Graves incoherencias de Enrique Dans en temas de libertades en Internet

Enrique siempre ha sido un defensor de las libertades en Internet, pero en mi opinión, más de boquilla que otra cosa, porque le falta coherencia. En realidad, siempre defendió a una parte muy importante de los culpables de esos abusos. Me refiero a ciertos lobbies tecnológicos. Le reconozco haber perseguido los abusos de los lobbies de la propiedad intelectual, pero hay muchos otros lobbies tan dañinos o más que no solo no atacó sino que los defendió.

Además este defensor de las libertades, que califica a los que banean como idiotas, me tiene baneado desde hace tiempo y no soy el único. Yo desde que me baneó le premio regalándole mis artículos en este blog y en ellos incluyo enlaces a los posts que critico.

Lo hago así porque no puedo comentar donde sería lógico hacerlo y porque me gusta que la gente pueda evaluar lo que digo sobre Enrique Dans en la fuente original para que aprecien todo el contexto de lo que refiero. Sobre el baneo no voy a insistir,  ya me pronuncié anteriormente en: Edans persiste en sus errores, y añade alguno nuevo.

La responsabilidad de un poderoso influencer

Sigo pensando que sus errores tienen consecuencias bastante negativas por ser un gran influencer en tecnología. La inconsistencia de sus ideas a las que ahora me refiero tienen que ver con un tipo de entusiasmo tecnológico que enfoca demasiado en fomentar el consumo de la tecnología a gran escala y que le hace disculpar prácticas infames de las multinacionales tecnológicas más poderosas y que producen y comercializan estas maravillas tecnológicas.

Me refiero a las nefastas y cansinas opiniones de Enrique Dans sobre temas de evasión fiscal por parte de las grandes empresa, por ejemplo cuando dice: “El problema de Europa no son las empresas norteamericanas y sus prácticas, sino el hecho de que Holanda, Irlanda, Isla de Man, Jersey, Liechtenstein o Luxemburgo, entre otros países utilizados activamente como paraísos fiscales, hagan lo que les da la real gana y utilicen activamente estrategias fiscales agresivas para atraer inversión.” Para ver su artículo completo: https://www.enriquedans.com/2016/08/el-desastre-fiscal-europeo.html

Se trata una falacia de falso dilema evidente y de proporciones planetarias. ¿Hace falta explicarlo?

¡ Las responsabilidades de los paraísos fiscales no suprimen la responsabilidad de aquellos que los usan !

Es más, ambas partes actúan como socios y lo hacen en contra del interés general porque van en contra de la gran mayoría de los contribuyentes a nivel Global. Ello agrava el gran problema del diferencial de riqueza que ha provocado tal desequilibrio de poder, que ha dejado convertido a todas las democracias en esclavas de las multinacionales y de los grandes lobbies  y a nuestro planeta en un estercolero y a las economías en insostenibles.

El diferencial de riqueza como instrumento de poder

Somos el 99% es una lema político usado inicialmente por el movimiento Occupy Wall Street y extendido por numerosos países del mundo para indicar la existencia de una minoría que es la que está tomando las decisiones económicas, políticas y sociales en contra de los intereses de inmensa mayoría de la población en todo el mundo. (según algunos autores dicha minoría es el 1%, para otros el 0,1% y para autores como Ari Berman el 0,0000063%.)

En cualquier caso, se trata de un hecho gravísimo y las consecuencias de defender a estos poderosos destructores de las libertades que roban a manos llenas, no se puede consentir y en Enrique tienen a un poderoso influencer cegado por el brillo de la tecnología y que no ve más allá de sus narices y que les hace la pelota.

No es cuestión de ideas sino de sentido común

Yo no soy un neoludita, no odio la tecnología, todo lo contrario, soy informático y biólogo. Me gusta la programación y me encanta tanto la ciencia como la tecnología. Solo debemos aprender a usarla mejor.

Tampoco soy un anticapitalista. Me identifico dentro de ese 99% que vive doblegado por ese escaso 1% y para ser coherente con ello, soy plenamente consciente de que en ese 99% están necesariamente no solo las pequeñas empresas, sino también todas las medianas, una parte importante de las grandes empresas. Todas ellas generan empleo. Todas ellas luchan por competir en clara situación de desventaja contra las tramposas multinacionales, que no solo abusan de su posición sino que compran voluntades políticas y evaden sus obligaciones fiscales.

No tiene ni pies ni cabeza es que las multinacionales y los poderosos lobbies industriales y financieros tengan tantísimo poder como para gobernar el mundo y destrozarlo con sus mezquinos intereses. Lo hacen aumentando en todo lo posible el diferencial de riqueza y escapando a todo tipo de control político y fiscal merced a toda clase de abusos y artimañas. Para ello ya han provocado ya unas cuantas crisis. No se puede disculpar el menor de los abusos porque seguirán otros mayores y en eso estamos ahora. La neutralidad de la red en peligro es una locura.

Para que el mal triunfe…

Resulta que ahora Enrique se rasga las vestiduras ante las perspectivas de pérdida de libertades tan brutal en Internet, pero es que su ceguera tiene bastante culpa de estas cosas finalmente ocurran por más que él mismo venga avisando desde hace tiempo. Ahora, aún seducido por el brillo de las empresas tecnológicas, se pregunta lo siguiente: Internet: ¿fue bonito mientras duró?

Me parece tan triste, que no tengo palabras, porque un tipo como Enrique podría haber sido alguien muy valioso a la hora de combatir este tipo de abusos contra los intereses generales. Enrique no sabe quién es el enemigo de los intereses generales y de las libertades en Internet y ahora se limitar a lamentar las tristes consecuencias pero  permanecerá siendo parte del problema cuando podría haber sido parte importante de la solución.

En el título de su libro “Todo va a cambiar” Enrique debió añadir, ‘ … y para mal y con ayuda de mi ceguera’.

La pérdida de la neutralidad de la red es un fracaso de todos nosotros pero algunos, que podrían haber hecho mucho, han estado ciegos o lo que es peor, quizás han preferido mirar a otra parte por motivos profesionales.

Share

Esta entrada fue publicada en Todos los artículos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a Graves incoherencias de Enrique Dans en temas de libertades en Internet

  1. Miguel dijo:

    Corres el peligro de obsesionarte con E. Dans, amigo Antonio. Es muy cierto que estamos ante una persona que no siempre reconoce errores y que además veta a quien le critica. Pero creo que ya está bastante claro el tema de ED. No merece la pena acaparar todo el blog con “esto” y “aquello”. Cada uno tiene sus debilidades y el de Dans ya está marcado.

  2. Miguel dijo:

    Por cierto, a ver si tienes un rato y escribes algo sobre la FCC. Como bien sabes, ha eliminado la regulación que protegía la neutralidad de la red en EE.UU.

  3. Antonio Castro dijo:

    Gracias Miguel. Te comento. Escribo sobre Edans menos de lo que me apetece, por falta de tiempo y tengo este Blog casi abandonado.

    Creo que la cuestión es si merece la pena o no dedicarle tanta atención. En mi opinión, es un tipo con una capacidad de trabajo brutal y sus contenidos son referencia para muchas personas. Lee mucho sobre cantidad de temas tecnológicos y está muy puesto, pero los asuntos en los que suele fallar son siempre los mismos, y son asuntos que tienen relación con la deriva de la calidad de vida en las sociedades modernas por el desequilibrio de poder tan tremendo que existe en nuestras sociedades. Son temas demasiado importantes como para dejarlos correr. Esta atención que le dedico me quita un tiempo valioso que necesito para mis propios asuntos.

    La Comisión Federal de Comunicaciones ha traicionado el interés general a favor de los grandes operadores que serán los más beneficiados. En el mundo de los negocios no se hacen favores gratis.

    A unos 30 minutos de Washington D.C, el Data Center Alley concentra más del 70 % del tráfico mundial de la Red en el mayor despliegue de centros de datos del mundo
    https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2017-12-07/mayor-centro-de-datos-del-mundo_1488693/

    En otras palabras. Estamos jodidos.

    En el momento que estos poderosos data centers pongan sus condiciones, muchos las aceptaran, en primer lugar porque lo harán inicialmente de forma muy suave y en segundo lugar porque les permitirá ganar más dinero. El problema es que con ello quedas preso y poco a poco estas grandes operadoras irán captando la mayor parte de los beneficios generados en la red. Lo que no genera beneficios medibles en dólares es el intercambio de información sin afán de lucro así que todo eso, que es lo más valioso de Internet será, asfixiado paulatinamente por estos operadores.

    Un drama que obedece a las mismas causas que la incapacidad para combatir el Cambio Climático. La voluntad de los políticos está cautiva de los grandes poderes industriales y financieros.

    Cuando surgió el caso Volkswagen, Enrique Dans defendió en su blog que no estamos ante un problema generalizado sino ante un problema de Volkswagen, e insistió durante varios artículos, pese a que se detectaron muchas trampas de ese tipo en la industria del automóvil cosa que ya comenté poniendo abundantes referencias.

    Todo lo que estoy haciendo es intentar que Enrique Dans cambie el chip. Que se quite la venda de los ojos. Que vea los desastres irreversibles que están ocurriendo y que reconozca que las estrategias insostenibles y egoístas de las grandes multinacionales van camino de destruirlo todo y a este paso lo harán mucho antes de que tengamos la capacidad de colonizar un nuevo planeta donde la humanidad pueda dejar atrás lo peor de sí misma.

    Lo que a mí me tiene obsesionado no es Edans, sino la deriva económica política y social totalmente insostenible que el mundo del gran capital está provocando. Me refiero solo a ese 1% que está en la cima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *