pero no solo resultó cierto sino que en mi opinión se quedó muy corto a la vista de de lo que estamos descubriendo.

Olvidar las claves de esta crisis sería el abono perfecto para la siguiente crisis.

Me parece clave saber que la tragedia ya se mascaba seis años antes mientras nos vendían las excelencias de nuestra solvencia financiera. Recomiendo leer la Carta de los inspectores del BE a Pedro Solbes en 2006

La temeridad de tanta ocultación no ha salido gratis salvo a los que la cometieron. Todos han salido muy beneficiados después de cometer ese eufemismo que llaman «errores de gestión». Yo dudo en calificarlo como estafa o como negligencia criminal.

En el siguiente video: Bancos culpables rescatados entre otras cosas nos enteramos de la lista interminable de políticos que se han forrado ocupando puestos en consejerías de cajas de ahorros en las que han llevado a la entidad a una situación de insolvencia para luego tener que rescatarlas con dinero público. La alianza del mundo financiero con los políticos ha sido brutal. Proyectos ruinosos como Terramítica, aeropuertos fracasados, proyectos urbanísticos como Polaris world en Murcia, o Martinsa Fadesa en Galicia y otros megraproyectos carísimos y con un resultado ruinoso para las cajas y para el estado pero que dejaron importantes beneficios a sus promotores políticos.

Las cajas además financiaron con créditos blando a los partidos políticos. Son todos ellos proyectos que consisten en disponer de cantidades enormes de fondos para ganar elecciones o para dejar seco el pozo del dinero antes de que el adversario político les arrebate el poder. No solo han desahuciado a familias sin recursos sino que las han endosado unas deudas que no podrán saldar jamás. Todo ello contrasta con los sueldos, blindajes y pensiones vitalicias millonarias de los consejeros de las cajas que muchos de ellos no tenía ni idea de finanzas. PP y PSOE no pueden arreglarlo porque son la parte principal del problema.

Rajoy ahora lo está haciendo fatal, pero las mentiras socialistas sobre la situación real en España con la complicidad del gobernador del banco de España nos impidieron reaccionar a tiempo para evitar lo que ahora estamos padeciendo.  No pretendo defender a nadie, pero Zapatero tomó las riendas del país en una situación muy diferente de la que ha tenido que hacer frente Rajoy.

La crisis en España llegó más tarde y con más fuerza porque estuvimos mintiendo sobre nuestra situación real y hemos empezado a tomar medidas cuando se vieron incapaces de continuar ocultando el desastre.

Pese a las barbaridades que está haciendo ahora Rajoy, lo único que importa en esta situación no es evitar lo malo, sino lo peor porque la situación es muy mala.

Nada de lo que ha hecho Rajoy ha infundido confianza en los mercados. Sus intentos de transparencia se han quedado a medias y han permitido destapar nuevas y dolorosas mentiras sobre la gravedad de la situación financiera española.

Una frase de Pizarro es que la crisis es cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer. Para mí lo viejo es el bipartito PP-PSOE y el sistema antidemocrático que entre ambos han construido en España.

Señores del PP y señores del PSOE, mientras no vea la cárcel llena de amigos sinvergüenzas suyos  no tendrán la confianza de los ciudadanos y no solo eso. El hambre empieza a apretar y están ustedes jugando con el fuego de la condescendencia y de la impunidad para sus amigotes.

Si buscan el límite de la paciencia de la ciudadanía con tanta insistencia, podrían llegar a encontrarlo.

 

 

 

 

 

Share

Esta entrada fue publicada en Economía, Internet, Justicia, Política y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *