¿Ha de tener impunidad el papa?

Para que el mal triunfe basta con que los hombres buenos no hagan nada.

Para que el mal triunfe, basta con que los hombres buenos no hagan nada.

Iniciativa de Richard Dawkins, y Christopher Hitchens:

Ambos han pedido a  abogados defensores de derechos humanos instruir una causa contra el Papa Benedicto XVI sobre su presunto encubrimiento de abusos sexuales en el seno La Iglesia Católica, y para que el papa pueda ser arrestado durante su visita de Estado a Gran Bretaña «por crímenes contra la humanidad». Usarían el mismo principio jurídico utilizado para la detención de Augusto Pinochet, cuando visitó El Reino Unido en 1998.

Un acto valiente:

Supongo que tal iniciativa levantará una oleada de odio contra Richard Dawkins y contra Christofer Hitchens, y dudo que la  abundancia de pruebas incriminatorias sirvan ni remotamente para que la justicia actue.

Hay precedentes de fuertes sospechas de delitos incluso peores relativos a los papas, pero sentar a un pontífice en el banquillo atenta contra la creencia de que un papa es un ser superior, tocado por la mano de un Dios todo poderoso.

La sexta parte de la humanidad reaccionará muy airada en defensa de su papa contra Richard Dawkins que tiene todo mi apoyo, que no servirá de mucho, los ateos beligerantes estamos en franca desventaja numérica, nuestro principal aliado es la razón y el incondicional amor a la verdad ratificada por los hechos sean los que sean.

Defensa fanática de un criminal por razones de fe:

En el pasado algunas mentiras fueron universalmente aceptadas por simple ignorancia y años después el conocimiento cada cosa en su sitio. La gente debería quitarse la venda de los ojos y preguntarse ¿por qué razón el señor Ratzinger protegió a los pederastas que actuaron en el seno de La Iglesia?

Creyentes y ateos nos acusamos mutuamente de insensibilidad.

Yo no creo que existan dos tipos de crueldades una para los seres humanos y otro tipo de crueldad aplicable a otro tipo de criaturas. Mis sensaciones de náusea ante la crueldad de ver a un gatito pequeño totalmente aplastado por una gran piedra lanzada por unos cafres que no encontraron otra forma de divertirse,  o toda una camada de cachorros despedazada a hachazos como parte de una fiesta, es algo que no podré entender jamás.

Hablamos del denostado relativismo que choca frontalmente con el absolutismo de lo sagrado. Los valores sagrados son ideales para la manipulación.

Para mí la principal cualidad a tener en cuenta con un criminal del tipo que sea es su incapacidad de empatizar con el sufrimiento de sus víctimas sean del tipo que sean. Por esa razón y no por otra tengo clara la condición criminal de Ratzinger ahora Benedicto XVI.

Su pretendida dureza es simplemente impiedad para los que se interponen en lo que el interprete como voluntad de Dios. Dios lo quiere, es la frase de los inquisidores y de los cruzados.

Sensibilidad es empatizar con el que sufre, un zigoto no tiene sistema nervioso, carece de posibilidad de sufrimiento. Esa capacidad se adquiere gradualmente y con bastante rapidez en el seno del vientre materno, pero también hay que ser capaces de empatizar con el sufrimiento de una niña de 12 años violada, y eso es mucho pedir para una persona incapaz de empatizar con el sufrimiento de las víctimas de pederastia en el seno de la Iglesia o con el sufrimiento por persecución en algunos países de los homosexuales, o con la población africana expuesta a la infección por sida.

El aborto como piedra de toque para evaluar sensibilidades:

Los antiabortistas hacen bien en publicar las fotos de fetos triturados. Tienen media batalla ganada con esas imágenes crueles.

Los abortistas hacen bien en resaltar el injusto sufrimiento de jóvencitas víctimas de violación. Tienen la otra mitad de la batalla ganada.

En efecto, hemos vuelto al relativismo.

Lo sagrado en un tema tan delicado como el del aborto no hace más que estorbar. Evitemos el máximo de sufrimiento y punto. Lo siento por el cigoto porque al no tener sistema nervioso y ser incapaz de sufrir, temo que lo relegue a la categoría de  sacrificable siempre que exista la posibilidad de evitar un sufrimiento mayor, porque pese a todo sería deseable que el cigoto tuviera igualmente una oportunidad de vivir y convertirse en ser humano. Un cigoto tiene de ser humano lo que un huevo fecundado pueda tener de gallina. En potencia son un nuevo ser perfectamente definido desde ese inicio.

El aborto no debe ser usado como mero sistema anticonceptivo, y el derecho a la vida de un no nato, debe ser considerado como algo meramente deseable, pero nunca sagrado, porque eso podría provocar mucho mayor sufrimiento y mucha más  injusticia.

El precio de la inacción y de la defensa fanática:

A Juan Pablo I lo mataron porque suponía una amenaza contra el poder financiero del Vaticano basado en negocios mafiosos. Todos los indicios apuntan a que fue envenenado por altos jerarcas de la Iglesia Católica en complicidad con mafiosos vinculados con el Banco Ambrosiano y las hermandades secretas masónicas.

Los católicos no hicieron nada pese a las circunstancias fuertemente sospechosas y las actuaciones irregulares en El Vaticano que siguieron a su extraña muerte.

Los católicos dejaron que los individuos más podridos de La Iglesia se hicieran con el poder y ahora con Benedicto XVI recogen lo que sembraron con su pasividad. Los católicos tienen exactamente lo que merecen por ser indulgentes con los criminales que les gobiernan desde una institución donde no existe ni el control democrático a nivel de sus fieles por ser estos excesivamente serviles, ni a nivel estructural por funcionar de modo perfectamente jerarquizado.

La Santa Sede viene actuando con total impunidad desde siempre, y todos incluidos los católicos coherentes con su fe, deberían agradecer a Richard Dawkins su iniciativa. Solo los católicos fanáticos (la inmensa mayoría de ellos puede que  lo sean aunque no sean conscientes de ello) reaccionarán de forma agresiva y desproporcionada ante tal idea.

Una obviedad; Su Santidad el papa es humano:

Para los excesivamente preocupados con el tema de la imputación de delitos al papa, les digo que no se preocupen tanto.

La realidad es que su Santidad no se desplaza flotando a dos centímetros del suelo ni le envuelve un halo luminoso, ni habla con un Dios todo poderoso todas las mañanas. Es un ser humano normal aunque de muy dudosa catadura moral, y cómo todo hijo de vecino debe de responder ante la justicia.

Nadie está inventando calumnias difamatorias contra el papa porque no hace falta, y las pruebas que están saliendo a la luz, implican de extrema gravedad no solo a un señor que ahora resulta ser papa, sino a una política vaticana de ocultación de los crímenes que afean a La Santa Sede.

Para colmo estas cosas las hace una institución que ya pidió perdón en numerosas ocasiones a lo largo de su historia por barbaridades cometidas desde La Iglesia (errores humanos según ellos).

¿Son dignos de indulgencia los errores de La Iglesia?

Para pedir perdón se presentan como humanos, y para apechugar con las responsabilidades, o reparar sus faltas se presentan como impunibles. Los católicos consienten tales hipocresías constantemente de modo servil, así que no es de extrañar que les gobiernen malamente una gentuza retrógrada de la peor calaña.

Pasar página es olvidar que detrás de esa página vendrán otras posiblemente tan malas como las anteriores y ya van unas cuantas. A un criminal tan poderoso como Benedicto XVI no se le puede perdonar, porque cualquier día hará o dirá una barbaridad que costará mucho sufrimiento y muchas vidas humanas.

¡Upss!, perdón se me olvidaba que eso ya ha ocurrido varias veces. Lo de criticar el uso de preservativos en África, o lo de calificar a los homosexuales como desviaciones que ofenden a Dios, etc.

¿Es posible la coherencia cristiana?

La coherencia cristiana debería conducir al agnosticismo porque es imposible tal coherencia me parece difícilmente alcanzable  alcanzable dada la supuesta conexión divina con La Iglesia. ¿Esa conexión divina se traduce en estas barbaridades?

Los católicos si de verdad creen en Dios al margen de las basuras Vaticanas, deberían hacer limpieza ante la sorprendente inacción de su poderoso Dios y dejar de dar pábulo a los presuntos reglones torcidos de Dios. Un extraño Dios que consiente en su santa casa demasiado despropósito y demasiado crimen en su propio nombre.

Sostengo que creer en Dios de una forma coherente resulta muy complicado para un católico, por los malos ejemplos de sus administradores de la fe y la supuesta conexión de Dios con su Iglesia.

¿Qué pasaría si todo el asunto explota y el papa fuera primero imputado y luego condenado?

Puede que sugieran reacciones fanáticas pero no hay nada que pueda afectar a una buena persona para que deje de serlo. Ser bueno para tener derecho a una recompensa, no deja de ser una forma sutil de egoísmo. El premio es innecesario por incómodo. Hay que morirse antes, y para hacer el bien no se necesita premio alguno.

Las personas que se tienen por buenas deberían confiar en sí mismas y no deberían temer nada. Cuando una persona es educada en el amor por sus padres, podrá conserva esos principios el resto de su vida aunque sus padres dejen de existir. La ficticia necesidad de un padre espiritual ha de ser considerada en el mejor de los casos,  como una muleta para los que no saben andar sin ellas, y en el peor de los casos como una perversa estrategia de mentiras y manipulaciones por motivos de avaricia de poder.  Si no necesitas muletas no aceptes muleta alguna para ser una buena persona.

La religión ofrece muletas innecesarias basadas en mentiras confortables, tranquilizadoras e infantiles, además convierte a los hombres en criaturas inmaduras con una dependencia moral dictada por una institución que no solo es humana sino corrupta. Ningún adulto equilibrado y maduro necesita a un papa y menos a este papa.

Share

Esta entrada fue publicada en Ateismo, Todos los artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a ¿Ha de tener impunidad el papa?

  1. Isaak dijo:

    Magnífico artículo, claro y convincente, si no tienes bichos retorciéndose en el cerebro, por supuesto.

    Un saludo cordial.

  2. admin dijo:

    Gracias Isaak, un saludo.

  3. Markos dijo:

    Un artículo estupendo, plagado de razonamientos inteligentes.
    Personalmente no creo en que ninguna persona sea superior a otra y mucho menos impune, ni por cargo, ni por problemas religiosos. De modo que me parece estupendo que se juzgue al Papa, a la reina de Inglaterra o a Bush.
    Todos somos responsables de nuestros actos.
    Salu2

  4. admin dijo:

    Gracias Markos, sabemos que muchos darán vacaciones a sus neuronas para poder seguir defendiendo lo indefendible.

    Un cordial saludo.

  5. admin dijo:

    José Enrique, gracias por las referencias.

    En mi humilde opinión la buena gente de La Iglesia está instalada en la obediencia ciega (o casi ciega) de la mala gente que los gobierna.

    Lo que quiero decir es que no se contempla la posibilidad de crítica de los fieles a su máxima autoridad. La sexta parte de la humanidad es católica, y un creyente que cuestiona a su papa es considerado un mal creyente.

    No solo creo que este papa es mala persona, sino que creo que a Juan Pablo I lo mataron por ser buena persona y por tener una absoluta fe en que hacer lo correcto no podría nunca perjudicar a La Iglesia (estaba dispuesto a hacer limpieza en la banca vaticana).

    Es justo al revés de lo que hizo este papa que carece de esa fe en la divina providencia y que dio amparo a criminales para proteger el buen nombre de La Iglesia.

  6. admin dijo:

    Bueno busca donde atacar a Dawkins porque no es un ateo beligerante. Hay muchos tipos de ateos, pero dice algo que no es verdad.

    Por ejemplo, recuerda que “en 2006 Dawkins criticó la ‘histeria sobre la paidofilia’ y afirmó que, aunque él había sido víctima de abuso sexual en un internado, estaría dispuesto a defender a sus abusivos profesores si ‘al cabo de cincuenta años fueran acosados por vigilantes o abogados como si fueran asesinos de niños’. Sin embargo, ahora pone a los sacerdotes abusadores a la par que los genocidas”.

    Creo que se trata de juzgarle por una política de encubrimiento de graves delitos de pedofilia. No se trata de proponer un linchamiento por un genocidio inexistente sino de que se haga justicia y se le trate como a cualquier ser humano.

    Le juzguen o no esta es una batalla perdida para La Iglesia. Hay demasiada evidencia y ni siquiera lo ha negado. Es simplemente una barbaridad vergonzosa. Da igual lo que diga un ateo sobre Dawkins eso no cambia los hechos.

    Puede ser muy doloroso para los creyentes que tendrán que digerir todo esto de alguna forma, y comprendo que no es fácil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *