El 11M se pone al rojo vivo.

Gómez Bermúdez

Gómez Bermúdez debería dar explicaciones.

Inmaculada Castilla de Cortázar, fue testigo de una confesión tremenda del Juez Gómez Bermúdez. Personalmente tenía la sospecha de que el juez Gómez Bermúdez no sólo había ocultado el video de la pericial, sino que había quedado tan descolocado por el abismo de la verdad al que se había asomado cuando juzgó el 11M, que decidió protegernos a todos de la espantosa verdad sea la que sea.

Es de agradecer que poco a poco los cobardes que llevan años sin atreverse a denunciar lo que sabían, empiecen a soltar la lengua. Deberían haberlo hecho mucho antes.

No suelo incluir en mis artículos, los artículos completos publicados en otros sitios, pero este artículo en particular es muy pequeño, imposible de resumir, y de un interés enorme. Lo reproduzco integro y lo enlazo a la fuente original.

Gómez Bermúdez, sobre el 11-M: “Hay cosas tan graves que es mejor que no se sepan”

Hispanidad, martes, 13 de diciembre de 2011
El juez del 11-M da pábulo a las sospechas sobre la transparencia del juicio

Durante la presentación del libro ‘La ruta del odio’ de Fernando Vaquero, un libro sobre el terrorismo, la presidenta del Foro de Ermua, Inmaculada Castilla de Cortázar, relató una anécdota sobre el juez Gómez Bermúdez. En una ocasión, tras la sentencia del juicio del 11-M, le preguntó al juez por el autor intelectual de los atentados. El juez le contestó que no era el momento adecuado para contar todo. Que “…hay cosas tan complejas, tan graves, que es mejor que no se sepan todavía, que se sepan más adelante”.
Dicha anécdota puede verse y oírse en estos vídeos (A partir del minuto 11:20 del primero de ellos).


Como muy bien le contestó Inmaculada Castilla de Cortázar, “no sabía que los jueces tuvierais competencias para saber cuándo es el momento oportuno para hacer justicia”.

Y así están las cosas en este país.

Queremos saber la verdad del 11-M.

Andrés Velázquez
andres@hispanidad.com

El atentado del 11M fue el peor atentado sufrido jamás en Europa, pero la indinidad y la podredumpre del 11M, exhala unos hedores de traición hacia todos los españoles, que no han podido ser evitados con los mantos de silencio.

Demasiada gente giró la cabeza y prefirió protegernos de la dolorosa verdad. Quiénes se creen que son para tratar a todo un pueblo como si fuéramos bebes de teta incapaces de digerir la verdad.

Aquí los únicos cobardes que no han podido digerir la verdad del 11M (sea cual sea), han sido los que se toparon con ella y decidieron ocultarla. Demasiado cobarde con cargo público (de paisano, con toga, o con uniforme) temió por su fuente de ingresos, y entre todos nos vendieron un bonito cuento para que no tuviéramos pesadillas. Pero lo cierto, es que sólo pensaron en ellos mismos, temieron por su futuro, porque para las víctimas sedientas de verdad, que recibieron la promesa del juez Bermúdez de ver a los culpables “caminito de Jerez”, esas ocultaciones, no han sido precisamente un bálsamo, sino todo lo contrario, una tortura insufrible, mucho más dolorosa que cualquier verdad por dura que sea.

Reacciones:

  • Rosa Diez ha pedido la reapertura del juicio.
  • Aina Díaz, miembro del Consejo Político Federal de Izquierda Unida ha manifestado su disposición a colaborar con los abogados de Zougham, dada su condición de jurista.
  • El Sindicato Unificado de Policía, ha pedido volver a evaluar las pruebas y repetir el juicio.
  • José María Benito portavoz del SUP, pide que se continúe investigando el 11-M “caiga quien caiga”.

 

Share

Esta entrada fue publicada en Justicia, Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *