El papa Francisco: Cuestiones de forma y cuestiones de fondo sobre la homosexualidad.

El papa Francisco, ha sorprendido con unas declaraciones que para algunos son indicativas de cambio. Concretamente ha afirmado lo siguiente:

«Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para criticarlo? El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy bella. Dice que no se debe marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad».

Para empezar, lo de «de forma muy bella» es purito almibar. Yo lo veo como una cuestión de forma más que como una cuestión de fondo. El papa Benedicto XIV era más directo, más arrogante, más beligerante, más provocador. El papa Francisco me parece más… ¿diplomático?, ¿almibarado?, ¿hipócrita quizás?… El tiempo lo dirá, pero no hay nada que indique que la ideología de La Iglesia ha variado significativamente.

Yo no veo un cambio de fondo. Veo la misma ambigüedad calculada y la misma hipocresía de toda la vida, ya que  el daño que generan contra determinados colectivos es algo que las altas  jerarquías de La Iglesia procuran generalmente de forma muy sutil y edulcorada.

La postura de La Iglesia en relación a los homosexuales sigue las normas morales derivadas de su interpretación de las Sagradas Escrituras. Estas condenan los actos homosexuales e invitan a quienes poseen tendencias homosexuales a la continencia. También sugieren  a los demás a acogerlos con respeto, compasión y delicadeza…, salvo cuando deciden aplicar una vuelta de tuerca.

La Iglesia ha declarado alguna vez que los «deseos» homosexuales no son necesariamente pecaminosas en sí mismos, pero siempre los calificó de desviaciónes enfermizas antinaturales y otras veces directamente las calificó de pecaminosas.

Consideran los deseos homosexuales como  tentaciones que deben de ser superadas por el que las sufre, pero también asumen que el que cede a la tentación sufrirá algún castigo por su pecado. La Iglesia Católica oficialmente se ha mostrado opuesta a la persecución y la violencia contra ellos, pero los considera o bien pecadores (dependiendo de que cedan a sus supuestamente bajos instintos) o bien meramente desviados. Por desviación entienden una tendencia antinatural en el comportamiento humano que debe ser corregida.

Todo ello ha sido sufrido por el colectivo homosexual bajo veinte siglos de dominación católica pura y dura, sobre todo en toda Europa. Esto ha conformado un enrrarecido ambiente social para el colectivo homosexual, que así pues ha sido tradicionalmente percibido como socialmente dañino.

La Iglesia procura no actuar directamente contra ellos y se limita a situarles a los pies de los caballos, al tiempo que hipócritamente pide benevolencia para ellos sabedora de que algunos de sus fieles más fanáticos harán el resto sin apenas oposición social.

Esto es así salvo cuando deciden aprovechar los ambientes enrarecidos que ellos mismos han creado para pasar a la acción, impulsando legislaciones retrógradas en países proclives a ello:

El 2 de julio de 2009, la Corte de Nueva Delhi derogó la ley que consideraba ilegal todo acto homosexual. Los jueces sentenciaron que se debía de respetar a los homosexuales. Pero esta sentencia sólo es aplicable en Nueva Delhi. La Iglesia ha tenido mucho que ver en el trato que reciben los homosexuales en La India y continua teniendo mucho que ver en ello ya que se pronunció en sentido de continuar penalizando la homosexualidad.

La iglesia católica y líderes musulmanes también se oponen a que la India despenalice la homosexualidad

Gracias a La Iglesia la homosexualidad en India continua siendo un tabú social y gubernamental. Pensar que La Iglesia está cambiando es puro voluntarismo.

El Vaticano aún no ha firmado la Declaración Universal de Derechos Humanos y solo ha suscrito 10 de los 103 convenciones internacionales existentes, que reconocen y amparan los Derechos Humanos.

La Iglesia parece tener nostalgia de los tiempos de su omnímodo poder. Me refiero a los tiempos de la inquisición que conviene no olvidar, porque el fin del retrogradismo actual es exactamente ese.

La Iglesia con sus castigos es una fabrica mártires generalmente anónimos, pero históricamente algunos han tenido cierta relevancia.

Juana de Arco fue quemada viva en Rúan, los clérigos la condenaron por herejía. Según diversos testigos presenciales del juicio, fueron sometidos a multitud de correcciones por orden del obispo Cauchon, así como a la introducción de datos falsos. Finalmente, después de algunas revisiones, en 1909 fue beatificada y posteriormente declarada santa en 1920 por el Papa Benedicto XV.

Hubo a lo largo de la historia muchísimos supuestos herejes que fueron tratados como tales por la inquisición. No en vano se han manejado una cincuentena de diferentes categorías distintas de herejía, y todo ello obedece a La necesidad de la Iglesia de emitir juicios morales y de procurar castigos. Ahora La Iglesia ha perdido mucho poder para castigar, pero dentro de sus limitaciones continúa haciéndolo o procurando hipócritamente que otros lo hagan por ella. Les basta con sembrar la homofobia. A su vez las conferencias episcopales de otros países harán lo propio obedeciendo a su líder.

Mientras el Vaticano no firme la carta de la declaración de los derechos humanos, su moralidad ha de ser puesta en entredicho.

 

 

 

Share

Esta entrada fue publicada en Ateismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a El papa Francisco: Cuestiones de forma y cuestiones de fondo sobre la homosexualidad.

  1. Nemo dijo:

    No hay mejores y peores, todos son iguales de monstruosos, Antonio. No por llevar una sotana ya son peores. Cuando usted se refiere a la Santa Iglesia, doy por entendido que hace referencia a la Iglesia Católica que es a la que gusta atizar. Pues bien, en Holanda son protestantes, no Católicos, en Estados Unidos son protestantes, no Católicos, en Canadá son protestantes, no Católicos y en esos países ha habido cientos de casos de abusos a menores. Saludos.

  2. Antonio Castro dijo:

    Las autoridades eclesiastas, son retrógradas por naturaleza. Critico más a tos católicos porque varias razones:
    1) Es la que conozco mejor.
    2) La mitad de los cristianos son católicos y tienen mucho poder.
    3) Tienen un estado propio y una potencia económica muy fuerte que se sustancia en una corrupta banca Vaticana.

    Pero es no significa que no critique a otras religiones. Tal y como acabo de decir todas ellas son retrógradas, ademas de falsas, fanáticas y estupidizantes.

    Es una pérdida de tiempo discutir de cualquier cosa una persona que da por cierto verdades extraordinarias pretendidamente trascendentes sin necesidad de probar absolutamente nada. Tienden a minimizar y disculpar la importancia de ciertos hechos gravísimos. Si quiere discutir hágalo con los miembros de su rebaño. A mí no me tome por borrego.

  3. Carlos Olmo dijo:

    Desconocía la escalofriante historia de los huérfanos de Duplessis. Sabes algo al respecto compañero? si eran niños sanos sin antecedentes de enfermedad mental…por qué fueron enviados a instituciones mentales? La larga lista de horrores de la Iglesia católica es infinita.

  4. Santiago dijo:

    Pues a mi me encanta el papa….

    Siento disentir Antonio.

    Me gusta el nuevo Papa. Creo en la Iglesia. Soy un buen católico apostólico y romano y creo en el Papa, el jesuita. Yo cada vez que paso por una calle con una iglesia entro y tomo agua bendita, y me quedo muy confortado.

    Además, me gusta mi cultura católica que por años ha servido a España dignamente y para bien. El Papa Francisco tiene los corazones de todos nosotros.

    Un saludo, y próspero año 2014.

  5. Antonio Castro dijo:

    Santiago, para ser justo, no me apetece cargar las tintas contra un papa que parece estar decidido a erradicar algunos de los peores vicios de la Iglesia. Me siento en la obligación de esperar a ver como acaban algunas de su buenas intenciones, pero La Iglesia siempre ha sido profundamente retrógrada.

    Santiago, lo de los años de servicio a España de La iglesia no sé a que te refieres. ¿Te refieres a la llamada cruzada franquista contra los rojos? La cifra total de víctimas mortales varía en torno a varios centenares de miles de personas, que perecieron en su mayoría en campos de concentración, con ejecuciones extrajudiciales o en prisión durante los primeros años del régimen según consta en infinidad de investigaciones históricas de indiscutible prestigio. Se habla muy poco del papel de La Iglesia en todo esto (siempre ocurre lo mismo), pero colaboraron muy activamente en todo el proceso. Fue una purga ideológica genocida en toda regla.

    Quedó por resolver el problema de qué hacer con los niños de aquellas personas que debían ser erradicadas. Lo llamaron ‘el gen rojo’. La forma de erradicar ese ‘gen rojo’ era apartar a los niños de sus familias para inocularles ‘la nueva España’ en preventorios -colonias infantiles- La propaganda afirmaba que habría aire puro, alimentación y descanso para los hijos de los militantes republicanos, pero esos niños de adultos denunciaron las torturas a las que fueron sometidos. Los hijos de madres soteras (hijos del pecado) y los de madres republicanas, eran sistemáticamente robados con la colaboración de las monjitas que trabajaban en los hospitales (nuevamente silenciado).

    El ideólogo del ‘gen rojo’ fue Antonio Vallejo-Nájera que procedió a la purificación de la raza española. Ello incluía el resurgimiento de la Santa Inquisición en contra de las personas que consideraba antipatrióticas, anticatólicas y antimilitares que corrompían la raza española. Afirmó que:

    La parte del problema racial de España era que había demasiados Sanchos Panzas (físico redondeado, ventrudo, sensual y arribista), y pocos Don Quijotes (casto, austero, sobrio e idealista), personajes imbuidos en un militarismo, identificando la cultura militar como la máxima expresión de raza superior.

    Toda la bibliografía de Vallejo-Nájera y sus investigaciones están encaminadas a demostrar que el marxismo es una enfermedad mental, que existe un gen rojo que hace enfermar a las personas y que lo mejor es que los rojos no tengan hijos o, si los tienen, se les separe de sus padres».

    ¿Te gusta tu cultura católica que por años ha servido a España dignamente y para bien?

    Más cercano a nuestros tiempos (1994) tenemos el genocidio de Ruanda intentó de exterminio de la población Tutsi. Más de 800.000 personas fueron asesinadas y casi cada una de las mujeres que sobrevivieron al genocidio fueron violadas.

    El Papa Juan Pablo II admitió oficialmente que decenas de sacerdotes, religiosos y monjas de las etnias rivales participaron activamente en las matanzas consumadas en Ruanda. «Todos los miembros de la Iglesia que pecaron durante el genocidio deben tener el coraje de hacerle frente a las consecuencias de los actos cometidos contra Dios y la humanidad», dijo en un tono marcadamente severo. Sin embargo y de forma bastante hipócrita, como si aquello se hubiera por sorpresa y en secreto, añadió que «la Iglesia como tal no puede ser responsabilizada por las faltas de sus miembros, que han actuado en contra de la ley evangélica por la que serán llamados a dar cuenta de sus acciones». Aquello se gestó públicamente, las emisoras de radio católicas fueron las reponsables de promover aquella barbaridad incitando al odio a la población (los medios de comunicación han silenciado las condenas de muchos de los sacerdotes condenados por la justicia por actos de genocidio).

    No hay peor ciego que el que no quiere ver.

  6. Ramón dijo:

    Antonio, el comunismo acarrea regímenes dictatoriales. Pero ya se que contigo no se puede razonar. Hasta que no te quites la venda de los ojos, que te impiden mirar en todas direcciones, no verás mas que lo que quieres ver.

    Saludos.

  7. Antonio Castro dijo:

    ¿Te he dado la sensación de defender el comunismo? Es una suposición muy graciosa.

    Me he referido al genocidio llevado a cabo en España con ayuda de la Iglesia contra los rojos.

    No soy comunista. Más bien soy anticomunista. La supuesta igualdad para todos es pura injusticia. Si creo en la igualdad de oportunidades, pero no todo el mundo merece obtener los mismos resultados. El talento y el esfuerzo nos diferencia a unos de otros.

    Es cierto que el comunismo en la práctica acarrea con demasiada frecuencia regímenes dictatoriales, pero ¿Es motivo eso para justificar un genocidio?

    No paras de prejuzgar y haces suposiciones equivocadas sobre mí. Empiezo a pensar que ni siquiera saber interpretar lo que lees ni de disguir lo que realmente toiene importancia de lo que no la tiene.

    La gente que como tú sostiene a ultranza las bondades de su religión, carece de argumentos para defender las barbaridades cometidas por La Iglesia en nombre de Dios, así que se inventan motivos surrealistas para atacar a los que no comparten sus absurdas creencias basadas en escritos humanos no solo tenidos por verdaderos sino incluso sagrados. Es decir, que no deben se cuestionados, no valla a ser que se descubra que son pura estupidez.

  8. Ramón dijo:

    Gracias por aclararlo, Antonio. Ni siquiera había leído lo que decía, Santiago, recién ahora me doy cuenta del error cometido y me arrepiento profundamente.

    Perdón mil.

  9. Carlos dijo:

    Las verdades reveladas corresponden a la fe, todo lo demás requiere prueba. Muchos prejuicios provienen de aplicar o querer aplica verdades de fe a situaciones que no son de fe. Si Dios permite alguna actitud (digamos, provisionalmente, la homosexualidad) es porque en cierta medida se ajusta a sus planes. No podemos meternos en la conciencia de cada uno, pero sí debemos mirar los actos. Amar al prójimo implica ser consistentes en la defensa de sus derechos. Desconocía que el Vaticano no suscribió tantos tratados internacionales. Lo que no desconozco es la otra cara de la moneda. Mencionás la acción de «purificación racial» del franquismo, pero no mencionás las matanzas masivas de la República de sacerdotes y cristianos. Condeno igualmete ambas acciones, pero una no quita la otra. Mencionás la inquisición, pero seguramente desconocés las cifras. El prejuicio indica que millones de personas fueron asesinadas por la Iglesia en la Inquisición, y no se discute que la Iglesia no participaba sino de los juicios, y que el 96 o 98% de esos juicios (comprobable mediante las actas de la propia Inquisición) fueron absueltos. La condena correspondía a las autoridades civiles, y sin duda hubo abusos conocidos, y no relativizo, una sola persona muerta por falta de caridad (y condenar por brujería es definitivamente falta de caridad) es demasiado. Como católico me arrepiento de muchas cosas que mi Iglesia ha hecho, pero sin intentar relativizar, es justo reconocer el bien que ha hecho. No es la Iglesia, ya ha sido demostrado, el «asesino serial de la historia». Uno dice «la Iglesia hizo tal…» y se acepta acríticamente. Eso también es prejuicio. Pero decir que la Iglesia nunca hizo ningún mal también es falso. Cuando la Iglesia tuvo poder temporal, hizo macanas, y vuelvo a lo que dije al principio: aplicar al mundo secular verdades que son de fe lleva al error. La Iglesia no debe aislarse del mundo, pero haría bien en dedicarse principalmente a las cuestiones de fe, que son su misión. Yo creo que Francisco hizo más que signos, ya abrió muchas puertas (entre ellas eliminar la cúpula del Banco Vaticano responsable de la corrupción, algo de lo que parece no te enteraste, eliminar los vínculos con la mafia italiana, y sentar claramente la posición de la Iglesia respecto de la homosexualidad, que siempre había sido ambigua). Me parece estimulante tu comentario, recién descubro tu blog, pero ya lo agrego a mi lector, me parece que voy a pasar buenos momentos leyéndote. Un saludo desde Argentina.

  10. Antonio Castro dijo:

    Disculpas los males de La Iglesia por el bien que ha hecho, pero para hacer el bien no hace falta hacer el mal.

    El papa Francisco no se ha pronunciado claramente sobre la homosexualidad ni sobre el preservativo, solo ha criticado la forma inquisitorial en que se han venido haciendo las cosas con Benedicto XVI que aún vive en la impunidad por su condición de papa emérito. El papa Francisco deja los asuntos desagradables en manos de Dios y esquiva las polémicas. Lo que le preocupa es hacer más atractiva a La Iglesia.

    No entiendo a la gente que valora positivamente algunas cosas que han cambiado con este papa y que se limitaron a disculpar toda clase de barbaridades cuando el que dirigía La Iglesia era Benedicto XVI. A eso lo llamo apoyo incondicional a La Iglesia.

    Los fanáticos solo se enteran de lo que les conviene cuando les conviene, y para que el mal triunfe basta conque la gente que se cree buena mire a otra parte escogiendo la parte de la realidad que les interesa.

    Carlos, dices «Mencionás la acción de “purificación racial” del franquismo, pero no mencionás las matanzas masivas de la República de sacerdotes y cristianos. Condeno igualmete ambas acciones, pero una no quita la otra».

    Olvidas que yo no solo no apoyo ninguna de esas acciones, sino que jamás me identifiqué con ninguno de esos bandos, ni tomé partido por ninguno de ellos, ni con sus ideas.

    Tú cada vez que das por cierto los dogmas indemostrables de la Fe calificándolas una y otra vez de verdades, estás tomando partido.

    Tu crees en un Dios todo poderoso pero muy descuidado con sus propios asuntos hasta el punto de permitir que se asocie su imagen con las peores barbaridades cometidas en su nombre. Yo no creo en un todo poderoso que dejó pasra todas las ocasiones en que pudo hacer algo bueno.

    No creo en un Dios en el cual la gente, totalmente cegada por la fe, le da gracias por salvar milagrosamente a unas pocas personas supervivientes de un desastre tan grande como innecesario, en el cual murieron muchísimas más personas que las que sobrevivieron. La gente que da gracias a Dios por cualquier cosa no me merecen el menor respeto. Son gente que disculpa lo crímenes del franquismo, y los del general Videla que tuvo al igual que Franco o Musolini unas excelentes relaciones con La Iglesia.

    No apartes tu mirada de estas fotos

    La Iglesia se ha apoyado en unos cuantos dictadores genocidas. ¿Casualidad?

  11. Ciudadano dijo:

    El nuevo Papa es un lobo disfrazado con piel de cordero. Elegido para lavar la cara al chiringuito y ponerle una buena capa de maquillaje almibarado que tape sus profundas y vergonzosas arrugas.

    Y de vez en cuando, se le ve el colmillo.

    Salud.

  12. Carlos dijo:

    Buenas tardes Antonio,

    Te he leído muchas veces, y comparto muchas cosas contigo. Sin embargo, cuando analizas un tema sobre el fanatismo religioso de algún tema en concreto, automáticamente, tiendes a generalizar con todas las religiones del mundo y con todos sus miembros. Que no paguen justos por pecadores.

    Saludos.

  13. Antonio Castro dijo:

    Carlos, creo que te falta información. Solo te han contado una mitad de la historia, el fanatismo religioso es algo que afecta en mayor o menor medida a todas las religiones, y La Iglesia Católica ha sido de las peores. http://www.freie-christen.com/riqueza_de_la_iglesia.html
    Y más recientemente http://porthos-athos.blogspot.com.es/2012/06/la-responsabilidad-de-la-iglesia.html
    Eso por no hablar de temas más conocidos como la ocultación de los crímenes de Pederastia cometidos en el seno de La Iglesia, etc.

  14. Carlos dijo:

    Tiene razón en cuanto a eso que mencionas, Antonio. Déjanos hacerte una pregunta: ¿ el fanatismo afecta a la gente o al medio donde estas personas se mueven ? No te parece que el fanatismo en general es muy malo y un veneno, no exclusivamente a nivel religioso?

    Saludos.

  15. Roberto dijo:

    Señor Antonio, permítame hacerle una pregunta si no le resulta incómoda: por qué tanta beligerancia a la religión? Usted vive en un país con cultura cristiana y la religión católica en España te permite la libertad y la opinión. Cosa que no puedes decir lo mismo de otros países con otra religión. Hasta Irlanda del Norte se ha modernizado.

    Saludos.

  16. Antonio Castro dijo:

    ¿De verdad crees que los ateos beligerantes somos el problema? Mi beligerancia se limita a dar cumplida respuesta a los ignorantes que tienen a La Iglesia por santa de toda santidad. Hace 20 años simplemente me habrías ignorado. La cosa ha cambiado mucho.

    Terry Jones, director y protagonista de ‘La vida de Brian’ asegura que hacer una sátira como aquella ahora sería demasiado peligroso debido al resurgir de las creencias religiosas. También admite que no rodaría una sátira sobre el Islam después de lo que le ocurrió a Salman Rushdie.

    La razón de todo ello y de que te sientas incómodo es muy clara.

    No es lo mismo criticar a una institución tenida mayoritariamente por santa, que a una tenida por homófoba, financieramente corrupta y por encubridora de pederastas. La Iglesia pierde imagen por sus propios pecados, pero no pierde poder financiero y político, y lo usa fanatizando a sus creyentes para defender una imagen que se aparta de la imagen inmaculada de hace pocas décadas.

    El fanatismo religioso es algo que afecta en mayor o menor medida a todas las religiones, y La Iglesia Católica ha sido de las peores. http://www.freie-christen.com/riqueza_de_la_iglesia.html
    Y más recientemente http://porthos-athos.blogspot.com.es/2012/06/la-responsabilidad-de-la-iglesia.html

    Yo reservo mi amor para la verdad, sea cual sea, solo me valen los hechos, y eso no es demasiado compatible con el amor a un Dios cristiano que permite que en su nombre se hagan las mayores atrocidades. Basta ya de cuentos infantiles de ángeles y demonios.

  17. Roberto dijo:

    Pero no puedes negar que, hoy, gracias a la Cultura Cristiana gozamos de la libertad religiosa, la libertad de expresión y de opinión, Antonio.

    Saludos.

  18. Antonio Castro dijo:

    Tu afirmación además de falsa es ridícula. Para decir algo así hay que ser muy ignorante.

    Para tu información, La Iglesia no ha firmado la «Declaración Universal de Derechos Humanos». No la ha firmado porque contiene una serie de premisas que chocan frontalmente contra los postulados ideológicos más retrógrados y liberticida de La Iglesia. En especial con los que tienen cierta relación con la sexualidad, pero no solo con estos. Además, firmarla significaría renunciar al Derecho Natural, del que la Iglesia se considera guardián absoluto, más allá de cualquier ley humana.

    Hoy a pesar de la Cultura Cristiana, profundamente liberticida y retrógrada, gozamos de unos derechos humanos autoconcedidos por vivir en democracia.

    ¿Crees que no tengo otra cosa mejor que hacer que educar a un ignorante vocacional como tú?

  19. Roberto dijo:

    Hola Antonio,

    Quizás no he sabido expresarme bien. No quería otorgar la democracia gracias a la Iglesia ni mucho menos. Pero uno de los enlaces que adjuntas da miedo. Me parece poco/nada respetuoso por tu parte, el dibujo de una Iglesia que debe arder. Ello incita a la quema de Iglesias y animadversión a todo lo cristiano. Me sorprende que compartas esa imagen, es muy poco respetuoso por tu parte. Me recuerda a la quema de iglesias de 1936. Miedo me da.

    Un saludo.

  20. Antonio Castro dijo:

    Te da miedo lo que ocurrió en 1936 (unos pocos edificios ardiendo) pero no te da miedo lo que viene ocurriendo en 20 siglos de dominación cristiana (genocidios sistemáticos por cosas que se catalogaron como blasfemias o delitos de heregía).

    Lo de animadversión a todo lo cristiano es una gilipollez. Aquí en España los cristianos son mayoría, se manifiestan sin problemas cuando quieren, la mayoría de las fiestas son cristianas. Las fiestas paganas son una excepción. Los cristianos tienen apoyo del estado a todos los niveles y los que parece que han de morderse la lengua para no ofender a esa mayoría prepotente, son todos los demás. Limitaros a las donaciones voluntarias de los que comparten vuestras ideas en lugar de recaudar de aquellos que no comparten vuestras ideas. En lugar de sentir miedo dejad de dar por saco a todos los que no piensan como vosotros. Decir que tenéis miedo es pura hipocresía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *